Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Canal Red en Palestina: “La gente está agotada y está perdiendo la esperanza en la humanidad”

A las 7 de la mañana ha comenzado la «pausa humanitaria «acordada entre Israel y Hamás mientras crece el llamado para el cese al fuego indefinido para detener el genocidio en Gaza


24 de noviembre. Día 49.

Ayer Qatar anunció que el alto el fuego entre Israel y Hamás entraría en vigor esta mañana a las 7 hora local. Se informó que la liberación de rehenes en manos de Hamás comenzaría a las 16 horas, empezando por 13 rehenes, mujeres y niños israelíes.

Tras el tira y afloja entre Israel y Hamás, finalmente la “pausa humanitaria” ha empezado y se prolongará al menos durante los próximos cuatro días.

Ambas partes en conflicto atribuyen el retraso a sus oponentes. Fuentes del ejército israelí indicaron que los obstáculos en la ejecución del acuerdo estaban vinculados a la relación entre los mediadores cataríes y los líderes de Hamás. Según Israel, Hamás no había completado la transferencia de la lista de rehenes para hacer efectivo el intercambio.

Por su parte, Hamás renovó los llamamientos para la apertura del cruce fronterizo de Rafah “las 24 horas del día”, antes de la tregua de cuatro días, y pidió que se distribuyan suministros médicos y ayuda, muy necesarios para “todos los hospitales” de Gaza.

Según ha informado el medio Al Araby Al-Jadeed, con sede en Londres y citando fuentes egipcias, se afirmaba que Hamás se negó a permitir que representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja visitaran los lugares donde se encuentran los rehenes. En cambio, Hamás se habría comprometido a proporcionar actualizaciones al CICR sobre la condición de los rehenes.

El miércoles, horas antes del fallido acuerdo inicial, Benjamín Netanyahu afirmaba que Israel había negociado la inclusión de una cláusula en el acuerdo de rehenes para permitir la visita del CICR a todos los rehenes restantes en Gaza. Sin embargo, la Cruz Roja negó esta afirmación, indicando en un comunicado que no había sido informada sobre ningún plan de este tipo.

La tregua está programada para cuatro días durante los cuales se espera la liberación de un total de 50 rehenes israelíes en cuatro grupos sucesivos, así como 150 prisioneros palestinos, incluyendo niños y mujeres. Durante estos días, está previsto que un numero indeterminado de camiones de ayuda humanitaria entrarán en Gaza. El ejército israelí suspenderá sus operaciones en el sur de Gaza y limitará sus actividades en el norte. Hamás utilizará la pausa en los combates para localizar a otros rehenes, presumiblemente en manos de la Yihad Islámica Palestina.

Según cifras del ejército israelí, alrededor de 240 rehenes, incluidos ciudadanos extranjeros de 26 países, están cautivos en Gaza. Fueron secuestrados por militantes de Hamás durante el ataque a Israel el pasado 7 de octubre, que resultó en unos 1.200 muertos.
Israel mantiene en sus cárceles a unos 7.200 palestinos, incluyendo 88 mujeres y 250 niños de 17 años o menos, según datos divulgados este miércoles por la Sociedad de Prisioneros Palestinos. Israel es el único país que rutinariamente lleva a cabo juicios de niños en tribunales militares.

El ministro de Defensa, Yoav Galant, realizó una visita a la base de Shayetet 13, la unidad de operaciones especiales de la marina. Durante su estancia en la base, declaró: «Este período de calma será breve, al concluir el cual, los enfrentamientos se reanudarán con intensidad, y aplicaremos presión para recuperar a más rehenes. Se estima que habrá al menos dos meses adicionales de combates».

En una declaración tras su segundo viaje a Gaza desde el inicio del conflicto, Philippe Lazzarini, Comisionado General de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente, expresó que fue testigo del sufrimiento insoportable de la población en el enclave. La agencia de la ONU para los refugiados palestinos actualmente “alberga a más de un millón de personas en escuelas y otras instalaciones en toda Gaza, y el desplazamiento continúa”, según señaló.

Mientras todos esperábamos el inicio de la ansiada pausa, Lazzarini reiteró su llamado a un alto el fuego humanitario prolongado. Señaló que “la gente está agotada y está perdiendo la esperanza en la humanidad”, destacando la necesidad de un respiro para que puedan dormir sin la ansiedad de preguntarse si lo lograrán durante toda la noche.

La pausa también representa una oportunidad para llegar a las personas necesitadas, incluso en el norte, y para iniciar la reparación de la infraestructura civil. Lazzarini añadió que la UNWRA está preparada para recibir más de 150 camiones de ayuda diariamente y solicitó un aumento en las entregas.

Según fuentes egipcia 130.000 litros de gasolina y cuatro camiones de gas serán entregados diariamente a Gaza desde el comienzo de la tregua temporal. Diaa Rashwan, jefa del Servicio de Información Estatal de Egipto, especificó en un comunicado a primera hora de la mañana de hoy que 200 camiones de ayuda entrarían diariamente en Gaza.

La situación sanitaria en Gaza sigue empeorando. Ayer algunas organizaciones humanitaria en Gaza anunciaron que habían informado a un grupo de diplomáticos europeos sobre un aumento de las personas con necesidad de atención médica por problemas gastrointestinales y dermatológicos y que en general las condiciones humanitarias en Gaza se han gravemente deteriorado debido al bloqueo impuesto por Israel y a los intensos ataques.

Mientras, durante la visita de Pedro Sánchez y el primero ministro belga en Israel, Netanyahu acusaba la ONU de frenar la ayuda a los refugiados. «Aún tengo que ver el esfuerzo que me gustaría ver por parte de la ONU y las agencias internacionales», dijo, según una transcripción en hebreo de la reunión emitida por su oficina.

Israel ha ordenado a los palestinos del norte de Gaza que se dirijan al sur por su seguridad, pero también ha bombardeado el sur, matando a miles de personas. La propuesta israelí de crear una “zona segura” en Al-Mawasi, un área de aproximadamente 1 km de ancho y 14 km de largo en la costa sur de Gaza, ha sido descrita como una “receta para el desastre” por la Organización Mundial de la Salud.

Tanto Suha como Fatma, con las que volvimos a poder comunicarnos anoche y esta mañana a primera hora, nos confirmaban que los bombardeos han sido incesantes. Suha, desplazada en el sur, decía anoche que “no confiaba en la palabra de Israel. Todavía estamos vivos pero es tan difícil estar aquí”.

Fatma, que ha logrado moverse desde el norte al centro de la Franja con su familia, describía la noche como “terrorífica”. Nos comentaba que había recibido información de la pausa pero que “los bombardeos no han parado desde las 4 de la mañana”. A la pregunta si había encontrado comida ayer nos contesta que “algo de arroz y grano pero es imposible encontrar hasta la sal”.

A largo del día de retraso para la entrada en vigor de la “pausa humanitaria”, el ejercito israelí ha seguido bombardeando. Los ataques desde el aire han seguido en barrios densamente poblados en el lado oriental de la ciudad de Gaza y ha focalizado sus ataques en Jabalia y Beit Lahiya, ubicadas en el norte de la Franja de Gaza. En la última hora, los ataques se extendieron a las zonas centrales de Gaza. Cuatro grandes ataques aéreos masivos impactaron en varias viviendas residenciales en esta zona.

Han sido al menos 300 las victimas contabilizadas ayer. En un ataque a una escuela de la ONU, al menos 27 personas murieron. La escuela alberga a palestinos desplazados que huyen de la violencia y los intensos bombardeos en otras partes de Gaza. Son 14.854 las victimas en los 49 días de conflicto, incluidos 6.150 niños.

En Libano, fuentes de Hezbolá declararon haber matado ayer a cuatro soldados israelíes en un ataque con misiles en Al Manara, en el norte de Israel. Hasta el momento Israel no ha confirmado la noticia. Siempre según Hezbolá,  los ataques a la base israelí de Ruwaisat Al-Alam en Shabaa y al cuartel de Yiftah en la aldea ocupada de Quds ambos en el sector este habría

En total Hezbolá habría atacado más de 20 localizaciones militares incluido la base Ein Zetim con el lanzamiento de cuarenta y ocho cohetes Katyusha.

El ejercito israelí, por su parte, ha comunicado nuevos ataques a los objetivos de Hezbolá en el sur del Líbano. El bombardeo tuvo como objetivo las afueras de las ciudades de Kfar Shuba, Halta y al-Jebin.

Entre los bombardeos de un lado y otro de la frontera, vamos a por agua a una tienda de Mariajoun. Nos encontramos con Hannah, el dueño del establecimiento. Nos escucha hablar en español y se dirige a nosotros con un “Buenos días”. Hannah ha vivido en Bolivia, no es el único en el pueblo. Es propietario de una tienda que en periodos normales facturaba dos, tres hasta 5 mil dólares diarios nos comenta. Está acompañado por Rita, su nieta y nos explica que “los niños llevan dos meses sin colegio. Todo el mundo está en casa, salen rápido a comprar y vuelvan a su casa”. Le preguntamos por su familia, por cómo están y nos contesta sin pensarlo: “no puedes dormir en toda la noche, esperas solo que se pase rápido. Los niños escuchan algún cohete y empiezan a temblar”.


Fotografías: Álex Zapico

Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • «Estamos en unos costes de defensa que son bajos»

    Es mentira que España presente un gasto militar bajo con respecto a otros países. Es una afirmación falaz basada en que la mayor parte del gasto militar en España es opaco. Pero este no es el único problema que tienen las palabras de Mónica García