Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, octubre 2023 — Xoan Crespo / Xunta de Galicia web

La Xunta de Galicia maltrata a las personas con problemas de salud mental

La atención a estas personas requiere a unos profesionales específicos, que no pueden ser cubiertos por quienes no están preparados para atender sus necesidades


La vida moderna lleva aparejada un aumento preocupante de las consultas médicas por problemas relacionados con la salud mental, estando la comunidad gallega a la cabeza del Estado en tasa de suicidios y en porcentaje de población que padece depresión, según indican los datos de la Encuesta Europea de Salud de 2022.

Al cierre de 2023, las residencias de mayores de la Xunta o las plazas concertadas en centros privados sumaban un total de 593 personas menores de 65 años ingresadas en ellas, por lo que una de cada 20 personas en plazas residenciales de mayores que dependen de la Xunta no está en ellas por la edad sino por otras circunstancias, como acaba de reconocer oficialmente el Gobierno de la Xunta, tras negarse durante meses a cumplir con la Ley de Transparencia.

Hace tiempo ya que el personal de las residencias de mayores o dependencia viene alertando sobre los problemas que acarrean el ingresar en esos centros a personas menores de 65 años con dolencias psiquiátricas, como consecuencia de la inexistencia de centros adecuados en el país para tratar sus necesidades.

Desde la Xunta se alega que los menores de 65 años ingresados en centros de mayores no lo hacen exclusivamente por problemas de salud mental, sino también en casos de desamparo, malos tratos o riesgo inminente para su integridad física o psicológica. Los centros de mayores tampoco parecen los más adecuados para acoger a estos colectivos.

Ingresar en un centro de mayores a quienes sufren depresión severa y/o tendencias suicidas parece una solución tan buena como echar una cerilla en un bidón de gasolina, con consecuencias también para los trabajadores del centro, como la agresión sufrida recientemente por una trabajadora por parte de un usuario de 43 años en un centro de mayores de Vigo. La atención a las personas con problemas de salud mental requiere a unos profesionales específicos, que no pueden ser cubiertos por quienes no están preparados para atender a quien sufre este tipo de patologías.

Ya que los cargos populares de la Xunta han realizado nada menos que 27 visitas a centros de mayores desde que se convocaron las elecciones al parlamento de Galicia (el PP gallego siempre ha tenido algo de gerontofilia, ya que las personas criadas en lo más duro de la posguerra bajo el yugo cultural franquista siempre han sido su electorado más fiel) estaría bien que escuchen a los trabajadores de los centros y juzguen si las personas que allí se encuentran están recibiendo la atención más adecuada para sus dolencias.

La salud mental es un problema demasiado serio como para dar esa mala atención, que se puede considerar maltrato, a las personas con problemas de salud mental en Galicia. Si eres gallego y alguien cercano a ti tiene alguna dolencia de este tipo, tenlo muy en cuenta a la hora de ir a votar el 18 de febrero.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • No es el turismo, es el capitalismo

    Muchos de los y las manifestantes verbalizaban con toda claridad que no están en contra del turismo, sino en contra del modelo actual. Dicho de otra manera, contra lo que protestaban ayer decenas de miles de canarios y canarias es contra el sistema capitalista