Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

A. Pérez Meca / Europa Press

Patxi López ahora protege a Ábalos: «Ir a una comida no es delito»

El portavoz de PSOE en el Congreso fue uno de los enviados por Sánchez para argumentar en los medios a favor de la caída del exministro de Transportes


Si a principios de semana Patxi López fue uno de los enviados por Pedro Sánchez a defender públicamente que el exministro Ábalos tenía que dimitir para cambiar el relato mediático del Caso Koldo, este jueves ha justificado que “ir a una comida no es delito” para quitarle importancia a que el ya diputado del Grupo Mixto haya sido señalado por el juez por mediar con el cerebro de la trama de la compra de mascarillas.

Según la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, (UCO), Ábalos habría mantenido varios encuentros en el último mes con el que fue su asesor y considerado el cerebro de la trama de corrupción. Preguntado por estas revelaciones, el portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, ha excusado al que fuera secretario de Organización de su partido: “Era su asesor hasta hace bien poco. No saquemos punta a todo”.

Aprovechando que se ha sabido también que uno de los investigados ha apuntado al portavoz del PP, Miguel Tellado, por supuestos vínculos con la trama para concertar una reunión con la administración balear, Paxti López ha aconsejado al PP que “mejor que se metieran el dedo en el ojo” en lugar de “señalar con el dedo de manera tan maliciosa”.

Sobre los vínculos entre Tellado con la trama, el portavoz del PP en el Congreso ha negado “rotundamente” las acusaciones. “Yo no me he reunido nunca con ningún miembro de la trama; la mujer del presidente, sí. Espero que dé explicaciones sobre todo eso porque los españoles tienen derecho a saber qué ocurre”, ha dicho Tellado. 


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Puede haber un gobierno sin el PNV en Euskadi?

    La receta para conseguirlo ya la conocemos: resistir la violencia política y mediática y obligar al PSOE a aceptar la correlación de fuerzas parlamentaria emanada de las urnas. De momento, solamente los morados lo están diciendo