Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

El presidente Arévalo en el acto de toma de posesión — Fernando Chuy / Zuma Press / ContactoPhoto

El Gobierno de Arévalo condicionado por los ataques y resistencias de la derecha guatemalteca

Según el informe del CELAG sobre la situación actual en Guatemala, se prevé que con el nuevo Gobierno continúe la campaña de desestabilización orquestada por la derecha y el establishment enquistado en los poderes del Estado


El pasado domingo se llevó a cabo con éxito la toma de posesión de Bernardo Arévalo como Presidente de Guatemala a pesar de los intentos de la oposición por impedirla. Tras una tensa jornada en el Congreso, Arévalo consiguió una mayoría ajustada en la cámara gracias a la división del partido de su principal competidora, Sandra Torres, que le permitió ganar la votación para la Presidencia.

El intento de boicot del traspaso de poderes en la sesión del domingo es el culmen de una campaña de desestabilización que lleva ejecutando la derecha en los últimos meses para impedir la llegada al poder de Arévalo. A pesar de ello, el nuevo Presidente de Guatemala se llevó la victoria en las urnas logrando el apoyo de un 58% de los electores en segunda vuelta.

La campaña contra Arévalo es organizada por un establishment corrupto consolidado en torno al expresidente, Alejandro Giammatei, y que se extiende por todos los poderes del Estado. Su objetivo principal fue la judicialización del proceso electoral con constantes acciones, como el intento de evitar la segunda vuelta, la suspensión de la personería jurídica de Semilla (el partido de Arévalo), allanamientos al Tribunal Superior Electoral, el no reconocimiento de los resultados electorales por parte de la oposición, etc.

Este contexto augura una legislatura inestable y plagada de resistencias para el nuevo Gobierno. El primer escollo está en el Congreso: con apenas 23 diputados tendrá que alcanzar acuerdos con los partidos de la derecha (que rozan la mayoría en la cámara) para sacar adelante las iniciativas legislativas. También tendrá una capacidad de gestión presupuestaria limitada, ya que siguen vigentes el primer año de legislatura los presupuestos aprobados por el anterior Gobierno. Por último, se encontrará con un Poder Judicial controlado por el establishment de Giammatei y que orquestó las maniobras para impedir la toma de posesión de Arévalo, quién directamente acusó a la Fiscalía de organizar un golpe de Estado.

A pesar de todos los impedimentos y resistencias en frente, Arévalo cuenta con muchos apoyos internacionales. Los gobiernos progresistas de Latinoamérica firmaron una denuncia al intento de boicot de la derecha y un rotundo apoyo al nuevo Presidente. Desde EEUU también apuestan por la estabilidad del nuevo Gobierno ante actores políticos, sociales y económicos de Guatemala. La Unión Europea denunció los intentos de impedimento de la toma de posesión y aboga por la “aplicación de medidas restrictivas individuales” contra miembros de Congreso que atenten contra la normalidad institucional guatemalteca.

Informe CELAG


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Florentino Pérez, ministro de Vivienda

    El problema de la vivienda en España es gravísimo y es urgente en términos sociales y económicos abordarlo de forma valiente. Pero habría que ser muy inocente para llevarse a engaño. Es obvio que el PSOE no va a hacer absolutamente nada significativo en esta materia