Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

El portal del policía infiltrado de Moratalaz amanece repleto de carteles con su rostro

Como destapó hace unos meses El Salto, el agente llegó a entablar varias relaciones sexoafectivas mientras se infiltraba en el Movimiento Antirrepresivo de Madrid y el colectivo Distrito 14


Esta mañana, el portal de Sergio Gigirey, el policía nacional infiltrado en varios movimientos sociales de Moratalaz, ha amanecido repleto de folletos en los que se informa a los vecinos de su verdadera identidad. En uno de los carteles, los afectados expresan que «–el infiltrado– utilizó el cuerpo, la intimidad y la confianza de compañeras para obtener información, incluidos militantes menores de edad. […] Creemos importante que conozcáis esta información y sepáis quién es en realidad vuestro “simpático y sonriente” vecino. Un policía infiltrado. Un torturador». 

La verdadera identidad de Gigirey fue destapada hace unos meses gracias a la investigación de El Salto y La Directa, que averiguaron que uno de los militantes del Movimiento Antirrepresivo de Madrid (MAR) y de la asamblea Distrito 14 era, en realidad, un policía nacional realizando labores de espionaje. El agente comenzó a establecer contacto con militantes en uno de los bancos de alimentos de Moratalaz, y aprovechó la confianza conseguida para entrar en 2015 en Distrito 14 y posteriormente en el MAR. 

No fue hasta 2021, concretamente después de las protestas contra el encarcelamiento de Pablo Hasel y la posterior respuesta represiva del Estado, que Gigirey se desvinculó finalmente de los entornos en los que había estado infiltrado y de las personas con las que había entablado relaciones afectivas. El policía llegó a establecer hasta dos relaciones sexo-afectivas —además de otras tantas amistades– con el objetivo de realizar su labor sin levantar sospechas. 

Ante la noticia de la infiltración, los miembros de Distrito 14 valoraban de esta manera la situación: «la represión es intrínseca a la actividad política, y el Estado tiene claro que debe preparar a su gente, controlar a su disidencia y sacar el bastón a pasear cuando no queda más remedio. La escala e intensidad de la represión dependerán en tal caso de la escala e intensidad de la rebelión, pero de nada más. Y como la represión es intrínseca a la lucha política, esta se aplicará tengamos o no conciencia de ello […] debemos salir del relato victimista. El Estado no es neutral y puede hacer esto y mucho más, tal y como demuestra la historia. Por eso, ante situaciones así o de mayor calado no podemos perder la perspectiva ni la determinación de luchar por un mundo nuevo». 

Después de varios meses, este lunes se ha destapado el domicilio de Gigirey, una vivienda que —según informa un usuario de X– fue adquirida mediante pago al contado en 2019, en medio de su infiltración y mientras realizaba las oposiciones a inspector. Por su parte, los involucrados han introducido folletos con el rostro del agente en cada uno de los buzones del portal, informando a los vecinos de su pasado como infiltrado. 


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Florentino Pérez, ministro de Vivienda

    El problema de la vivienda en España es gravísimo y es urgente en términos sociales y económicos abordarlo de forma valiente. Pero habría que ser muy inocente para llevarse a engaño. Es obvio que el PSOE no va a hacer absolutamente nada significativo en esta materia