Deepfake: la violencia sexual que PP y PSOE no quisieron legislar

Los casos destapados en Extremadura en los que se ha utilizado la Inteligencia Artificial para recrear desnudos de menores avivan el debate sobre la regulación de la violencia sexual digital.


En la intersección del debate sobre la violencia digital y la violencia sexual se encuentra el caso recientemente destapado en Almendralejo, (Extremadura) en el que las familias de al menos una treintena de chicas menores de edad han denunciado el uso, por parte de sus compañeros, de una Inteligencia Artificial (IA) para obtener falsas imágenes de desnudos valiéndose de una app móvil que manipulaba las fotografías. Dentro del uso de esas imágenes podría estar, apuntan, el de la sextorsión o chantaje digital a partir de la difusión de las mismas. 

Las violencias de género línea, como señalan múltiples investigaciones y estudios recientes, toman muchas formas diferentes, comprendiendo desde el grooming o acoso sexual a menores a los ataques organizados online, así como diversos métodos de usurpación de cuentas e identidades, la pornovenganza, o la práctica del stalking o acoso reiterado a través de la red. Las violencias de género digitales todavía se encuentran lejos de ser desarrolladas normativamente en Europa, pese a la preocupación mostrada por, entre otros, el propio Parlamento Europeo, si bien España, gracias la Ley del Solo Sí es Sí, ha sido pionera en dar pasos en ese sentido.

La norma se refiere expresamente a las violencias sexuales cometidas en el ámbito digital, lo que comprende la difusión de actos de violencia sexual a través de medios tecnológicos, la pornografía no consentida y la extorsión sexual. Además, apuesta por medidas de prevención y de sensibilización, incluyendo los contenidos formativos sobre el uso adecuado y crítico de internet y las nuevas tecnologías, destinados a la sensibilización y prevención de las violencias sexuales, para promover la educación en la ciudadanía digital adaptada a los diferentes ciclos educativos.

Profundizando en esa línea, JXCat quiso utilizar la vía de la reforma de la Ley del Solo Sí es Sí en abril de 2023 para impulsar un paquete de medidas encaminadas a establecer mayores límites en los accesos al contenido pornográfico por parte de los menores de edad, incluyendo el deepfake. La propuesta de JXCat, que impulsó junto a Unidas Podemos, ERC, Cs, y EH Bildu, se encontró entonces con la negativa del PP, el PSOE y VOX, que rechazaron la proposición.

La propuesta de JXCat para tomar medidas contra el deepfake, que impulsó junto a Unidas Podemos, ERC, Cs y EH Bildu, se encontró con la negativa del PP, el PSOE y VOX

Sin embargo, y pese a haber votado en contra de esta medida, hoy mismo la Ministra de Justicia Pilar Llop ha recalcado la gravedad de las conductas en el caso de Almendralejo, apelando a la protección de las víctimas, especialmente de la infancia y la importancia de regular la IA, sin mencionar la violencia sexual. Por su parte, María Guardiola, Presidenta popular de la Junta de Extremadura con los votos de Vox, sí ha lamentado la “lacra” que supone esta violencia, a pesar de a haber aceptado las condiciones de su socio de gobierno que incluían  invisibilizar la violencia machista en sus medidas para el acuerdo de investidura.

Hoy mismo la Ministra de Igualdad, Irene Montero, que comparecía ante el Parlamento Europeo para exponer la agenda de medidas feministas de la Presidencia Española del Consejo de la UE, defendía de nuevo la Ley del Solo Sí es Sí frente a los ataques de los eurodiputados de Vox y situaba como prioridad la lucha contra la violencia contra las mujeres durante el periodo presidencial. 


Madrid –

Compartir

Editorial

  • El silencio de Bergoglio

    El Papa Francisco ha defendido posturas progresistas sobre la desigualdad social, el cambio climático o los derechos LGTBI. Pero también ha mantenido las antiguas posiciones conservadoras sobre el aborto o la eutanasia. Ayer, guardó un vergonzoso silencio sobre el escándalo de pedofilia en la Iglesia Católica española