Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Gustavo Valiente / Europa Press

Lilith Verstrynge abandona la política

La que, hasta hoy, había sido la secretaria de organización de Podemos y una de sus cinco diputadas en el Congreso, ha anunciado su decisión en la red social X durante la tarde de este viernes


«Las despedidas son difíciles y tristes. Dejo mis responsabilidades políticas y también el acta de diputada. Mil gracias a la militancia de Podemos y a las personas que habéis confiado en mi estos años», escribía Verstrynge alrededor de las 5:00 de la tarde de hoy viernes en la red social X.

La respuesta de la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, llegaba pocos minutos después: «Ahora lo fundamental es que te cuides y que estés bien. Podemos siempre será tu casa. Gracias por tantísimo trabajo en condiciones tan difíciles. Un abrazo enorme.»

También quiso mandarle su cariño la ex ministra de Igualdad, Irene Montero. «La prioridad ahora eres tú. Te queremos y seguiremos caminando juntas», escribía la que muy probablemente será la candidata de la formación morada a las próximas elecciones europeas.

Fuentes del partido consultadas por Diario Red agradecían el trabajo de Verstrynge durante todos estos años en uno de los puestos orgánicos más difíciles: «Podemos agradece a Lilith Verstrynge su gran trabajo en la Secretaría de Organización. En los últimos meses, Verstrynge ha estado al frente de las negociaciones con Sumar, una tarea muy exigente que ha desarrollado en condiciones muy difíciles. Podemos le traslada sus mejores deseos. Esta será siempre su casa”, trasladan desde Podemos.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Gobierno de izquierdas en Euskadi o cláusula de exclusión

    Lo que arroja la nueva conformación del parlamento vasco tras las elecciones de ayer es una clara dicotomía política: o hay un gobierno de izquierdas en Euskadi y se respeta el resultado democrático o se impone la cláusula de exclusión promovida por el bloque de poder español