Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

José López / Europa Press / ContactoPhoto

Las frases al límite de María Jesús Montero: de «señor mopongo» a «el que tiene menos pelo»

La número dos de Sánchez en el PSOE y en el Gobierno ha recibido críticas por algunas de sus declaraciones en los últimos meses


María Jesús Montero ha sido noticia por este fin de semana por su forma de referirse al nuevo portavoz parlamentario del PP, Miguel Tellado. En un acto del PSOE, la número dos de Sánchez se refirió a la mano derecha de Feijóo como «este hombre que habéis mandado para Madrid, el de las gafas». «Bueno, los dos tienen gafas, —ha agregado en referencia a Feijóo— el que tiene menos pelo, Miguel Tellado». Estas alusiones al físico del diputado del PP han sido muy criticadas en las redes sociales.

Sin embargo, no es la primera vez que la Vicepresidenta y ministra de Hacienda es protagonista por unas declaraciones fuera de tono o de mal gusto. Por ejemplo, en septiembre de 2022, en un mitin de su partido, se refirió a Feijóo como “el señor Mopongo”. “Feijóo es el señor ‘Mopongo’, y no es que venga de África, es que es ‘ponga usted una propuesta, que yo me opongo. Da igual lo que usted diga, yo, Mopongo’”, dijo entonces María Jesús Montero, en unas declaraciones que fueron muy criticadas en las redes por su clara carga de racismo.

Pero las reacciones en redes sociales en ambos episodios contrastan con el tratamiento mediático desde el espectro comunicativo “progresista”. Es bastante probable que esas declaraciones de María Jesús Montero si estuvieran en boca de políticos de otros partidos, bien de derechas o a la izquierda del PSOE, hubieran tenido mucha más repercusión y habrían sido abordadas de manera diferente desde los medios y los periodistas que se denominan de izquierdas.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística