Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

La ministra de Sanidad, Mónica García, en rueda de prensa — A. Pérez Meca / Europa Press

Reacciones encontradas ante la medida de la “autobaja sanitaria” del Ministerio de Sanidad

La medida anunciada la mañana del lunes ante la saturación hospitalaria provocada por la epidemia de infecciones respiratorias no termina de convencer a muchas voces en la izquierda


Tras el anuncio de la ministra de Sanidad la mañana del lunes de recuperar la llamada “autobaja” laboral de tres días para que los y las trabajadoras puedan “justificar una enfermedad leve” sin necesidad de acudir al centro de salud, las reacciones en redes se han multiplicado.

La medida, que ya estuvo activa durante la pandemia, —aunque en el contexto del estado de alarma decretado entonces— ha sido anunciada con motivo del pleno extraordinario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, una reunión que ha terminado sin acuerdo entre las partes y ha aplazado 48 horas la decisión en torno al uso de mascarillas. Según la propuesta presentada por García y su equipo, esta “autobaja” consistirá en una declaración responsable para descongestionar los centros de salud que permita “simplificar los procedimientos de incapacidad temporal”, sin impactar “negativamente en ningún otro organismo gestor”.

Algunos perfiles en redes sociales han subrayado la naturaleza “neoliberal” de esta medida, que coloca en la decisión individual de la persona enferma el acudir o no al centro de salud. Otras reacciones similares incidían en que la solución no pasaba por dejar de acudir al médico, sino por reforzar las plantillas sanitarias ante epidemias como esta.

En defensa de esta medida ha salido raudo el Secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, quien apoyaba la decisión a través de un hilo de tweets en los que afirmaba que es una cuestión que llevaban tiempo estudiando y en la que “van de la mano con el resto de agentes implicados”. Padilla buscaba así responder a las críticas que señalaban la medida como una salida al paso ante la falta de recursos: “quien dice que esto es un parche en vez de contratar más profesionales, voy a ser claro: NO.” El Secretario de Estado también añadía que “una persona que no necesita asistencia no necesita que el sistema sanitario haga de validador administrativo de lo que el trabajador puede justificar” y pone como ejemplo otros estados con “autobaja”, como Reino Unido —con hasta siete días de incapacidad temporal autodeclarada— o Portugal —con tres jornadas— adjuntando además un artículo firmado por tres expertos en Medicina Familiar que aborda diferentes propuestas de mejora en la Incapacidad Temporal, entre las que se defiende esta medida.

Pero artículos y debates académicos aparte, varias voces han puesto el acento no tanto en la cuestión de las funciones administrativas que saturan a los y las profesionales de la sanidad, sino en la calidad de la atención médica y el derecho a recibirla, también en momentos de colapso como el que vivimos actualmente en muchos centros sanitarios del estado.

Otras opiniones también señalaban la desprotección que esta medida podría tener para las y los trabajadores ante las presiones de sus empresas para trabajar.

Quienes también han sido muy críticos con la propuesta es el sindicato CCOO, que lanzaba un duro comunicado cuestionándola a las pocas horas de que se conociese la noticia.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • No es el turismo, es el capitalismo

    Muchos de los y las manifestantes verbalizaban con toda claridad que no están en contra del turismo, sino en contra del modelo actual. Dicho de otra manera, contra lo que protestaban ayer decenas de miles de canarios y canarias es contra el sistema capitalista