Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Funeral de Sebastián Piñera, ex presidente de Chile — Israel Chavez / Zuma Press / ContactoPhoto

Chile: Las herencias de Piñera

El expresidente intentó sacar a la derecha de su pasado autoritario, pero sus eventuales herederos políticos están indisolublemente vinculados a la dictadura


En círculos cercanos a Sebastián Piñera se dice que este acariciaba la idea de transformarse en el primer chileno en terciarse por tres veces la banda presidencial de Chile. El empresario jugaba con la idea, pese a la resistencia de su entorno familiar. Fallecido en un trágico accidente el martes 6 de febrero al capotar el helicóptero que conducía, el ex presidente chileno en dos mandatos dejó un vacío de liderazgo en la derecha. Llenar ese vacío es una disputa que recién comienza.

En medio de las ceremonias fúnebres y la saturación mediática acerca de “las luces y sombras” del fallecido ex presidente, la ex ministra Karla Rubilar —del partido Renovación Nacional— dijo mirando a las cámaras de TV que “la heredera del liderazgo” de la derecha es la ex parlamentaria, ex ministra y actual alcaldesa Evelyn Matthei, militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI), quien se encontraba a su lado. “Somos un equipo, un gran equipo”, retrucó la aludida, con una indisimulada sonrisa.

No ha sido el único momento en que Matthei fue ungida como la heredera de Piñera. En las encuestas de los últimos meses su nombre encabeza la lista de las probables candidaturas presidenciales mejor posicionadas. Por eso, al llegar al lugar donde era velado el cuerpo de Piñera no dudó en precisar: “El domingo (anterior a su muerte), el Presidente era un posible precandidato y hoy día ya no está. La vida es frágil, nunca se deben centrar las esperanzas en una persona, sino que en la institucionalidad y los equipos”.

Economista, al igual que Piñera, Evelyn Matthei tuvo una relación con el fallecido multimillonario de “luces y sombras”. Fue ayudante de Piñera cuando este dictaba algunas horas de clases en la escuela de Negocios de la Universidad Católica. A inicios de los 90 compartieron, junto a los también ex parlamentarios Andrés Allamand y Alberto Espina, la llamada “Patrulla Juvenil” de Renovación Nacional, que buscaba representar una propuesta más moderna de la derecha, más liberal en lo valórico y más distante del “pinochetismo”, sin romper sus vínculos con la herencia del dictador.

De hecho, Matthei es hija del general Fernando Matthei, quien por diez años integró la Junta Militar que lideraba Augusto Pinochet. En esos tiempos, Piñera se declaraba opositor a la dictadura y cercano a la Democracia Cristiana, partido centrista del cual su padre fue fundador junto a Eduardo Frei Montalva.

Pero la “Patrulla Juvenil” estalló en mil pedazos cuando en Piñera y Matthei despertó la ambición por ser candidatos presidenciales en 1994. Un oficial de inteligencia del Ejército interceptó un llamado telefónico en el que Piñera pidió a un amigo que intercediera ante un periodista que iba a entrevistar a Matthei: “Tiene que apretarla y dejarla como cabra chica (niñita)”. La grabación llegó a manos del dueño del canal, el empresario naviero y ultraderechista Ricardo Claro. Este, que ya tenía un pleito pendiente con Piñera, que le había robado la idea de introducir las tarjetas de crédito en Chile, asistió al programa de TV y puso la grabación al aire El llamado “Piñeragate” sacó de la carrera presidencial al propio Piñera y a Matthei, quien renunció al partido Renovación Nacional y fichó en la UDI. Por largos años dejaron de relacionarse.

Piñera no cejó en buscar la nominación como candidato presidencial de la derecha, pese a la desconfianza que despertaba en los sectores conservadores y la distancia que mantenía con los herederos políticos de Pinochet. Acumulaba adhesión en cada intento y crecía hacia el centro, al mismo tiempo que la Concertación, la alianza de la socialdemocracia y la Democracia Cristiana que gobernó por veinte años, perdía fuerzas y se desgastaba.

En 2009 derrotó al candidato concertacionista Eduardo Frei Ruiz-Tagle, asumió el gobierno y llamó a Matthei a ocupar el ministerio del Trabajo, un gesto con el que dio por superado su conflicto con la ahora alcaldesa y probable candidata presidencial. Pero mientras sellaba su alianza con la UDI también les reprochó su adhesión a Pinochet y su negativa a reconocer los crímenes de la dictadura. Los llamó “cómplices pasivos” cuando fueron las conmemoraciones de los 30 años del golpe de Estado. Y despertó las iras del pinochetismo cuando cerró una cárcel especial para represores.

Piñera intentó sacar a la derecha de su pasado autoritario, pero sus eventuales herederos políticos están indisolublemente vinculados a la dictadura, como Evelyn Matthei y el otro nombre que suena para llenar el vacío que dejo su muerte: el de su primo y fundador de la UDI, Andrés Chadwick Piñera.

El ex ministro del Interior en los dos mandatos de Piñera está inhabilitado para ejercer cargos públicos luego de ser acusado constitucionalmente por su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos durante la rebelión social de 2019, también fue un activo colaborador de la dictadura de Pinochet. Durante las ceremonias fúnebres, Chadwick estuvo a cargo del “discurso político” en representación de los ex ministros de Piñera. Su inhabilidad para ejercer cargos públicos por cinco años termina este 2024.

Aparte de Matthei y Chadwick también se mencionan los nombres de otros ex ministros que podrían “heredar” el liderazgo de Piñera y llenar el vacío, entre ellos el ex ministro Jaime Bellolio, la demócrata cristiana Ximena Rincón, la ex ministra Karla Rubilar, actual candidata a alcaldesa de la populosa comuna de Puente Alto, y el ex candidato presidencial ultraderechista José Antonio Kast.

Es una disputa que recién comienza y en la que Matthei parece llevar ventaja. ¿Quién cree que es o debiera ser su sucesor (a) político (a)? Preguntó hace dos días la encuestadora Panel Ciudadano, de la Universidad del Desarrollo. Los consultados respondieron: Evelyn Matthei, marca un 37% de las preferencias, seguida de “nadie” (24%) y José Antonio Kast (18%). Más abajo se aparecen las opciones Karla Rubilar (7%), y el alcalde Rodolfo Carter (6%) y “otro” (6%).

Donde no hay disputas por ahora es en la herencia económica de Piñera. Hace un año —informa este lunes el diario La Tercera— el propietario de una fortuna calculada en más de 3 mil millones de eurosdefinió junto a sus cuatro hijos cómo se administrará el patrimonio. Si bien cada hijo participará en las empresas de Piñera y podrán hacer retiros en montos iguales cada uno en los próximos años, Sebastián Piñera Morel, de 41 años, ingeniero comercial como su padre, estará en la gerencia general del holding de empresas y en la administración de las inversiones bursátiles, donde está la mayor parte de la fortuna.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno