Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Javier Milei, octubre 2023 — Mariana Nedelcu / Zuma Press / ContactoPhoto

Milei intenta prohibir el aborto en Argentina

Algunos diputados de La Libertad Avanza, el partido ultraderechista del presidente, impulsan una iniciativa que castiga la interrupción voluntaria del embarazo, incluso en caso de violación, con penas de prisión. Ya hay legisladores del partido que se han desvinculado de este proyecto


El derecho al aborto peligra en Argentina más que nunca. Después de conseguir hace poco más de tres años la aprobación de una nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo, seis diputados de La Libertad Avanza (LLA), el partido de Milei, quiere derogar esta ley.

El proyecto de ley, presentado por la diputada Rocío Bonacci y respaldado por algunos de los diputados de LLA, propone que el aborto pase a ser un delito e imponer penas de prisión.

Concretamente, la iniciativa contempla condenas de hasta tres años de cárcel para las mujeres que decidan llevar a cabo la interrupción de la gestación. Al mismo tiempo, los profesionales también serían duramente castigados. Para aquellos que ayuden a la interrupción voluntaria del embarazo se impone penas de uno a cuatro años de cárcel, mientras que en el caso de que lleven a cabo el aborto sin consentimiento de la gestante, estas condenas serían de entre tres y diez años. El texto añade que, en el caso de que la mujer falleciese debido a la intervención, los profesionales podrían ser penados hasta con 15 años de cárcel.

La única situación en la que la interrupción del embarazo no estaría castigada sería cuando el embarazo ponga en peligro a la gestante, aunque remarcan que estos casos se darán tan solo cuando “el peligro no pueda ser evitado por otros medios”.

Este proyecto de ley va totalmente en contra del contenido de la aprobada a finales de 2020. En diciembre de ese año, tras grandes movilizaciones de movimientos feministas, se legalizó el aborto hasta la semana 14 de forma legal y gratuita a través del sistema de salud.

Pero la iniciativa presentada por los diputados de LLA, pretende ser incluso más restrictiva que la ley de 1921. El proyecto de los de Milei, a diferencia de la ley de principios del siglo pasado, plantea prohibir también los abortos de en caso de violación, dándole la última palabra a un juez.

Sin embargo, esta iniciativa se prevé que también va a ser otro fiasco legislativo para los de Milei, tras la derrota esta semana con la ley ómnibus.

El proyecto de ley de Bonacci no ha tenido ni siquiera el respaldo del propio presidente. «Es una discusión estrictamente legislativa. No es parte de la agenda del Presidente, no ha sido una decisión del Presidente y no está impulsado de ninguna manera por el Poder Ejecutivo», ha aclarado el portavoz presidencial Manuel Adorni, tal y como recoge Página 12. Adorni añadió que en estos momentos el ejecutivo «está trabajando sin ningún tipo de descanso en otro tipo de temas que son mucho más urgentes y relevantes que este tema». Con estas declaraciones, el propio gobierno se quiere desmarcar por ahora de esta iniciativa.

Pero no solo desde el gobierno se desquitan de la derogación de la ley del aborto de 2020. La primera en desvincularse ha sido Lila Lemoine, una de las seis diputadas cuya firma aparece en la firma, pero que no dio permiso para que la incluyeran. Según Página 12, Lemoine dijo al medio Corta lo siguiente: “Pusieron mi nombre porque dije que iba a acompañar, pero que no era momento ahora y me metió igual. Es muy dañino”. Horas más tarde otros firmantes también hicieron lo mismo.

Ante esta falta de apoyo, Bonacci ha escrito en su cuenta de X que “el proyecto es mi iniciativa no del Ejecutivo y ha sido puesto a la consideración del cuerpo que integro”. Incluso a la pregunta sobre si había presentado el proyecto sin la aprobación de Milei, la diputada de LLA se ha escusado contestando que «los diputados pueden y deben presentar proyectos. No sabía que tenía que pedir permiso para proceder».

Pese a este desencuentro entre los diputados de LLA y el propio gobierno, lo cierto es que el propio Milei, cuyo lema es “viva la libertad, carajo”, ya se manifestó en contra del aborto legal y la ley vigente.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística