Canal Red en Palestina: La “pausa humanitaria” fracasa antes de empezar

Cruz Roja Internacional desmiente Netanyahu y afirma de no haber recibido ninguna información sobre el acuerdo para el socorro y el cuidado de los rehenes


23 noviembre. Día 48.

Israel no quiere ningún ojo indiscreto en el terreno, ni de los observadores internacionales, ni tanto menos de los periodistas. Un cese al fuego con un mínimo de rigor y de garantías debería prever e incluir la visita in situ de una delegación de observadores internacionales para informar del estado de las infraestructuras, de la situación de la población civil, de las necesidades de ayuda, y de un equipo de periodistas no alienados que reporten y contrasten la información difundida por las partes en conflicto. También un plan de evacuación y asistencia para la población civil, priorizando la seguridad de heridos y enfermos, debería integrar cualquier acuerdo humanitario.

Sin embargo, la propuesta de acuerdo difundida por el Ministro de Exteriores de Qatar ayer no incorpora estos elementos. Los acontecimientos y declaraciones difundidas anoche y esta mañana sugieren que la llamada «pausa humanitaria» es ya un fracaso político y diplomático.

Netanyahu a ultima hora de la noche, en una rueda de prensa conjunta con el líder de la oposición de Israel y miembro del gobierno de emergencia, Benny Gantz, aclaró que su gobierno no tiene  “obligación de permitir que los residentes en Gaza crucen del sur al norte”.

Netanyahu también confirmaba que Israel ha añadido una cláusula en el acuerdo negociado con Hamás para permitir que Cruz Roja pueda visitar a los rehenes que no sean liberados y decía «espero que Cruz Roja actúe de acuerdo con esta cláusula».

Inmediatamente Cruz Roja Internacional desmentía las palabras del primer ministro israelí y en un comunicado afirmaba de no haber recibido ninguna información de la visita a los rehenes.

Siempre anoche, la coordinadora humanitaria de Naciones Unidas para Palestina, Lynn Hastings, dijo que la ONU y sus socios se disponen a “aprovechar” la primera tregua en mes y medio de guerra, según transmitió el portavoz de la organización, Farhan Haq. Hastings subrayó que “las partes deben permitir que las operaciones humanitarias puedan desarrollarse en toda la Franja de Gaza, donde la gente necesitada se encuentra especialmente en el norte”, y recordó que “los civiles en Gaza no pueden depender solo de la ayuda humanitaria”, dijo en una rueda de prensa diaria.

Por otro lado, tras la conversación mantenida con el presidente de Egipto Al Sisi, Biden aclaró que Estados Unidos no iba a permitir el desplazamiento forzoso de los palestinos en la Franja y que durante la pausa había que permitir el movimiento de civiles al norte”.

Muchas declaraciones de intenciones y pocos o ningún hecho. Lo cierto es que todavía no está claro cuando entrará en vigor la esperada tregua de cuatro días en Gaza. Tampoco se espera mucho de la visita de Pedro Sánchez a Israel y Cisjordania que en estos momentos está manteniendo un encuentro en Tel Aviv con la Comisión israelí para los crímenes cometidos por Hamás.

Tzachi Hanegbi, jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Israel, decía esta mañana que no habrá pausa en los combates en el día de hoy, “no sabemos por qué”.

La preocupación entre los familiares de los rehenes israelíes aumenta. En declaraciones al periódico israelí Haaretz, expresaron su inquietud por la falta de actualizaciones oficiales sobre el retraso en la liberación. Alegan que la escasa información disponible proviene principalmente de los medios de comunicación. Algunas familias perciben que el gobierno israelí está restringiendo el flujo de información y abogan por un proceso más transparente.

Los únicos hechos demostrados por ahora que el alto el fuego de cuatro días estaba fijado para comenzar a las 10 de la mañana hora local de hoy jueves según fuentes israelíes, cataríes y de Hamás, pero un problema de última hora ha causando un retraso. Al momento nadie ha especificado el origen y el problema.

El fracaso en las negociaciones remite directamente a la masacre que se sigue perpetuando en Gaza. Los ataques israelíes se sucedieron durante la noche en toda la Franja de Gaza, en particular en Deir el-Balah y el campamento de refugiados de Nuseirat, en el centro de Gaza, y en Khan Younis y Rafah, en el sur.  Al menos 15 personas murieron, y varias otras desaparecidas, en redadas israelíes que tuvieron como blanco cinco viviendas al este de Khan Younis, en el sur de Gaza. El número de palestinos muertos en los ataques en la Franja de Gaza ha llegado a 14,532 en el día 47 del asedio, según fuentes del Gobierno de Gaza. La mayoría de las víctimas son mujeres y niños, con 6,000 niños y 3,920 mujeres entre los fallecidos. Además, más de 7,000 palestinos, mayormente mujeres y niños, aún se encuentran en paradero desconocido.

En la frontera sur de Líbano, se reportan ataques del ejercito israelí en los alrededores de las ciudades fronterizas de Shihin y Al-Jebin. Simultáneamente, Hezbolá ha confirmado el lanzamiento de proyectiles hacia Sasaa, en Israel. En el transcurso de la noche de ayer, Hezbolá confirmaba la pérdida de cinco de sus miembros, entre ellos el hijo del líder del bloque parlamentario del partido, el parlamentario Muhammad Raad, quien falleció durante una incursión aérea israelí en una vivienda en el sur del Líbano.


Fotografías: Álex Zapico

Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Cuando gane Trump

    ¿Nadie podía imaginar en la Unión Europea que hacer seguidismo de la potencia más violenta del mundo, que se embarca en todas las guerras que puede para mayor beneficio de su complejo industrial-militar, podía tener alguna contraindicación?

Otras noticias

Opinión