Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Lorena Sopêna / Europa Press

Un Mosso d’Esquadra impulsa un desahucio para especular con la casa de una trabajadora de Mataró

Según el Sindicat d’Habitatge de Mataró el agente compró la vivienda para después ejecutar el desahucio y venderla a un mayor precio


Este martes se ha producido el desahucio de Naima, una trabajadora de Mataró que llevaba más de doce años pagando su alquiler y a la que el Deutsche Bank decidió no renovar el contrato para poder vender el piso en el que vivía. Según informa el Sindicat d’Habitatge de Mataró, el desahucio se ha producido a raíz de la compra de la vivienda por parte de un Mosso d’Esquadra, que aprovechando la información que manejaba adquirió el inmueble a un precio bajo para después desahuciar a Naima y venderlo, obteniendo una gran rentabilidad.

El sindicato ha realizado un comunicado denunciando la práctica del agente y exponiendo públicamente el proceso de desalojo, en el que, según manifiestan, no se ha permitido a la inquilina continuar con su alquiler ni se le ha dado margen para encontrar otra opción: «–el Mosso– compró el piso a un precio muy bajo y aceleró el proceso de desahucio. No quiere alquilarle el piso a Naima y ni tan siquiera esperar unos días más a que pueda encontrar otra solución. Para él es simplemente una cuestión de rentabilidad: vaciar el piso y poder revenderlo a un precio más alto. Y por si fuera poco echar a Naima de su casa, quieren hacerle pagar una multa de 8.000 euros en concepto de impago de alquiler».

Aunque el sindicato tenía la intención de tratar de parar el desalojo, la afectada ha decidido entregar las llaves para no tener que «pasar por el mal trago que supone vivir un desahucio a pie de puerta». Ante estos hechos, el Sindicat d’Habitatge de Mataró ha declarado que este «no es un caso aislado» y que responde a la «ofensiva mediática, judicial y cultural que se está realizando contra la ocupación», ofensiva que, en última instancia, consideran dirigida contra «los derechos de la clase trabajadora» y que tiene como objetivo «aplanar el terreno para instaurar el desahucio rápido, fácil y barato».

Todo esto, explican, es lo que da pie a que «se haya podido efectuar como si nada un desahucio tan injusto y con una vulneración de derechos tan flagrante, en el que un policía que se dedica a la especulación ha terminado echando de su casa a una mujer que hacía más de doce años que pagaba el alquiler». 


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar