Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Democracia Ourensana y Gonzalo Pérez Jácome: La televisión y el espectáculo

Con su lema “pactaremos con el diablo si trae el cielo para Ourense”, DO se ha ganado la simpatía de un electorado local, ganando un escaño en el Parlamento gallego con más de 15,000 votos


Emerge Democracia Ourensana (DO) con una campaña centrada “en las preocupaciones locales de Ourense” más que en “las divisiones ideológicas convencionales”. Este partido fundado en 2001 y liderado por Gonzalo Pérez Jácome, ha trazado su camino reflejando las peculiaridades de su líder y su propio medio de comunicación, Auria TV. Con su lema “pactaremos con el diablo si trae el cielo para Ourense”, DO se ha ganado la simpatía de un electorado local, ganando un escaño en el Parlamento gallego con más de 15,000 votos.

Gonzalo Pérez Jácome no es solo el líder de DO, sino también una figura prominente surgida a través de Auria TV, un canal que fundó antes de su incursión en la política. Esta plataforma ha jugado un papel crucial en su ascenso político, primero como un espacio para la crítica política con su particular enfoque y, tras su elección como alcalde en 2019, como un medio para promover sus logros y su “visión de Ourense”.

Sin embargo, la carrera de Jácome no ha estado exenta de controversia. El Alcalde llegó a admitir el manejo de dinero negro para su campaña y ha acumulado multas de tráfico protagonizando conflictos con funcionarios municipales. A pesar de que se le ha acusado de malversación, Jácome mantiene una base de seguidores leales a los que habla a través de Auria TV para sus propios fines personales y políticos.

En un momento en el que la mediatización de la política es clave, el caso de Jácome y Auria TV es interesantísimo: la televisión ha sido más que un simple canal marginal; su medio es el escenario donde Jácome ha mezclado entretenimiento, información y política.

Aunque ha sido acusado de convertir la televisión en un vehículo para la autopromoción y la propaganda política (especialmente en períodos electorales) la estrategia particular de comunicación local audiovisual le ha reportado un papel destacado en el panorama mediático de Ourense. La capacidad de Jácome para utilizar este medio para comunicarse directamente con el electorado, sin el filtro de otros medios de comunicación le ha proporcionado una herramienta clave para moldear su propia narrativa política.

En el horizonte político de Galicia, Democracia Ourensana y Gonzalo Pérez Jácome representan un caso de estudio sobre el poder de los medios locales en la política, la importancia de las cuestiones regionales en el discurso nacional y autonómico así como el delicado equilibrio entre carisma personal y responsabilidad pública.

No hay expectativa de que Democracia Ourensana vaya a ejercer un peso político significativo dentro de la Xunta debido a la mayoría absoluta del PP. Pero Armando Ojea, el teniente de alcalde de Ourense y número dos de la formación que ha salido electo, representará a DO como diputado reflejando el apoyo de 15,312 ourensanos y consolidando el partido como la cuarta fuerza política a nivel autonómico, detrás del PP, el BNG, y el PSOE, tras ser el partido más votado en Ourense en las elecciones autonómicas previas. Aunque el partido no participó en las elecciones generales subsiguientes, este resultado subraya un crecimiento de su relevancia en el ámbito político gallego.

A pesar de las limitaciones para influir directamente en la formación de gobierno o en la toma de decisiones clave debido al escenario político actual, el ingreso de DO al Parlamento gallego representa un momento clave, en un momento en el que ni Vox, Sumar, ni Podemos han logrado representación.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • «Estamos en unos costes de defensa que son bajos»

    Es mentira que España presente un gasto militar bajo con respecto a otros países. Es una afirmación falaz basada en que la mayor parte del gasto militar en España es opaco. Pero este no es el único problema que tienen las palabras de Mónica García