Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Maximiliano Ramos / Zuma Press / ContactoPhoto

Milei beneficia a bancos y fondos mientras la clase media argentina pierde sus ahorros

Entre febrero de 2023 y de 2024 la cantidad de vendedores de dólares aumentó un 1.118% a la vez que los fondos de inversión y entidades financieras obtienen beneficios gracias al carry trade habilitado por el Gobierno ultralibertario que recuerda al desastre de 2018


En Argentina la semana empieza —de momento— con huelgas en colectivos —autobuses— y camiones en todo el país. Un país donde el coste de los productos, espoleado por la inflación desatada a partir de diciembre, ya se equipara con Estados Unidos, según afirma en X Alberto Cavallo, hijo del ex ministro de Economía Domingo Cavallo. Además, la semana pasada el Ejecutivo despidió a 15.000 empleados públicos de casi todos los departamentos federales, que se suman a otros cuantos miles licenciados en los cuatro meses de Gobierno del ultraliberal Javier Milei; y los que quedan: en esta semana que arranca, ya se han anunciado despidos en la empresa pública de Trenes Argentinos. La epidemia de dengue, para la que México ha enviado gratuitamente miles de repelentes ante la escasez que sufren las farmacias, y la complicada situación económica, completan un cuadro desconcertante, aunque muchos de los votantes del líder de La Libertad Avanza siguen confiando en que todo mejorará.

Allí donde Milei logra progresos es exclusivamente en los indicadores financieros. Pero hay que leerlos con lupa. El actual Gobierno ha conseguido cerrar la brecha cambiaria existente entre el dólar oficial y el dólar blue o paralelo, mejorando la estabilidad en el mercado de cambios y, especialmente, el riesgo país. Pero esta política tiene riesgos: la de enriquecer a banqueros y fondos de inversión a través de una operación de carry trade, también conocida como bicicleta financiera, mientras la clase media ve evaporarse sus ahorros en dólares a velocidad crucero.

Una operación que recuerda al desastre que ocurrió con otra bicicleta, la planteada por el Gobierno de Mauricio Macri, y que degeneró en 2018 en un agujero de casi 50.000 millones y en un rescate con el Fondo Monetario Internacional por esa cantidad. La firma de ese crédito marca el inicio de la crisis que vive actualmente Argentina.

Para entender lo que está pasando, hay que atender a la estrategia de Milei de cerrar la brecha cambiaria [la diferencia entre el peso oficial y el blue que se produjo durante el último gobierno peronista y que provocó que Argentina resultara extremadamente atractiva para los ciudadanos con acceso a divisas extranjeras como el euro o el dólar]. Para conseguir cerrar esta brecha —y, por tanto, para reducir la inflación—, el gobierno ha efectuado compras netas por 11.665 millones de dólares desde el 11 de diciembre, al día siguiente de asumir el poder el libertario. De esta manera, se han engordado las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y mejorado los indicadores anteriormente citados. Pero también suceden otras cosas directamente relacionadas.

La estrategia del carry trade es una de esas cosas: implica desarmar posiciones en dólares a pesos para después colocarlos en un activo que genere rendimientos gracias a la tasa de interés y, una vez obtenidas estas ganancias, volver a comprar nuevamente dólares. Actualmente la tasa de interés para depósitos a plazo fijo es del 10% mensual. Los portales financieros explican estos días cómo enriquecerse a través de la bicicleta financiera. Pero la fórmula prácticamente solo puede ser aprovechada por la banca o por fondos de inversión, expulsando a la clase media que tradicionalmente ahorra en dólares.

Así, la clase media está perdiendo sus ahorros. Según el último informe de la evolución del mercado de cambios y balance cambiario del BCRA, entre febrero de 2023 y febrero de 2024 la cantidad de vendedores de dólares creció la barbaridad del 1.118%. Solo en enero, casi 200.000 argentinos vendieron dólares para poder llegar a fin de mes, un 942% más que en el mismo mes de 2023. Y ese mes, se vendieron 18 millones de dólares, 15 millones más que el año pasado.

“La bicicleta que están armando, que no es un plan económico sino el plan de negocio de una pandilla”, critica el economista Pablo Tigani. “Lo está financiando una clase media a la que en su día le dijeron: ahorrá en dólares, los pesos no valen ni excremento”

“Esa clase media está vendiendo sus dólares para llegar a fin de mes: si hace unos meses este sector pagaba 15 dólares por un paquete televisivo, ahora paga 60; por cargar el teléfono mensualmente antes abonaba 8 dólares y ahora 25; por la prepaga de 300 dólares a mil ahora. Tienen que vender dólares para poder pagar sus cuentas, agrega Tigani”.

Mientras tanto, los salarios han caído un 18% en términos reales, según ha publicado el INDEC (el INE de Argentina) y muchos colectivos están en pie de guerra. Solo hay una certeza: la ciudadanía cada vez es más pobre, la clase media cada vez es menos clase media, los sueldos cada vez alcanzan menos. ¿Terminará todo en desastre, como en 2018?


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística