Diario Red
Menu
Menu
Diario Red
Aznar apoya el genocidio en Gaza

José María Aznar, conversación con Bieito Rubido, Ramón Pérez-Maura y Luis Ventoso — El Debate / YouTube

Aznar apoya abiertamente el genocidio en Gaza

“Israel tiene que terminar esta operación y la tiene que terminar bien para los intereses de todo el mundo occidental”, dice en ‘El Debate’ el presidente de FAES


José María Aznar ha apoyado abiertamente el genocidio que Israel está cometiendo en la Franja de Gaza, al que se ha referido como “operación” y del que ha dicho que “tiene que terminar bien para los intereses de todo el mundo occidental”.

“Israel tiene que terminar esa operación y la tiene que terminar bien para los intereses de todo el mundo occidental, para los intereses de todo el mundo libre y para los intereses también de España”, ha dicho el presidente de FAES, y expresidente del PP y del Gobierno de España, en una entrevista con el digital ‘El Debate’, propiedad de la Asociación Católica de Propagandistas.

“Israel tiene que acabar su acción; imagínese que Israel no termina eso y que eso se queda enquistado”, ha añadido Aznar, que ha sido entrevistado esta semana por el director de ‘El Debate’, Bieito Rubido; su director adjunto, Luis Ventoso, y su director de Opinión, Ramón Pérez-Maura.

Sobre el número de muertos en el genocidio en la Franja, el presidente de FAES ha dicho que “hay 30.000 víctimas en Gaza si aceptamos los números de Hamás” pero ha añadido que “habrá quien no los acepta”, y en cualquier caso ha relativizado ese número esgrimiendo cifras de Siria e incluso de Venezuela.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Estados Unidos avala una matanza en Rafah

    EEUU parece haber dado su OK a una matanza en el superpoblado enclave de Rafah a cambio de que Netanyahu no responda a un ataque de Irán que no mató a nadie y que fue la respuesta a un atentado ordenado por el propio Netanyahu que asesinó a siete iraníes (o eso parecía hasta ayer)