Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, Pontevedra, Galicia — Adrián Irago / Europa Press

En Galicia los enfermos tienen cura

No todo son recortes y restricciones, la Xunta sí contempla una generosa dotación de casi 800.000 euros en los presupuestos de 2024 para pagar a los sacerdotes que acuden a los hospitales


Acabamos de conocer la memoria para el año 2023 de la asociación “Defensor del paciente”, que apunta que la atención primaria de Galicia es, junto a la de Andalucía, la más saturada del Estado, señalándola como la gran debilidad del sistema sanitario gallego.

Dicho informe recoge 651 denuncias por negligencias médicas en la comunidad gallega en 2023, la sexta cifra más alta de las CCAA, con el resultado de 41 muertos a consecuencia de estas negligencias. Los servicios con más reclamaciones en Galicia son los de cirugía general, urgencias, traumatología, listas de espera, ginecología y obstetricia. Desde la asociación calculan que es necesario un incremento del 30% en el cuadro médico para aminorar la presión y atender entre 20 y 25 pacientes al día en lugar de agendas con 50 o 60 pacientes.

El informe cifra en 47.046 los gallegos en lista de espera para operarse, con un período medio de 66 días de espera, con una grave afirmación de que, por las quejas recogidas, constatan que las listas de espera están manipuladas, denunciando el modus operandi que va a poner en marcha la Xunta para reducirlas, que consiste en excluir a los pacientes que rechazan ser intervenidos en hospitales de zonas distintas a las que les corresponden.

Hace poco más de un mes fueron los sindicatos, junto a asociaciones médicas y de usuarios del SERGAS, los que denunciaron el colapso que sufren los servicios de urgencias de al menos tres hospitales, con personas hacinadas en camillas en los pasillos y con demoras de más de 15 horas para que les fuera asignada una cama en planta; como consecuencia de ello, las organizaciones de defensa de la sanidad pública en Galicia anunciaron un nuevo calendario de movilizaciones contra la Xunta, que culminará el próximo 12 de febrero con una manifestación en Santiago de Compostela.

Los recortes en sanidad matan, si hay algo en lo que no se puede ni debe escatimar en gastos es en lo que atañe a la protección de la salud y la vida de las personas, pero la realidad es que en los últimos 15 años de gobiernos populares en Galicia se ha reducido un 8% el número de camas hospitalarias y conseguir una cita para atención primaria para un plazo inferior a dos semanas es prácticamente imposible.

Pero no todo son recortes y restricciones, la Xunta sí contempla una generosa dotación de casi 800.000 euros en los presupuestos de 2024 para pagar a los sacerdotes que acuden a los hospitales a acompañar a enfermos y darles la extremaunción en caso de solicitarlo. Las cuentas del SERGAS prevén, como el año anterior, tener a sueldo de la administración pública a 53 religiosos en las siete áreas sanitarias del país. De ellos 41 están a tiempo completo y 11 hacen media jornada. Se suma un cura que figura en Ourense como personal laboral.

Las retribuciones para cada sacerdote a tiempo completo son de 16.149,32 euros anuales. En el caso de los que están solo parte de la jornada, la cantidad que reciben es de 8.074,96 euros. El religioso con categoría de personal laboral de Ourense ingresa 18.181,74 euros. Estas tareas no les impiden llevar al mismo tiempo las de sus respectivas parroquias, de modo que los fondos públicos se convierten en un complemento salarial.

El Defensor del Paciente remitió en el pasado mes de noviembre de 2023 una carta al presidente Alfonso Rueda,mostrando su descontento con esta inversión, alegando que podría destinarse a la contratación de más personal, en la mejora de las infraestructuras o en la compra de material sanitario moderno. En su escrito criticó «la desviación de fondos públicos» a «algo que no debe ser sufragado por la sanidad pública», para que «tome conciencia de la gravedad de su acción».

Una muestra más de cómo gestiona lo público el Partido Popular de Galicia: la peor atención primaria de España, listas de espera manipuladas y pacientes hacinados en los pasillos de los hospitales. A pesar de todo, nadie podrá decir que los enfermos gallegos no tienen cura; lo tienen en masculino y con sotana, pagado con el dinero de todas y todos.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística