Diario Red
Menu
Menu
Diario Red
Rubiales llega a declarar

El expresidente de la RFEF Luis Rubiales y su abogada Olga Tubau

A. Pérez Meca / Europa Press

Rubiales colabora con la derecha mediática para difundir su estrategia machista de defensa contra Hermoso

Las declaraciones filtradas del expresidente de la RFEF revelan que mantuvo su postura sobre que el beso fue consentido y negó las coacciones a Hermoso y su entorno


Luis Rubiales sigue sin comprender qué es el consentimiento. El Español revelaba la mañana del miércoles la declaración íntegra, de casi una hora de duración, del que fuera presidente de la Federación Española de Fútbol, imputado por acoso sexual y coacciones ante la Audiencia Nacional.

Para Rubiales el beso fue consentido e imputa al gesto a «la alegría» del momento y a «estar muy contentos» pese a que Hermoso expresara, tanto en un comunicado como en sus reacciones grabadas por sus compañeras posteriores al beso, que ni hubo consentimiento, ni le gustó. «Sencillamente, no fui respetada».

Durante la declaración, Rubiales se valía también de comparaciones bastante desafortunadas sobre la euforia de la situación, como cuando «te toca la lotería» o si se «acabara la guerra en Ucrania» e insistía en que, pese a presidir la Real Federación y vicepresidir la UEFA, no tenía una relación jerárquica con la deportista: «Pero es que yo no soy superior, ustedes están diciendo que soy superior, es que mire usted…».

Durante su declaración defendió ante el juez que no hubo coacciones ni presiones contra la jugadora, pese a las múltiples informaciones surgidas el último mes en las que diferentes personas afirmaban ser testigos de las mismas: el propio hermano de Hermoso testificó ante el juez que la Federación llegó a enviar a sus hombres fuertes, Luque y Rivera, para convencer a la futbolista durante sus vacaciones en Ibiza. Asimismo, las jugadoras Alexia Putellas e Irene Paredes afirmaron en su declaración como testigos el pasado día 2 de octubre que el propio Rubiales pidió, llorando y «por sus hijas» a Hermoso que se grabara un vídeo de apoyo al Presidente en el que negara que lo ocurrido fuera una agresión.

Se mantienen asimismo las acusaciones del exdirectivo contra Hermoso, de la que dice «se marchó muerta de risa» tras el beso, volviendo a señalar a la jugadora como mentirosa, y afirmando que «faltaba a la verdad», tal y como hiciera también en el comunicado que la RFEF emitió el 26 de agosto, contra la jugadora. Aquel texto, donde la acusaba de estar «abducida» por el sindicato tras la fatídica rueda de prensa que protagonizó Rubiales en la Asamblea General Extraordinaria, fue posteriormente eliminado de las redes.

El Español no fue el único periódico de la derecha mediática que decidió colaborar con la estrategia machista de defensa de Rubiales contra Hermoso. El ABC, La Razón u OKdiario también se han sumado a la difusión de diferentes elementos de argumentario de Rubiales que servirían para exculpar o al menos justificar al presunto agresor sexual.

Mientras, siguen los ceses en la Federación en busca de esos «cambios estructurales» que, durante años, pidieron sin éxito las jugadoras. Además del dimitido Rubiales, otros cuatro nombres se cuentan ya en la lista de directivos caídos en el marco del #SeAcabó.


Madrid –

Compartir

Editorial

  • Gobierno de izquierdas en Euskadi o cláusula de exclusión

    Lo que arroja la nueva conformación del parlamento vasco tras las elecciones de ayer es una clara dicotomía política: o hay un gobierno de izquierdas en Euskadi y se respeta el resultado democrático o se impone la cláusula de exclusión promovida por el bloque de poder español