Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Iceta junto con miembros del PP en una manifestación de 2017

De manifestarse juntos contra el ‘procés’ a llamarlos “fantasma político”: el viraje del PSOE con Societat Civil Catalana

En un editorial publicado en la revista El Socialista, se critica la última manifestación convocada por Societat Civil Catalana en contra de la amnistía


El 29 de octubre de 2017, justo después de que el Parlamento de Cataluña aprobara la declaración unilateral de independencia y con la derecha política y mediática cargada de moral de victoria, Miquel Iceta se puso detrás de la pancarta de Societad Civil Catalana, la organización españolista que ha liderado la respuesta social al ‘procés’. Eran los tiempos en los que el PSOE apoyó el 155 contra la autonomía Cataluña, junto con PP y Ciudadanos, y los socialistas catalanes eran enemigos confesos de Carles Puigdemont, el expresident que ahora negocia la investidura con el PSOE desde Waterloo.

“Para nosotros, Societat Civil Catalana no es un frente político del PP, Ciudadanos y PSC”, tuvo que decir Miquel Iceta preguntado por la participación explícita de los socialistas catalanes en las distintas manifestaciones que convocó esta entidad en octubre de 2017 y a las que asistían cientos de miles de personas, muy por encima de los 40.000 manifestantes que acudieron a la manifestación de hace dos semanas y en la que no hubo ni rastro del PSC.

Iceta, entonces primer secretario de los socialistas catalanes, se paseó en 2017 del brazo de los máximos referentes del PP: la exministra Dolors Montserrat, ahora eurodiputada; Andrea Levy, Alberto Fernández Díaz o los exmiembros de Ciudadanos Carina Mejías, ahora en Vox, José Villegas o José María Espejo-Saavedra. Eran otros tiempos. Inés Arrimadas ganaría las elecciones en Cataluña sólo mes y medio después y Albert Rivera soñaba con ser presidente del Gobierno y que Ciudadanos sustituyera al PP como principal partido de la derecha española.

Días antes, el 9 de octubre de 2017, en otra convocatoria de SCC, acudió Josep Borrell, de quien Iceta llegó a decir que había sido el “protagonista” de la manifestación contra la independencia, junto con Salvador Illa, entonces un auténtico desconocido en la política estatal, ahora el hombre que espera su turno para ganar las elecciones catalanas con el voto del independentismo moderado. Borrell e Illa abrieron la puerta para que semanas después pudiera ir Iceta, con fuertes críticas de los Comunes que habían ganado dos elecciones generales en Cataluña con el liderazgo de Pablo Iglesias al frente de Unidas Podemos.

Seis años después, el PSOE no conoce de nada a SCC. En un editorial publicado en la revista El Socialista, que reciben los militantes en su domicilio, los socialistas han criticado la última manifestación convocada por Societat Civil Catalana en contra de la amnistía. Así, en la revista socialista se califica a la entidad españolista como un “fantasma político” que opera a favor del PP y Vox con el objetivo de “fomentar el odio”.

Lejos quedan ya los encuentros del PSC con Societat Civil Catalana y aquellas manifestaciones en las que participaban más de un millón de personas en contra del independentismo. Iceta ya no tiene “sintonía” con los objetivos de la entidad españolista y Salvador Illa no quiere ni pensar en otra cosa que no sea diálogo, negociación, amnistía e investidura. Seis años en política pueden parecer seis siglos.


Madrid –

Compartir

Editorial

  • Ana Pastor y sus satélites señalan al «putinismo»

    Los que están acusando de «putinistas» a sus adversarios políticos, simplemente porque éstos están en contra de la escalada bélica y a favor de la solución diplomática, están desviando la atención de los verdaderos aliados de Putin en España: la ultraderecha de VOX