Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Irene Montero y la candidata a Lehendakari por Elkarrekin Podemos, Miren Gorrotxategi — Unanue / Europa Press

Montero llama a hacer frente al miedo a la derecha y al conformismo como «peor enemigo del progresismo y el feminismo»

Afirma que votar otra opción progresista que no sea Elkarrekin Podemos es hacerlo para que siga gobernando el PNV


La exministra de Igualdad y candidata de Podemos a las elecciones europeas, Irene Montero, ha advertido de que el «conformismo» es el «peor enemigo» del progresismo y el feminismo. Por ello, ha llamado a hacer frente «al miedo a la derecha y a la extrema derecha, pero también hacer frente al conformismo y colocar la esperanza como centro de nuestra acción política».

Montero ha participado este sábado en San Sebastián en un encuentro-desayuno con mujeres junto a la candidata a Lehendakari de Elkarrekin Podemos, Miren Gorrotxategi, en el que también ha estado presente la coordinadora general de Podemos Euskadi, Pilar Garrido.

En su intervención, se ha referido a la manifestación de este pasado 8 de marzo en Madrid en la que hubo «un desborde feminista» que «nadie se esperaba» y que «recuerda a los mejores años, a los mejores momentos, a la fortaleza inmensa que el movimiento feminista tiene para plantear los más nobles y los más bellos objetivos de transformación de nuestra sociedad».

Montero ha resaltado que en esa movilización «el grito más alto que sonó en las movilizaciones fue el ‘alto al genocidio en Palestina’». En su opinión, además, el movimiento feminista demostró «no solamente que España ya es otra gracias al feminismo, que es la fuerza transformadora con mayor capacidad de transformar y más democrática que existe en este momento».

«Ayer el feminismo puso en el centro la esperanza, frente al miedo que a mucha gente le da la derecha y la extrema derecha, y también frente al conformismo en el que nos quiere una buena parte de los sectores progresistas», ha asegurado la exministra de Igualdad.

Así, se ha mostrado convencida de que «el peor enemigo que las gentes progresistas y las feministas» tienen en este momento es «el conformismo, es el miedo, es pensar cualquier cosa vale con tal de que no vengan la derecha y la extrema derecha, porque entonces vamos a renunciar a transformar».

De este modo, ha advertido de que «lo siguiente que viene después de defender que las cosas se queden como están, cuando todo el mundo sabe que este mundo no funciona, que es injusto, lo siguiente que viene después de renunciar a transformar, después de conformarse con lo que hay, es la extrema derecha».

«Transformación en Euskadi»

Por otro lado, la dirigente de Podemos ha querido agradecer a Garrido y Gorrotxategi «el esfuerzo, el trabajo, la dedicación para mantener viva la posibilidad de la transformación en Euskadi y en España» porque es algo «fácil cuando el viento sopla a favor, pero hay otros momentos en los que no es tan fácil».

A su juicio, «solamente ese es un argumento suficiente para echar el resto en esta convocatoria electoral y para seguir manteniendo viva la posibilidad de la transformación en Euskadi y en España».

«España no puede tener un nuevo gobierno si en Euskadi no están fuertes las fuerzas que pueden transformar», ha remarcado, al tiempo que ha incidido en la importancia de que Elkarrekin Podemos «esté fuerte y siga llevando al Parlamento Vasco la voz de tanta gente que quiere transformar» para que exista la posibilidad de «construir por fin un gobierno de izquierdas en Euskadi». «Es un objetivo suficientemente valioso para dejarnos la piel en esta campaña electoral», ha insistido.

Irene Montero ha asegurado que el próximo 21 de abril los vascos tienen «la oportunidad, por primera vez en mucho tiempo, de alcanzar, de conseguir, de conquistar, con vuestro voto, un gobierno de izquierdas». No obstante, ha advertido a la ciudadanía de que no supone lo mismo votar a cualquier partido porque «a excepción de Podemos, por el lado progresista, van al final a un gobierno con el PNV».

Según ha recalcado, «solamente el voto a Elkarrekin Podemos garantiza que haya un gobierno de izquierdas que pone en el centro el feminismo y la paz», ya que el resto de opciones progresistas «están diciendo con claridad que votarlas sirve para que siga gobernando el PNV».

«Tambores de guerra»

De este modo, ha sostenido que es importante votar a Elkarrekin Podemos «para Euskadi y también para España», ya que «Estados Unidos y la élite europea están haciendo sonar los tambores de guerra diciendo que Europa tiene que prepararse para una economía de guerra, cuyo principal beneficiario va a ser la industria militar».

Tras destacar que Euskadi y España son «pueblos de paz», ha recordado que Podemos es «la única fuerza política que cuando han venido duras, incluso estando en el Gobierno en minoría, se ha atrevido a decir al Partido Socialista que no al envío de armas».

«En estas elecciones los vascos decidís si vais a tener un Gobierno que guarde silencio cuando Estados Unidos obligue a Europa a entrar en guerra, cuando Pedro Sánchez decida prestarse y doblegarse a los intereses de la élite europea y de Estados Unidos. O si vais a tener un gobierno de izquierdas que ponga la paz en el centro, que asegure que los vascos tienen en sus representantes firmes defensores de la paz en el momento en el que más difícil es defenderla», ha asegurado.

En su opinión, son necesarios gobiernos que «digan alto y claro que el genocidio en Palestina tiene que parar y que Netanyahu no podría estar llevando a cabo este genocidio, si no fuese por la absoluta complicidad de Estados Unidos y de la Unión Europea».

«Coste político del feminismo»

Asimismo, Irene Montero ha advertido de que «defender el feminismo también tiene un coste político» y que «plantear transformaciones feministas y sostenerlas tiene un enorme coste». Así, ha resaltado que «en los momentos en los que la reacción machista gana terreno, hay mucha gente que se pone de perfil y que dice: habéis ido demasiado lejos, vuestro feminismo molesta a los hombres, id más despacio».

De esta manera, ha denunciado que el actual Gobierno en España, y también con la «complicidad» del PNV, ha permitido que esta legislatura «deje al feminismo en un rincón, silenciado, con muy poca capacidad transformadora de las instituciones, cuando en la sociedad del feminismo sigue desbordando la conversación social y sigue siendo el principal motor democrático, que existe en Euskadi y también en España».

Por ello, ha considerado que el 21 de abril se decide también si Euskadi tiene «un gobierno en el que siga mandando el PNV» o uno de izquierdas «que coloque el feminismo y la paz en el centro de su acción política y que no sea cómplice de dejarlo arrinconado, silenciado y con poca capacidad de transformación».


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno