Diario Red
Menu
Menu
Diario Red
Entrevista a Juan Luis González en La Base

Pablo Iglesias preguntando a Juan Luis González

«Detrás del discurso libertario de Milei viene la reivindicación abierta de la dictadura militar»

Entrevista a Juan Luis González, autor de “El loco. La vida desconocida de Javier Milei y su irrupción en la política argentina”.


Javier Milei es un nombre que suena ya en todo el mundo. El reciente ganador de las PASO en Argentina representa un fenómeno tanto estética, política y culturalmente y podría convertirse en el próximo Presidente de ese pais. Entrevistado por ‘La Base’, Juan Luis González, tal vez uno de los que mejor conoce a Javier Milei, brindó claves para entender este fenómeno, sus semejanzas con otros líderes de la actual extrema derecha mundial y los riesgos de su irrupción en el escenario electoral.

P: ¿Cuáles son, a tu juicio, las razones que han hecho que Javier Milei pase de ser un fenómeno mediático a ser un fenómeno electoral tan impresionante?

R: Son varias. En el libro dedico un capítulo entero a intentar entender el fenómeno. En el corto plazo diría que hay dos razones. Una la noto hablando con los militantes y electores de Milei y es el hecho de que Milei es nuevo. Puede parecer una pavada y, si lo rascamos, veremos que no hay nada nuevo en Milei, pero el hecho de que sea una cara nueva en un momento tan complicado y dramático en Argentina mueve un poco el perímetro. Y la otra razón es que las otras dos grandes coaliciones no tienen una gran oferta electoral. Patricia Bullrich no tiene nada que ver con la idea de cuando nació el PRO y que se pensaba como la socialdemocracia europea o Barack Obama. Bullrich viene del peronismo, o sea que poco que ver. Y Massa, no sólo por el hecho de que ha pasado por unos cuantos partidos, sino por la condición de ser Ministro de Economía, de una economía muy compleja, hace que Milei parezca o monopolice la expectativa de un futuro mejor.

Hay además una sensación que Milei la trabaja muy bien y se relaciona con su estilo de gritos y estilo rockero que conecta bastante bien con un país como Argentina que es bastante rockero, pero además recupera cierto romanticismo con la política. Vende la expectativa de un futuro mejor, tiene un tipo de relato y ofrece soluciones mágicas que yo creo que no podrían funcionar y no terminarían bien, pero entiendo cómo a alguna gente le puede parecer esperanzador porque habla de dolarizar los vouchers para la educación púbica, llevar a cero la deuda pública y una serie de elementos de soluciones mágicas que arrancarían rápidamente en su gobierno, y que entiendo que pueden generar una expectativa o generar esperanza.

Después hay otros temas de fondo. La pandemia creo que aceleró mucho el proceso en Argentina, el cambio de la tecnología que ayuda a este auge del individualismo, el crecimiento del mercado negro al que el discurso de Milei se inserta muy bien en esta lógica de individuo al mango y que el estado no te ayuda, sino que te jode, entonces votame a mí para reducirlo a su mínima expresión, etc. Hay una serie de factores que tienen mucho que ver con la actualidad política argentina.

P: ¿Cuál es el entramado empresarial que sostiene a Milei? ¿Quién pone el dinero para mantener este proyecto político?

R: Es curioso porque uno suele asociar a la derecha con los grandes actores de poder y Milei, si bien estuvo empujado por los medios y es el hijo político de Eduardo Eurnekian, que es la sexta persona más rica en la Argentina, no tiene a los actores de poder detrás. De hecho, diría que los grandes actores de poder han intentado desestabilizar su candidatura en la época previa a las PASO. Se ha notado mucho cómo en medios de comunicación alineados con los grandes partidos ha habido un intento fuerte de apuntar contra Milei. Pero diría que esto tiene que ver con una cuestión estructural. Muchas de las ideas que propone Milei como llevar la deuda pública a cero, la dolarización, cerrar muchas áreas del estado, a muchos empresarios no les conviene. De hecho, a Eurnekian, el que era jefe de Milei y que creció como un contratista público entre otros negocios, parece que tampoco le convendría.

Y después está el tema de que muchos empresarios le conocen. Aquí pongo un parteaguas en esa relación que fue el Foro de Llao Llao en Febrero de 2023, el foro más exclusivo del jet-set local y donde estaban Galperin, Eurnekian y todos los grandes popes. Se van durante dos o tres ideas a este hotel, Llao Llao en Bariloche, y suelen ir también los candidatos presidenciales. Milei fue e hizo agua profundamente. Y acá, insisto, hay un tema más de dimensión personal porque a Milei no hace falta investigarlo dos años para escribir un libro, para darte cuenta de que tiene un desequilibrio emocional importante. Cuando alguien lo trata, a los dos minutos aparece ese desequilibrio. Entonces, también hay un tema de que no se le suele ver como alguien confiable para ejercer la presidencia, sobre todo para estos empresarios. Por eso diría que, si bien hay algunos coqueteos y algunos tuits que Milei pone en público, no me da la sensación de que es el candidato del establishment. Y eso también parte de lo curioso que es el fenómeno Milei. La contracara de esto es que a Milei lo han votado en las PASO muchos trabajadores y ahí una cuestión de fondo sobre el cambio de lo que es el peronismo en cuanto a cómo representaba a los trabajadores en otro momento.

