Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

18F: comienza el baile en Galicia

El gran enemigo del cambio en Galicia será la abstención; solo habrá vuelco en un escenario de alta participación


Comienza la campaña de las elecciones gallegas, como primera meta volante del ciclo electoral, que seguirá con las elecciones vascas y europeas, y quien sabe si con unas generales en 2025. Casi todas las fuerzas políticas se juegan algo en estas elecciones, aunque algunas más que otras.

El Partido Popular de Galicia es el rival a batir; Galicia es la Baviera del PP, su gran feudo histórico del que han salido tres líderes del PP estatal, Fraga, Rajoy y Feijóo. Una derrota de los populares en Galicia dejaría tocado de muerte a Feijóo, que ya siente el aliento de Ayuso en su cogote. Rueda juega al perfil bajo y los medios nos lo presentan como “moderado”, aunque teniendo en cuenta que sus antecesores populares en la Xunta fueron un amigo de narcotraficantes, un ministro de Franco y un excombatiente de la aviación nazi, al lado de esto cualquier cosa parece potable.

El PSOE se presenta a su primer examen en las urnas después de su apoyo a la amnistía. Un resultado malo puede dejar también tocado a Sánchez, Besteiro es un candidato gris cuyo único activo es el haber sido víctima de un lawfare.

El BNG sale envalentonado por las encuestas y parece que el viento sopla a su favor. Después de haber decepcionado en su papel jugado como socio minoritario del bipartito progresista que gobernó Galicia de 2005 a 2009, sufriendo un gran declive electoral y una escisión, se ha ido fortaleciendo desde la oposición. Está por ver si es capaz de captar el voto de los que no son nacionalistas, que es su gran asignatura pendiente.

Sumar aterriza en Galicia en catapulta desde Moncloa. Sin militantes en el país, sin ningún mecanismo democrático y con una candidata designada desde la Corte por equilibrios que no tienen nada que ver con Galicia. Un resultado muy malo puede dañar a Yolanda Díaz, que por ahora ha probado a hacerle guiños a Amancio Ortega para ver si se reproduce en Galicia el buen trato mediático que reciben en Madrid.

Vox es un actor irrelevante en Galicia. Su nacionalismo español excluyente y su ataque a la lengua y cultura gallegas, con insultos a Castelao incluidos, no gusta ni siquiera a los gallegos de derechas. Un resultado muy malo no sería ninguna sorpresa, aunque seguramente sea aprovechado por la prensa de Madrid para darles la puntilla, en su intento de reunificación de la derecha en torno al PP como único camino para regresar a la Moncloa.

Podemos parte en estas elecciones con aparentemente todo en contra. Ignorado por los medios, que han llegado a decir que no se presenta, y con unas encuestas performativas diseñadas para desanimar a sus potenciales votantes. El partido morado se presenta por primera vez con su propia marca en Galicia, fruto de la decisión de sus inscritos. A veces quien no tiene nada que perder y lo tiene todo en contra puede dar la sorpresa, como en el combate cinematográfico de Rocky Balboa contra Apollo Creed. Pero aquí quienes más se juegan son las gallegas y los gallegos. Se juegan unos servicios públicos de calidad, el poder acceder a una vivienda, acceder a un empleo digno acorde a su formación, un desarrollo sostenible de sus recursos naturales, una atención adecuada a sus mayores, un futuro para sus jóvenes. El gran enemigo del cambio en Galicia será la abstención, solo habrá vuelco en un escenario de alta participación.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Estados Unidos avala una matanza en Rafah

    EEUU parece haber dado su OK a una matanza en el superpoblado enclave de Rafah a cambio de que Netanyahu no responda a un ataque de Irán que no mató a nadie y que fue la respuesta a un atentado ordenado por el propio Netanyahu que asesinó a siete iraníes (o eso parecía hasta ayer)