Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Carlos Luján / Europa Press

Albares pone sobre la mesa las sanciones a colonos como ya hicieran Estados Unidos, Francia o Reino Unido

España sancionará con la prohibición del acceso al país a varios colonos acusados de actos de violencia en Cisjordania, una medida que también lleva varios meses aplicándose por otros socios occidentales de Israel


Tras la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea celebrada este lunes en Bruselas, el Ministro español de Exteriores, José Manuel Alvares, ha anunciado que España ya trabaja en sanciones nacionales contra «decenas» de colonos radicales por los episodios de violencia que están produciéndose en Cisjordania. Al parecer, el bloqueo persistente de Hungría, y antes también el de República Checa -ambos firmes aliados de Israel- impiden la unanimidad necesaria para avanzar en bloque en la aplicación de esta medida en la UE, con lo que nuestro país, como han hecho otros vecinos, pretende aplicarlas de forma individual.

«Nos hubiera gustado que hubieran sido a nivel de la UE pero necesitábamos unanimidad. Hemos querido sumar al máximo numero de países, hemos sido 26 y por uno no ha sido posible», afirmaba Albares en la rueda de prensa.

No obstante, y pese al empeño del gobierno español y sus socios de presentarse como la «vanguardia» en la defensa de los Derechos Humanos de Palestina en Europa, lo cierto es que estas medidas ya han sido adoptadas antes por otros estados europeos y por los Estados Unidos, sin que ello variase sus políticas de apoyo a Israel en el genocidio en Gaza o las medidas desplegadas en sus propios territorios para perseguir el activismo propalestino. Tal es el caso de Francia, que impuso hace una semana sanciones a 28 colonos israelíes en el territorio ocupado de Cisjordania, acusándolos de cometer actos de violencia contra palestinos, prohibiéndoles la entrada al país o a cualquiera de sus territorios a e instando al gobierno de Israel a emprender acciones legales contra ellos. Sin embargo, el mismo estado, Francia, no ha dudado en reprimir violentamente las manifestaciones propalestinas tras amenazar con prohibirlas el pasado octubre, al inicio del genocidio.

No obstante, y pese al empeño del gobierno español y sus socios de presentarse como la «vanguardia» en la defensa de los Derechos Humanos de Palestina en Europa, lo cierto es que estas medidas ya han sido adoptadas antes por otros estados europeos y por los Estados Unidos, sin que ello variase sus políticas de apoyo a Israel en el genocidio en Gaza

Estados Unidos, el gran apoyo internacional de Israel, fue de hecho el primer país en aplicar este tipo de medidas: El 1 de febrero, Washington impuso sanciones financieras a cuatro hombres que dijo estaban conectados con «la escalada de la violencia contra civiles en Cisjordania», dado el aumento de incursiones violentas en esta parte de los territorios palestinos donde la violencia de los colonos israelíes, fuertemente armados cuenta con la complicidad de las redes militares del país, es una constante desde mucho antes del 7 de octubre. Esta misma semana, previsiblemente, Estados Unidos vetará una resolución de Argelia que pide un alto el fuego en Gaza en las Naciones Unidas para proponer otra alternativa, de carácter temporal y condicionada a la liberación de los rehenes retenidos por Hamás.

También Reino Unido, otro de los grandes socios de Israel en Europa, impuso desde el pasado 12 de febrero sanciones similares que implican restricciones financieras y de viaje a cuatro colonos israelíes, en lo que dijo era un «intento de abordar la continua violencia de los colonos que amenaza la estabilidad en Cisjordania». Y podrán ser más los países que se sumen a la iniciativa, sin apenas coste diplomático para ninguno de ellos hasta la fecha. Canadá, como España, también ha anunciado que tomará dichas medidas contra estos individuos, como ya hicieran Bégica o se planten Países Bajos o Lituania.

En el caso Español, según ha afirmado Albares, Exteriores ya prepara una lista preliminar con decenas de nombres y ha sacado pecho de la iniciativa, que toma a rebufo de otros estados occidentales: «Vamos a hacer individualmente lo que nos gustaría que se hubiera hecho a nivel de la UE», ha dicho. Según ha informado Europa Press, la sanción consistirá en prohibición de entrada al país y es prerrogativa del Gobierno.

Al margen de visibilizar la división y el problema de la unanimidad en según que escenarios de decisión de Bruselas, la cuestión de las sanciones sobre individuos concretos en Cisjordania, -siendo Gaza el territorio en el que se concentra la mayor emergencia humanitaria- plantea un debate de fondo sobre hasta qué punto estas medidas son efectivas para frenar el genocidio en Israel ya que son, hasta ahora, la única respuesta que desde la Unión Europea se esté dando al genocidio en Israel cuando se trata de pasar a los hechos desde las palabras.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Parar el genocidio, evitar la guerra

    Si hoy asistimos a una preocupante escalada bélica en Oriente Medio es porque Israel se ha embarcado en uno de los más pavorosos genocidios de las últimas décadas, pero también porque EEUU y la UE no han hecho nada para evitarlo