Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

CEAR — Fundación Cajasol

El CEAR sube los sueldos de las categorías que más cobran y desatiende las condiciones del resto de trabajadores por falta de presupuesto

La dirección del CEAR desestimó durante años las propuestas de mejora de las condiciones laborales de los trabajadores por “falta de presupuesto”. El pasado diciembre, aprobó unilateralmente aumentos para la minoría mejor posicionada salarialmente que oscilan entre el 13% y el 29% con carácter retroactivo desde enero de 2023


En diciembre, la jefatura de recursos humanos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado comunicó a toda su plantilla un aumento salarial dirigido a las categorías más altas, adoptado de forma unilateral y sin ningún tipo de negociación con los representantes de los trabajadores. La empresa justificó la decisión mediante un informe que encargó a una empresa externa para analizar la revisión salarial y que señalaba que los cargos más altos estaban cobrando por debajo de la media de su sector.

Los incrementos salariales fluctúan entre un 13,7% y un 29,46%, dependiendo de la categoría profesional y del territorio de trabajo, y afectan solo a la minoría mejor posicionada salarialmente conformada por puestos de dirección y responsables territoriales y estatales de área. El comité de empresa ha mostrado su disconformidad con esta medida porque ha provocado el aumento de la brecha salarial entre categorías en el CEAR, que es una entidad financiada casi en su totalidad por subvenciones públicas. Para colmo del resto de trabajadores, la empresa ha decidido pagar la subida salarial con carácter retroactivo desde enero de 2023. Esto conlleva que los puestos de mayor categoría han recibido un incremento de sus nóminas equivalente al salario total de un trabajador de las categorías más precarias.

Los representantes de los trabajadores han reaccionado ante esta decisión porque denuncian que desde hace años vienen reclamando mejores condiciones laborales y la contratación de más personal, pero la dirección del CEAR desestimó estas propuestas por “falta de presupuesto”. Esto impide que se mejore la atención a las personas refugiadas porque la empresa no ofrece cobertura para sustituir a los trabajadores en periodos vacacionales o durante las bajas médicas —según fuentes del comité de empresa, solo sustituyen las bajas de larga duración— provocando acumulaciones de trabajo, personas refugiadas desatendidas y equipos de atención con sobrecargas de trabajo y bajas por ansiedad.

Desde el comité de empresa de CEAR en Madrid trasladan que han tratado sin éxito de negociar con la dirección para reasignar el monto de dinero empleado en las subidas de las categorías más altas para que afecten a toda la plantilla al completo. Según nos han trasladado fuentes cercanas del comité, también han acudido a mediación para intentar detener la medida, pero la empresa envió un correo con afirmaciones falsas como que “los trabajadores no querían negociar” y denegó su propuesta amparándose en que ya tienen uno de los mejores convenios del sector. Así mismo, denuncian una falta de transparencia por las reticencias de la empresa a prestar la información que solicitaba el comité de empresa sobre los aumentos salariales y el informe que encargaron para justificarlos.

Por estos motivos, las y los trabajadores de CEAR en Madrid van a emprender un calendario de movilizaciones que dará comienzo este miércoles con un paro parcial de su actividad y una concentración convocada a la 13:00 en la Sede de los Servicios Centrales de CEAR. Las demandas de esta movilización son la paralización de las subidas salariales unilaterales y la apertura de negociaciones con la empresa para reasignar esa cantidad de dinero en aumentar los salarios del resto de trabajadores, no sólo de las categorías más altas. Consideran incoherente que se opongan a mejorar las condiciones de los trabajadores por falta de presupuesto y, paralelamente, se lleven a cabo aumentos salariales por valor de 80.000 euros, como es el caso del CEAR en Madrid.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar