Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Manifestación Comisión 8M. Madrid, 2024 — Miguel Candela / Zuma Press / ContactoPhoto

La Comisión 8M acusa a varios manifestantes del bloque del PSOE de insultos y agresiones racistas

Las activistas denuncian ataques racistas en la marcha del pasado viernes en Madrid: “Nos dijeron que nos calláramos la boca y que en el momento en que Vox accediera al gobierno nos echarían del país”


La Comisión 8M Madrid ha denunciado violencias racistas durante la manifestación del pasado viernes en Madrid bajo el lema “Patriarcado, Genocidios, Privilegios #SeAcabó”. Concretamente, la Comisión de Migración y Antirracismo, como parte de la Comisión 8M, organizó un bloque no mixto de 400 personas racializadas y migrantes el cual, tal y como se recoge en el comunicado lanzado por la Comisión, habrían sufrido ataques e insultos durante la marcha por parte de manifestantes del bloque del PSOE.

En dicho comunicado se denuncian diferentes hechos, los cuales también ha constatado Alía Yépez, vocera de la Comisión de Migración y Antirracismo.

Por un lado, la Comisión señala que una de sus compañeras migrantes intento ser golpeada por parte de un hombre del bloque del PSOE a las puertas del Jardín Botánico, donde la Comisión estaba concentrada y donde también se llevó a cabo el ‘canutazo’ de prensa de la ministra de Igualdad, Ana Redondo.

“Habíamos acordado juntarnos en la entrada del Jardín Botánico para unirnos todos los colectivos que formamos parte de esta Comisión (…) en ese momento, salieron las personas del PSOE a hacer el ‘canutazo’ de la ministra Ana Redondo y se tornó todo violento”, asegura Yépez.

Desde la Comisión aseguran que diferentes personas pertenecientes al PSOE comenzaron a cuestionar de manera “agresiva” sus reivindicaciones políticas hasta que ese hombre, tras escuchar cánticos refiriéndose a Marlaska, comenzó a agredirlas verbalmente y con señas. “Empezaron a gritarnos que nos calláramos, nos insultaron, nos dijeron que éramos unas ilegales, que habíamos entrado ilegales al país…”, relata Alía.

Según el comunicado, los insultos fueron a más con descalificativos como “hijas de puta, cabronas, malnacidas”, algo que la Comisión tilda como una demostración de que “este tipo de violencias no solo están basadas en nuestro origen étnico racional sino también por nuestra identidad expresión de género”.

Ante estos insultos, desde la Comisión afirman que la compañera que portaba el megáfono confrontó al hombre para preguntarle que hacía en una manifestación feminista con dicha actitud y este ha intentado golpearla mientras gritaba “sois unas cabronas” y “todavía que les damos de comer”.

Por otro lado, este no fue el único hecho que denuncian. Del mismo grupo del PSOE, dos mujeres también insultaron con expresiones racistas a las participantes e intentaron silenciarlas. “Nos dijeron que nos calláramos la boca porque estaban luchando por nuestros derechos, no tenía sentido que no quejáramos porque estaban luchando por nosotras, y en el momento en que Vox accediera al gobierno nos echarían del país”, sostiene Alía.

A esto también se le suma el episodio en el que las participantes de la diáspora china sufrieron acoso por parte de un fotógrafo al ser retratadas sin consentimiento, pese a que advirtieron que no querían ser fotografiadas.

Así pues, la Comisión denuncia el acoso hacia este bloque antirracista por parte de otros asistentes durante todo el recorrido desde la estación de Atocha hasta Colón.

En este sentido, Alía también explica cómo fue complicado llevar a cabo esta marcha: “Algunos señores se pusieron en la parte de delante, no nos querían dejar pasar, yo les decía que por favor se retirasen y ellos nos decían que nos calláramos la boca. Al final se logró que ellos no ingresaran y pudimos incorporarnos nosotras gracias al cordón de seguridad que hicimos, pero aun así mucha gente se metió y no era un bloque no mixto y fue todo más complejo”. Dentro de este cordón de seguridad que menciona Yépez también habían niños y niñas y una compañera de la Comisión en silla de ruedas, como se refleja en el manifiesto.

“Toda la marcha fue una constante de defendernos. Si pensamos en este feminismo blanco hegemónico, no podemos incluir por estas discriminaciones que vivimos, porque si hablamos de techos de cristal son feminismos que nosotras no nos podemos acercar para poder romperlo, sino que estamos en el piso pegajoso, con trabajos precarios e invisibilización de nuestra lucha y nuestras diferencias que no nos deja despegarnos” dice Yépez.

Ante estos ataques, la vocera ha señalado las diferentes medidas que desde la Comisión 8M reclaman al gobierno, al Estado, al PSOE y al feminismo blanco: “Queremos el reconocimiento del PSOE de estos actos de los que tenemos vídeos en los que se demuestran que son de este partido, y una no repetición de los mismos. No vamos a aceptar el racismo que vivimos ahí de ninguna forma. Manifestar que el movimiento migrante y antirracista es cada vez más fuerte, que nos acompañamos y que por eso hemos creado este manifiesto que es una denuncia a las violencias que hemos vivido, no solo en el 8M, sino que vivimos constantemente”.

Además de este manifiesto, el lunes por la mañana se presentó una denuncia ante la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid, con el objetivo de que se abra una investigación sobre los hechos ocurridos y las personas implicadas.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno