Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Pedro Sánchez y Manuela Villa (centro) — PSOE

Manuela Villa, la ‘ministra de Cultura a la sombra’ de Ernest Urtasun y cerca de Pedro Sánchez 

El nombramiento ha sido la respuesta del presidente del Gobierno al anuncio del ministro de Sumar de crear una unidad contra las violencias machistas en su departamento


Hace justamente una semana, días antes de la gala de los Goya y sólo unos días después de que El País publicara en exclusiva la denuncia de tres actrices por acoso sexual contra el director Carlos Vermut, el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, se agarró a la percha de actualidad y comunicó que impulsará dentro de su departamento una “unidad de atención y prevención de las violencias machistas en el sector cultural”.

Esta decisión cayó en el PSOE como un intento de Cultura por entrometerse en las competencias de Igualdad, en manos de la ministra Ana Redondo y un área que los socialistas han peleado mucho por recuperar tras los cuatro años de Irene Montero al frente del Ministerio.

Como respuesta, Pedro Sánchez anunció la creación de una dirección general de asuntos culturales en Moncloa, que colgaría directamente del organigrama de presidencia. Dicho y hecho: Pedro Sánchez ha nombrado a Manuela Villa como ministra de Cultura a la sombra y con plena autonomía del ministro Ernest Urtasun, de Sumar, a quien no le ha caído bien el nombramiento porque se encuadra en la disputa del PSOE por arrinconar a los de Yolanda Díaz en el Ejecutivo.

Manuela Villa (Madrid, 1976) es gestora cultural con años de experiencias, licenciada en Sociología por la London School of Economics y periodista tras cursar el máster privado de El País que imparte la Universidad Autónoma de Madrid, pero sobre todo es de la máxima confianza de Pedro Sánchez y una mujer de partido.

La ya exdiputada en la Asamblea de Madrid y secretaria de Cultura y Deportes de la ejecutiva federal del PSOE, no obstante, ha tratado de calmar los recelos de Sumar con este nombramiento que le quita autonomía al ministro Ernest Urtasun. En declaraciones a El Periódico de España, Villa ha explicado que “la percepción de amenaza, si existe, espero poder ir trabajándola para que se disipe porque ni mucho menos siento que venga a quitarle el sitio os las competencias a nadie”.

“Partidos hermanos”

La recién nombrada directora general de Asuntos Culturales de Moncloa llama a “trascender las lógicas de partido, esa suerte de competición, y subraya que Sumar y PSOE son partidos hermanos y hay que pensar en el bien general”, en un intento diplomático de ahuyentar el malestar existente en el partido de Yolanda Díaz.

Por su parte, Urtasun, cuyo entorno asume en privado que el nombramiento de Villa es un pulso del PSOE, ha sostenido públicamente que “cualquier otra dependencia del Gobierno, sea Presidencia o sea cualquier otra, que nos quiera ayudar a reforzar la presencia de la cultura en el organigrama de Gobierno, desde luego será bienvenida”.

Una semana después de que Urtasun comunicara la creación de una unidad de atención y prevención de las violencias machistas en el Ministerio de Cultura, lo único que ha aparecido en el BOE es la creación de una dirección general de Asuntos Culturales que depende directamente de Moncloa y que, de facto, supone ser ministra de Cultura en la sombra. 


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Florentino Pérez, ministro de Vivienda

    El problema de la vivienda en España es gravísimo y es urgente en términos sociales y económicos abordarlo de forma valiente. Pero habría que ser muy inocente para llevarse a engaño. Es obvio que el PSOE no va a hacer absolutamente nada significativo en esta materia