Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

El actual ministro de economía, Luis Caputo y el expresidente Mauricio Macri, participando del G20 en 2018 — E]Str / Zuma Press / ContactoPhoto

El FMI advierte a los argentinos que sus “condiciones empeorarán” con una inflación del 25% y Milei imputa al peronismo la deuda que contrajo Macri

Históricamente el FMI ha sido un prestamista perverso para Argentina


El FMI ha concedido a Argentina un nuevo tramo de 4.700 millones de dólares correspondiente al préstamo de casi 50.000 millones contraído en 2018 durante la etapa de Mauricio Macri. Es el séptimo acuerdo del Programa de Estabilidades Extendidas con el FMI, el primero de la etapa del ultraderechista ultracapitalista Javier Milei. La institución que preside Kristalina Gueorguieva no se anda con rodeos. En su comunicado se complace de los profundos recortes que Milei trata de aprobar y señala que “el camino hacia la estabilidad será desafiante” y que durante el mismo “las condiciones empeorarán”.

No solo. “En las etapas iniciales”, augura el Fondo con una permanente sensación de déja vu sobrevolando el ambiente, “la eliminación de los controles de precios heredados y la corrección del desajuste cambiario tendrán un impacto inflacionario y profundizarán en la contracción de la actividad económica”. Una vez concluido el ajuste y empiece la recuperación -que el líder de La Libertad Avanza sitúa en algún momento a partir de 2025-, comenzará, según el FMI, un proceso de “desinflación” acompañado de un fortalecimiento de la posición en los mercados internacionales y una mejora de la producción, demanda, desempleo y salarios reales.

Pero de momento el camino emprendido es el contrario. Ayer jueves trascendió el dato de la inflación de diciembre: un espectacular 25,5% -durante el peor mes de Alberto Fernández fue de la mitad- que lleva a 2023 a cerrar con un aumento de precios del 211,4%. Es el dato mensual más alto desde 1990 -hiperinflación-, pero Milei declaraba sorprendentemente que ese incremento era un «éxito tremendo» mientras las cadenas de televisión graban colas interminables en carnicerías que ofrecen churrasco en oferta o a jubilados de la capital que viajan al Conurbano a hacer las compras para ajustar las cuentas a final de mes. Debido a la devaluación, los salarios reales pueden haber caído un 15% el último mes de 2023 según el grueso de las estimaciones. 

“Si ganabas 500.000 pesos antes del 10 de diciembre [asunción de Milei a la Presidencia], y gastabas 500.000, estabas con presupuesto en equilibrio”, describe el consultor y economista Pablo Tigani en Ámbito. “Pero desde entonces hubo una devaluación de 120%, los combustibles subieron más del 100% e inciden en el transporte directa e indirectamente, la medicina prepaga aumento 40% y viene por más -ya que es oligopólica y no está sometida a la competencia internacional-, los alimentos duplicaron su precio, la energía se va a cuadruplicar y, el alquiler aumentó al doble”.

Históricamente el FMI ha sido un prestamista perverso para Argentina, pero el otro gran quebradero de cabeza del presidente libertario es la pérdida de los préstamos que tenía amarrados el peronismo con países como China, que importó en 2022 el 92% de las exportaciones de poroto de soja. En la campaña Milei desafió al Gobierno comunista (“no solo no voy a hacer negocios con China, no voy a hacer negocios con ningún comunista”, dijo al gurú de la prensa ultra de EEUU, Carlson Tucker) y como presidente la cosa no ha mejorado: el país anunció que dejaba la nueva versión de los BRICS, que pasaban de cinco a 11 países (ahora 10) y, peor todavía, la titular de Exteriores, Diana Mondino, ha causado un incidente diplomático al reunirse con una representante de Taiwán.

Este mismo jueves 11 de enero, La Política Online informaba de que China “evalúa implementar represalias drásticas como exigir el pago del swap de miles de millones de dólares y dejar de comprarle al país soja y carnes”. “El gigante asiático ya dio los primeros pasos para que se ejecute el pago del tramo del swap que gastó el gobierno de Alberto Fernández, por unos 5.000 millones de dólares más intereses que rondan el 6%”, escribe LPO

Caputo: de Macri a Milei

Tras el acuerdo con el Fondo, el anuncio durante el miércoles por la tarde de las inclemencias económicas que se vienen contra los argentinos tuvo su carga simbólica: comparecieron el presidente del Banco Central (BCRA), Santiago Bausili, y el ministro de Economía, Luis Caputo; Caputo fue el máximo responsable del BCRA de junio a septiembre de 2018, en plena crisis cambiaria, y su cese fue interpretado como una exigencia de la entonces presidenta del Fondo, Christine Lagarde. Caputo estuvo en el corazón de la crisis que atenaza al país austral desde hace ya seis años. 

Era 2018, la etapa de la bicicleta financiera que, con la excusa de traer inversión al país, dejó un agujero de casi 50.000 millones de dólares que se convirtió en deuda con el organismo con sede en Nueva York. Un acontecimiento que reinterpretó ayer la Oficina del presidente de la nación al asegurar en un tweet que la deuda contraída por Macri con el FMI fue en realidad firmada por Alberto Fernández. 

“La deuda que se está renegociando con el FMI fue tomada por Mauricio Macri y el actual ministro de economía Luis Caputo”, respondió a la falacia la ex portavoz presidencial Gabriela Cerruti. El primer ministro de Economía de Fernández, Martín Guzmán, tildó este acto de “vergonzoso”: “La manipulación de la opinión pública es preocupante, especialmente si es desde fuentes oficiales”.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno