Vecinos de Marinaleda limpian sus calles tras una inundación — Francisco J. Olmo / Europa Press / ContactoPhoto

Inquietud ante el futuro de El Humoso, emblemática finca de Marinaleda

El Ayuntamiento de Marinaleda busca asegurar su adquisición para mantener el carácter público y social de la actividad agrícola en la región


El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) emitió recientemente una sentencia que respalda por completo la decisión de la Junta de Andalucía, datada el 9 de junio de 2021, que puso fin a un largo proceso relacionado con las 1.200 hectáreas de regadío administradas por cooperativistas en la emblemática finca de El Humoso, ubicada en Marinaleda. Estas tierras fueron adquiridas por la Junta de Andalucía al Duque del Infantado después de una intensa lucha sindical en los años 90.

La resolución de la Junta, confirmada por el TSJA, establece tres puntos principales. En primer lugar, señala que las cooperativas no cumplen con los requisitos legales para adquirir la propiedad de las tierras debido a la falta de un número suficiente de cooperativistas. En segundo lugar, declara la «caducidad» de la concesión de las tierras. Y por último, ordena el desalojo de las mismas en un plazo de un mes.

Esta decisión de la Junta, aunque aún está pendiente de una posible apelación ante el Tribunal Supremo, plantea un escenario en el cual las tierras podrían ser vendidas una vez desocupadas. En este contexto, el Ayuntamiento de Marinaleda tiene derecho de adquisición preferente sobre las tierras y ha expresado su interés en ejercerlo, aunque insiste en que el precio debe ser «justo». Sin embargo, existe preocupación entre los cooperativistas respecto a que el precio solicitado pueda ser demasiado elevado para el Ayuntamiento, cuyo presupuesto anual es limitado. En 2017, la Junta tasó las tierras en 6 millones de euros, una cifra que los cooperativistas consideran exorbitante y que podría resultar inaccesible para el consistorio.

Además, este contexto se da en un momento en el que grandes fondos de inversión muestran interés en el sector agrícola andaluz, lo que añade incertidumbre sobre el futuro de estas tierras. Las 1.200 hectáreas de regadío representan un activo valioso y “apetecible” para los inversores. Este conflicto tiene un trasfondo que se remonta a años atrás, con diversos desencuentros entre las cooperativas, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. A lo largo del tiempo, se han producido cambios legislativos y administrativos que han influido en el desarrollo de la situación actual.

En resumen, la sentencia del TSJA marca un hito en este prolongado conflicto sobre la propiedad y el destino de las tierras de El Humoso, dejando abierta la posibilidad de que sean vendidas en el mercado, aunque el Ayuntamiento de Marinaleda busca asegurar su adquisición para mantener el carácter público y social de la actividad agrícola en la región. En medio de esta compleja situación, se espera que se abran vías de diálogo entre todas las partes involucradas para buscar una solución que satisfaga los intereses de la comunidad local.

Debemos recordar que la lucha de Marinaleda a lo largo de su historia reciente ha sido constante. Y que la reciente sentencia del TSJA sobre las tierras de El Humoso ponen en relieve un largo conflicto con profundas raíces en la historia de lucha y resistencia de esta localidad de la sierra sur de Andalucía. Marinaleda es un municipio agrícola de la provincia de Sevilla que ha sido faro de resistencia desde que Juan Manuel Sánchez Gordillo, del Colectivo de Unidad de los Trabajadores, asumió la alcaldía en 1979. Bajo su liderazgo, se puso en marcha un modelo económico que pretendía ser “alternativo al capitalismo”, logrando hitos como el pleno empleo y la creación de la cooperativa «Humar-Marinaleda S.C.A.».

La economía de Marinaleda se basa en la producción agropecuaria, con importantes logros como la creación de una cabaña ovina, una fábrica de conservas y una almazara. En el ámbito de servicios, se han establecido instituciones como un Instituto de Enseñanza Secundaria, un Parque Natural, una Casa de Cultura y más, todos financiados de manera colectiva.

En cuanto a vivienda, Marinaleda ha implementado un sistema peculiar donde los habitantes pueden adquirir una casa por tan solo 15 euros al mes, siempre y cuando participen en su construcción. Cuando Gordillo asumió la alcaldía, uno de los primeros actos del gobierno municipal fue cambiar los nombres de las calles, retirando aquellos asociados al bando vencedor en la guerra civil española.

En este contexto histórico y político, la sentencia del TSJA sobre El Humoso adquiere una relevancia especial. Esta decisión, que afecta profundamente al futuro económico y social de la comunidad, resalta la importancia de mantener la resistencia y la lucha por la justicia y la igualdad en Marinaleda.

En 2023 se produjo el traspaso de liderazgo de Juan Manuel Sánchez Gordillo a Sergio Gómez Reyes marcando un hito en la historia política de Marinaleda. Después de décadas de dedicación como alcalde y de ser una figura emblemática de la izquierda jornalera, Sánchez Gordillo pasó el testigo al candidato de Podemos-IU, quien fue elegido como nuevo alcalde de la localidad tras ganar las elecciones con un contundente 56% de los votos.

Gómez Reyes consolidó el apoyo de la comunidad en torno a la coalición Podemos-IU. Su victoria reflejó  el respaldo de los habitantes de Marinaleda a la continuación de la visión política y social que ha caracterizado al pueblo durante décadas.

En comparación con los hitos históricos de Sánchez Gordillo, el resultado de Gómez Reyes es notablemente relevante. Si bien los números varían, el respaldo obtenido por el nuevo alcalde se asemeja al apoyo recibido por el histórico dirigente en sus mejores momentos.

En una reciente entrevista, Gómez Reyes destacó el desafío de adaptar la visión de Marinaleda a los tiempos actuales, manteniendo los pilares fundamentales de vivienda pública, tierra pública y poder asambleario. Además, expresó su compromiso de trabajar para hacer que la energía sea “completamente pública”, buscando así acercarse al modelo social al que aspira la comunidad.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión