Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Captura del vídeo que circula en redes de la agresión policial

Dos hombres son violentamente agredidos por la Policía Nacional en el barrio madrileño de Lavapiés

Las imágenes han revivido el debate sobre la brutalidad policial contra las personas racializadas y sobre el acoso que reciben por parte de las fuerzas de seguridad a través de redadas, identificaciones y la perfilación racial


La escena no dejaba lugar a duda: un policía nacional inmoviliza a un hombre en el suelo en una acerca de Lavapiés agarrando su cuello. A su lado, otro agente golpea con saña la espalda del hombre detenido. Un segundo ciudadano, desarmado y tranquilo, recibe también los golpes del agente: le empuja, intenta agarrarle y no duda en ir tras él. Ambos hombres, objeto de esta violenta intervención policial, son negros.

“¿Así hasta cuando? ¿Cuál es la justificación de esta actuación tan violenta?” Se preguntaba Serigne Mbaye, cuyo tweet, que ha tenido una enorme repercusión en redes y medios, emplazaba a actuar al Ministerio del Interior, al Defensor del Pueblo y a la propia Policía Nacional. Las imágenes han circulado haciéndose virales durante el fin de semana y han revivido el debate sobre la brutalidad policial contra las personas racializadas y sobre el acoso que reciben por parte de las fuerzas de seguridad a través de las redadas, identificaciones y la perfilación racial.

Fuentes de Interior han justificado la actuación policial afirmando que se trataba de una intervención por una reyerta por droga

Por parte del Ministerio del Interior, fuentes del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska han trasladado a la Agencia EFE que las patrullas fueron requeridas por una reyerta por droga entre cuatro personas en el barrio de Lavapiés, justificando así la actuación de los agentes.

La asociación ultra “Policía para el Siglo XXI”, a menudo vinculada con Vox, -y que dice defender “un nuevo modelo policial”-, ha justificado plenamente la brutal agresión con una acusación racista sobre el barrio madrileño, afirmando que “Lavapies es un nido de droga y delincuencia”  y señalando como “parte podrida de la sociedad” a las muchas personas que han alzado su voz en redes sociales para denunciar la violenta actuación policial.

Isabel Serra, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, afirmaba que «esta violencia policial es inaceptable. Y por desgracia o por la complicidad de las instituciones es demasiado habitual. Es racismo».

Podemos, que impulsó el primer borrador de una Ley contra el Racismo en España bajo la cartera de Igualdad de Irene Montero, creó también la Dirección general para la Igualdad de trato y Diversidad racial. Hace menos de un año, la entonces ministra presionaba a sus socios socialistas del gobierno para aprobar dicha Ley: «Necesitamos tramitar ya la Ley contra el Racismo. Solo con más educación, formación y cambiando la política de extranjería avanzaremos hacia un país mejor». Aunque hoy el PSOE mantenga la promesa de aprobación de la norma, no hay movimientos en ese sentido. Por su parte, el pasado 14 de marzo, Ione Belarra registraba en el Congreso el borrador de Ley Orgánica contra el racismo, dentro de la cual se incluye el abordaje de la perfilación racial, considerando «de vital importancia tomar medidas eficaces para eliminar el establecimiento de los perfiles raciales o étnicos».

Se convoca a una concentración para mañana, domingo


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno