Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Símbolos ultras en la Policía Federal Argentina

Un miembro de la Policía Federal argentina desata polémica al portar el emblema de la serpiente enroscada y consigna ‘Don’t tread on me’—»no me pises”— durante su servicio en las manifestaciones argentinas


En la Plaza Congreso de Buenos Aires, Argentina, hace aun par de días, se desató una fuerte represión contra los manifestantes que se oponían a la polémica Ley Ómnibus. La jornada comenzó con la sorpresiva instalación de un imponente vallado en la zona, creando un clima de tensión que culminó en un enfrentamiento violento con la Policía Federal.

Pero algo llamativo de la represión fue la presencia de un miembro de la Policía Federal portando el distintivo de los ultraliberales: la serpiente enroscada y la consigna «Don’t tread on me» —»no me pises”—.

La imagen fue compartida por la diputada Myriam Bregman — Diputada de la Nación Frente de Izquierda y de Trabajadores Unidad—, quien inicialmente lo confundió con un miembro de Gendarmería. Este emblema, conocido como la bandera de Gadsden, fue creado en 1775 durante la guerra de independencia de Estados Unidos, simbolizando la rebeldía ante el Estado, pero también vinculado a corrientes supremacistas y de extrema derecha.

Investigaciones posteriores revelaron que el policía “libertario” forma parte del Grupo de Operaciones Motorizadas Federales, ostentando el rango de inspector.

La ironía de la situación radica en que, de aprobarse la Ley Ómnibus, este agente podría enfrentar sanciones, ya que las Fuerzas Armadas y de Seguridad no están autorizadas a participar en manifestaciones políticas, incluyendo la prohibición de utilizar distintivos partidistas.

Hasta el momento no se ha emitido una reacción oficial por parte de las autoridades.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar