Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Ni mujeres, ni personas LGBTIQ: la falsa indignación de la prensa deportiva ante la Supercopa de Arabia Saudí 

El campeonato, que Rubiales y Piqué pactaron en 2019 por comisiones millonarias, genera una fingida sorpresa en muchos medios, que acaban de descubrir ahora las políticas del país contrarias a los Derechos Humanos


El campeonato, que Rubiales y Piqué pactaron en 2019 por comisiones millonarias, genera una fingida sorpresa en muchos medios, que acaban de descubrir ahora las políticas del país contrarias a los Derechos Humanos

Cuando, en 2019, Luis Rubiales, entonces Presidente de la RFEF, y Gerard Piqué, a través de su empresa Kosmos Holding, pactaron un millonario pelotazo por llevarse a Supercopa a Riad, los derechos humanos vulnerados en aquel país eran lo de menos.

Los audios, conversaciones y documentos filtrados en su día a El Confidencial revelaron que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol y el defensa del Barça construyeron una sólida alianza para hacerse con una comisión de 24 millones de euros que se repartieron a seis años vista. Para legitimar su decisión, llegaron a justificar el traslado del campeonato con el argumento de que su celebración llevaría la igualdad a la dictadura teocrática saudí, que Rubiales, de hecho, llegó a definir como “La Supercopa de la Igualdad”. «Geri, enhorabuena. Y no me refiero ni al partidazo de ayer ni a tu gol. Me refiero a que ya son más de las 12 y por lo tanto ya es firme el acuerdo con Arabia Saudí. Un abrazo, gracias por todo y aquí estoy para lo que necesites. Bueno, menos para algunas cosillas que casi mejor no me necesites [risas]. Venga, un abrazo enorme. Cuídate mucho, amigo»

Pero Arabia Saudí continúa siendo el mismo régimen dictatorial que era ya en 2019, cuando ambos directivos pactaron la Supercopa, un país contrario a los Derechos Humanos de las mujeres y de las personas LGTBIQ como figura año tras año en los informes de organismos como Amnistía Internacional. Sin embargo, la sombra del Se Acabó es alargada y en la actualidad, muchos de los programas deportivos que pasaron por alto esta cuestión o incluso legitimaron el evento dándole una amplia cobertura no pueden ahora permitirse ignorar las violaciones sistemáticas de derechos que se producen en el país.

Tal es el caso de Juanma Castaño y Manolo Lama, que se indignaban en su emisora con el testimonio de la periodista Helena Condis, enviada especial a Arabia Saudí de COPE,  que denunciaba no tener derecho a acceder a un gimnasio para entrenar durante su estancia en Riad.  Del mismo modo, muchas voces mostraban su sorpresa por la guía publicada por el FC Barcelona con recomendaciones para los visitantes en el país, que prescribía a  sus aficionados seguir en todo momento «recomendaciones de seguridad marcadas por las autoridades» para evitar consecuencias, especialmente, en lo relativo a las “demostraciones de afecto» relacionadas con el colectivo LGTBI, así como los gestos de apoyo al colectivo, que podrían ser severamente castigadas. «Se recomienda tener respeto y prudencia en los comportamientos en público y demostraciones de afecto. El comportamiento indecente, incluyendo cualquier acto de carácter sexual, podría tener consecuencias legales para los extranjeros. También pueden ser motivo de sanción las relaciones entre personas del mismo sexo y las muestras de apoyo al colectivo LGBTI, incluso en redes sociales».


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Puede haber un gobierno sin el PNV en Euskadi?

    La receta para conseguirlo ya la conocemos: resistir la violencia política y mediática y obligar al PSOE a aceptar la correlación de fuerzas parlamentaria emanada de las urnas. De momento, solamente los morados lo están diciendo