Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Carlos Vermut — Juan Barbosa / Europa Press / ContactoPhoto

Carlos Vermut vuelve a ser acusado de violación

El País desvela tres nuevos testimonios en los que se relatan episodios de agresiones sexuales y violaciones por parte del cineasta 


Este martes El País ha desvelado los testimonios de otras tres supuestas víctimas de agresión sexual por parte del cineasta Carlos Vermut. Estas nuevas acusaciones se suman a las de las otras tres mujeres que denunciaron casos similares el pasado 26 de enero y que destapó este mismo diario, por lo que asciende –de momento– a seis el número de testimonios que declaran haber sido víctimas del director de cine. 

En este caso, se trata de una educadora social, una gestora cultural y una actriz que alegan haber vivido situaciones similares con Vermut y que declaran episodios de grave violencia sexual y psicológica. Los testimonios ofrecidos por El País muestran como, supuestamente, el director se ha aprovechado de la situación de poder que le otorga su estatus de cineasta reconocido para manejar sus encuentros sexuales a su antojo, llegando incluso a violar y agredir a las víctimas. 

En el primer caso, la víctima asegura que Vermut le obligó a tener sexo anal: «me hizo un desgarro, me dejó hecha un trapo. Eso no fue follar. La sensación era que me forzaba. Fue sexo extremadamente agresivo. Esa noche también me intentó estrangular». De la misma manera, informa de que, un tiempo después, el director insistió en volver a verla y terminó violándola en el portal de su casa: «Le repetí que me quería ir a casa, que no quería tener sexo con él. […] Fueron unas relaciones muy bestias, me hizo muchísimo daño. Vomité por la mezcla del alcohol, el dolor y el miedo. Se dio cuenta y no hizo nada».

El segundo testimonio relata hechos similares: «Entré porque quise. Pero lo que sucedió fue violencia por violencia. Humillación por humillación. No había nada de erótico ahí, no había juego, era una persona machacando a la otra, sin más. […] Recuerdo que vomité en la habitación, él fue consciente y no hizo nada». 

Por último, una actriz que tampoco revela su identidad alega que mantuvo una «especie de relación» con Vermut y que él mismo le hacía saber el poder que tenía en la industria. Según comenta, el cineasta le dejó claro que él hacía «así [hace un chasquido con los dedos]» y a una persona «le falta el curro durante seis años». Su testimonio alega una importante violencia sexual y episodios de violación: «Me aparté. Me agarró de la cintura y lo volvió a hacer. Me volví a apartar y me volvió a agarrar con fuerza. Intenté evitarlo en cuatro ocasiones. Me usaba como un trapo. Y yo pensaba que a mí eso me gustaba. Pero no, a mí este tío me ha violado». 

Estos tres casos salen ahora a la luz y muestran la dificultad de las víctimas de agresiones sexuales de denunciar este tipo de episodios. El último testimonio que hemos tratado llega incluso a relatar un intento de denuncia al 016, el teléfono de asesoramiento jurídico ante casos de violencia de género: «Me dijeron que no podían ayudarme porque yo había subido de manera voluntaria a su casa, que si no me había obligado… Yo les decía que me había informado de su manera de manipularme y me contestaron que era mejor no mirar en internet. Entonces pensé: si tú no me crees, ¿quién coño me va a creer?».


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Parar el genocidio, evitar la guerra

    Si hoy asistimos a una preocupante escalada bélica en Oriente Medio es porque Israel se ha embarcado en uno de los más pavorosos genocidios de las últimas décadas, pero también porque EEUU y la UE no han hecho nada para evitarlo