Abascal viaja a Israel para apoyar el genocidio de Netanyahu y buscar el foco mediático

El gobierno israelí ha acogido en su país a la delegación de Vox, que ha mostrado su total adhesión al genocidio en la Franja de Gaza en busca de atención internacional


Santiago Abascal busca posicionarse en la actualidad nacional e internacional tras la pérdida de peso político de su formación, Vox, presentándose como un apoyo férreo a Israel en la política española. Para ello, Abascal ha emprendido una visita a Israel junto a una delegación en la que se encontraban presentes el vicepresidente del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, Hermann Tertsch, y el director de la Fundación Disenso, Jorge Martín Frías. Allí han sido recibidos por el gobierno de Netanyahu, y se han reunido con el ministro israelí de los Asuntos de la Diáspora y Lucha contra el Antisemitismo, Amichai Chikli, y con el ministro de Agricultura, miembro del gabinete de Guerra de Israel y exjefe del Shin-Bet, -los Servicios de Seguridad estatales- Avi Dichter

Abascal y los suyos han reiterado su total apoyo a Netanyahu en lo que definen como  la “lucha contra el terrorismo” —que suma ya más de quince mil muertos civiles en Gaz—   y han aprovechado para cargar contra Sánchez, quien fuera también recibido recientemente, hace apenas dos semanas, por las autoridades israelíes en el que fue su primer viaje internacional tras la investidura. En el comunicado emitido por Vox, Abascal ha manifestado «la vergüenza que la mayoría de españoles ha sentido ante las declaraciones de Pedro Sánchez y los aplausos que este ha recibido del grupo terrorista Hamás».

Abascal y los suyos también han difundido imágenes paseando por unos escombros caracterizados con chaleco antibalas y acompañados del mediático capitán Roni Kaplan, uno de los principales propagandistas del ejército isarelí en los medios de habla hispana y habitual en programas de Cuatro como Horizonte o Todo es Mentira.

Según el partido de ultraderecha, el gobierno israelí ha acogido con satisfacción la visita y el ministro de la Diáspora y Lucha contra el Antisemitismo se ha mostrado «muy agradecido por la visita de solidaridad de Vox con Israel», apuntando que su país es el «dique de contención frente al islam radical». 

El partido de Abascal, que saca pecho de haber estrechado relaciones con Likud, el partido de Benjamin Netanyahu, parece regresar a España con los deberes hechos y marcando posición como referente de la derecha pro-sionista, pero en esta carrera política también tiene una dura competencia, especialmente, en Madrid. Isabel Díaz Ayuso o José Luis Martínez Almeida, desde el Partido Popular, comparten con Vox su férrea defensa pública de Israel, país al que han colmado de muestras de solidaridad y apoyo en las últimas semanas desde la capital.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Hacerle crecer los enanos a Pedro Sánchez

    Intentar producir —mediante un contumaz bombardeo mediático— el levantamiento de los liderazgos territoriales y de sus cuadros medios contra el líder estatal es una operación que nos resulta enormemente familiar