Es curioso porque uno suele asociar a la derecha con los grandes actores de poder y Milei, si bien estuvo empujado por los medios y es el hijo político de Eduardo Eurnekian, que es la sexta persona más rica en la Argentina, no tiene a los actores de poder detrás. De hecho, diría que los grandes actores de poder han intentado desestabilizar su candidatura en la época previa a las PASO.

P: ¿Qué diferencias encuentras, si las hay, entre Milei y otros fenómenos de ultraderecha de esta época como Bolsonaro, Trump o VOX en España?

R: Hay diferencias y similitudes. Es claro que comparten el mismo enemigo, al menos a nivel retórico, que es el comunismo. Uno ve la Carta de Madrid, que Milei y Villarruel firman, y arranca con “estamos luchando contra el comunismo”. Esto no es menor porque la política muchas veces se construye por los símbolos y por elegir al adversario. Ahí hay un tema que comparten. Después, uno va más al detalle y parece que no. Trump, por ejemplo, parte del Partido Republicano, venía del establishment. Algunos dirían que tuvo una política más proteccionista, mientras que Milei se presenta como un anarco-capitalista outsider que nunca hizo política a nivel formal. Uno ahí encuentra bastantes diferencias. Pero yo vuelvo al plano personal porque, en el caso de Milei se me hace complicado separarlo ya que él se mete en política gracias a esta conexión mística que dice tener con Dios y esta inestabilidad emocional claramente lo separa de todos los otros grandes referentes de la nueva derecha. Comparten los enemigos, pero es una similitud más estética. Bolsonaro también fue muchos años legislador. Es una similitud más estética que real. Pero es verdad que en política, los enemigos y todo lo que es el campo de los símbolos es bastante importante.

P: ¿Qué peligro representan los discursos negacionistas de Milei y Villarruel?

R: Para mí muchísimo. Hay un fenómeno tremendo con la nueva derecha que es no sólo la batalla por el presente y el control del futuro, sino por reescribir el propio pasado. Hago un pequeño paréntesis personal que es interesante para analizar. A las dos semanas de que salió el libro, Agustín Laje y Nicolás Márquez hicieron un vivo de una hora y media dedicado enteramente a desacreditarme a mí y al libro. Y cuento esto porque en el vivo le hacían decir cosas al libro que literalmente no dice. Decían que no tenía citas, o entrevistas o fuentes. Uno agarra el libro y en cinco páginas ya se da cuenta de que no es así, pero tenían un caudal de gente de 10 mil personas en vivo y no sé si está ya en un millón de reproducciones en YouTube, y, por tanto, se instala como parte de la verdad. Hay ahí una idea de reescribir la verdad y la historia medio orwelliana, medio del Ministerio de la Verdad. Y lo de Villarruel también es así.

Perdón que vuelva a la vida de Milei, pero creo que eso explica muchas cosas. Por ejemplo, Milei pasa de ser un neoliberal clásico en 2003-2004, a un anarco-capitalista cuando conoce al que fue su único amigo que tuvo en la vida, un anarcocapitalista previo. Del mismo modo, a Villlarruel la conoce en el 2021 y a partir de ello Milei empieza a girar y a profundizar su costado conservador. Creo que estos cambios siempre están relacionados con la vida de un hombre muy solitario que cuando alguien le da un lugar en la mesa, gira. Milei antes no se metía en ciertas cosas y ahora niega los 30 mil desaparecidos, por ejemplo. Está profundizando su costado conservador y Villarruel tiene mucho que ver en eso. Ella tiene una idea mucho más definida de lo que quiere hacer en este plano y lleva años trabajando en eso. Ella es el nexo de Videla, el dictador más terrible que ha tenido la Argentina, cuando estaba detenido. Era el nexo entre él y el afuera. Y lo que pasó en la legislatura el otro día fue impresionante.

Aquí hay otra cuestión interesante. La coanfitriona de Villarruel en la legislatura, la que hace de anfitriona del acto, Lucía Montenegro, llega ahí por un trueque. Un partido le presta a Milei el sello de la personería jurídica para que uno se presente como diputado y, a cambio, meten a Montenegro. Ese partido está manejado por José Bonacci que es un nazi literal. Si googlean su nombre le verán leer el Mein Kampf de Hitler. No es una manera de decir. Está asociado a los nazis más famosos de Argentina y es  el padre de Lucía Montenegro también. Entonces, detrás del discurso libertario de Milei viene la reivindicación abierta de la dictadura militar de la mano del nexo de Videla cuando estaba detenido y de todo el nazismo argentino. Es impresionante. A mí me llama mucho la atención el hecho de que Milei se presenta como lo nuevo cuando está lejos de ser lo nuevo, se presenta como lucha contra la casta cuando está lleno de casta y dice ser liberal en un partido que tiene nazis y negacionistas.

Puedes ver todo el especial sobre Javier Milei en ‘La Base’ de Canal Red aquí:


Madrid –

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística