Milei nombrará como jefe de los abogados del Estado de Argentina a un neonazi

Rodolfo Barra, que fue ministro de Justicia con Menem, se vio obligado a dimitir por su pasado filonazi


Javier Milei, el ultraderechista que tomará posesión como Presidente de la República Argentina el próximo 10 de diciembre, ha designado como futuro jefe de los abogados del Estado a Rodolfo Barra, conocido por su pasado en la organización filonazi, Tacuara. El que fuera ministro de Justicia con Menem, el presidente neoliberal que arruinó Argentina, tuvo que dimitir de su cargo en 1996 tras salir a la luz una foto en la revista Noticias en la que se le veía haciendo el saludo nazi. El periódico argentino, Página/12 reveló durante aquellos días que en su juventud había protagonizado el ataque a una sinagoga, a la que le arrojaron alquitrán.

Organizaciones políticas argentinas y dirigentes de distinto signo, incluidos partidarios de Juntos por el Cambio (JxC) cercanos al expresidente Mauricio Macri, han rechazado este viernes el nombramiento de Rodolfo Barra, calificándolo de «inadmisible» por sus vínculos con el Movimiento Nacionalista Tacuara, próximo al nazismo, ha informado la agencia de noticias Télam.

Asimismo, desde la Asociación Civil Memoria Activa han rememorado el «pasado nazi» de Barra con la portada de la Revista Noticias publicada en 1996, en la que se denunciaba «al entonces ministro de Justicia» del expresidente Carlos Menem y se pedía «su renuncia por su participación en organizaciones y actos nazis». «Hoy, casi 28 años después, la impunidad se repite y nuestro reclamo también: manifestamos nuestro absoluto rechazo a la designación de Rodolfo Barra como procurador del Tesoro «, ha sentenciado la organización.

Según Irina Hauser, periodista de Página12, Barra es “un especialista en privatizaciones y hasta en elegir jueces amigables”. La periodista señala que “fue uno de los cerebros y arquitectos jurídicos de las privatizaciones del menemismo y el desguace del Estado, algo idéntico a lo que aspira Milei, pero aggiornado”. En los noventa, continúa, “buena parte del manejo del Poder Judicial también tuvo que ver con Barra. En esa época los jueces/zas y fiscales/as se nombraban a dedo. Él tuvo una fuerte injerencia en las designaciones en el fuero contencioso administrativo. Esos tribunales fueron claves para sostener el plan privatizador y reformador del menemismo y lo serán también para Milei. Es allí donde se dirimen las causas donde el Estado es parte, donde se tratan cuestiones sobre políticas públicas”.

Barra, cerca de los 76 años, obtuvo la graduación en 1970 en la Universidad Católica Argentina (UCA), por la cual también es doctor. Es muy religioso y está vinculado al Opus Dei, según informa Hauser. “Otros legados que dejó de su época en la cartera de Justicia, incluyen la llamada Ley Mordaza que apuntaba a limitar la actividad periodística al aumentar penas por calumnias e injurias, un gran contrasentido en la actualidad para una fuerza política que pregona la libertad, o que usurpa ese concepto con fines contrarios. También impulsó una norma que llevaba la contradicción en sí misma: era una ley anticorrupción que, en vez de fomentar la transparencia prohibía publicar las declaraciones juradas de bienes de los funcionarios. Otra norma en su haber era la que permitía a la policía hacer requisas sin autorización judicial así como incautar los elementos que quisieran”, cuenta la periodista.

Las personas de las que se está rodeando Milei contrastan con el discurso que él mismo ha tenido estos años, en los que hablaba de “casta” para referirse a los cuadros políticos de los anteriores gobiernos. Desde que ha tenido opciones en la carrera electoral, el ultraderechista se ha rodeado de cuadros neoliberales del pasado, figuras sin las que no se entendería la debacle económica de Argentina en los años 2000 y ahora. Él mismo hubiera los definido como “casta” hace tan solo unos meses. Macri, Bullrich y ahora Barra, serían algunos de los ejemplos. Pero también lo sería Caputo, ministro de Economía que lo fue en el ejecutivo de Macri y que fue uno de los principales responsables de la crisis financiera del país.

Como cuenta Sebastán Lacunza en eldiario.es, Milei “se apoya sobre exejecutivos y contratistas de la empresa en la que trabajó 13 años, Corporación América, con intereses en aeropuertos, petróleo y construcciones”. De ahí vienen “el futuro jefe de gabinete, Nicolás Pose; el ministro del Interior, Guillermo Francos; el de Infraestructura, Guillermo Ferraro; y el de Justicia, Mariano Cuneo Libarona”. Por otro lado, María Eleonora Urrutia fue nombrada para la transición en temas de Educación, “está casada con Hernán Büchi, ministro de Economía de Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet y candidato a presidente en ese último año y es admiradora tanto de Pinochet como del dictador argentino Jorge Rafael Videla”, escribe Lacunza.

De hecho, este sábado, el que será ministro del Interior de Milei, Guillermo Francos, ha anunciado este sábado estos nombres. «Martín Menem va a ser propuesto por el presidente electo como candidato a presidir la Cámara de Diputados y en caso del Senado va a proponer a Paoltroni de Formosa», ha explicado Francos en declaraciones a Radio Mitre y agregó. «En ambos casos van a ser hombres de La Libertad Avanza», ha resaltado.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión