Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Gustavo Petro — Chepa Beltran / Vwpics / Zuma Press / ContactoPhoto

La Corte lleva 146 días estudiando la terna de Petro para Fiscalía: su peor promedio fue de 45 días

La extrema derecha argumenta que “siempre la Corte se ha demorado muchos meses en la elección de los fiscales”


La elección de la nueva fiscal general de la Nación en Colombia ha desatado en los últimos meses un fuerte debate sobre la necesidad de que la Corte Suprema de Justicia, encargada de escoger de la terna enviada por el presidente Gustavo Petro, apure el paso debido a que teníamos al frente de la entidad a Francisco Barbosa, uno de los mejores amigos y funcionarios del expresidente Iván Duque, quien lo puso ahí para salvar a Álvaro Uribe Vélez y otros miembros de la extrema derecha que están en líos judiciales. Barbosa dedicó sus 4 años a pasear por Colombia, América y Europa sin obtener grandes resultados; en todas las cifras fue un fracaso. Casi el 60 % de los casos que llevó su Fiscalía ante los jueces los perdió y solo logran 1 condena de cada 10 procesos. Lo cierto es que el exfiscal simplemente fue un títere de los poderes de Colombia, puesto por ellos y para ellos, aunque la entidad realmente era manejada por la vicefiscal y hoy fiscal encargada, Martha Mancera, que siempre ha operado en la sombra mientras es acusada por presuntamente encubrir a alias ‘Pacho Malo’, agente del CTI de Buenaventura que aparentemente se asoció con narcotraficantes. También tiene cuestionamientos porque habría participado en el caso de los narcofiscales de Cali, Valle del Cauca, los cuales le limpiaban la “hoja de vida” a narcotraficantes.

Francisco desde el inicio usó la entidad para defender a Álvaro Uribe de forma descarada, al punto que el expresidente renunció al Senado para sentirse seguro siendo investigado por la Fiscalía. Por otro lado, el periodista Gonzalo Guillén reveló que encubrieron presuntamente 200 asesinatos cometidos por el Clan del Golfo, mientras Mancera se abría ella misma investigaciones por los casos anteriormente mencionados y un subalterno suyo los archivaba sin investigación, como pasó con la denuncia de la fiscal Angélica Monsalve sobre los miembros del CTI que descubrieron las andanzas de ‘Pacho Malo’. Se abrió el proceso, pero el fiscal que pusieron al frente, Víctor Andrés Salcedo, se hizo el “bobo” y nunca recibió las pruebas contra su jefe que son más de 50 gigabytes. La buena noticia es que, aunque archivaron el caso, más adelante se puede abrir. Así que por ahora no han podido echar toda la basura bajo el tapete. Eso sí, aparentemente le están pagando a medios de comunicación para desprestigiar a los denunciantes y asegurar que “no hay pruebas”. Con esto les cuento algunos de los escándalos que han llevado a que la ciudadanía salga a las calles a exigir la elección de la nueva fiscal. La CIDH, ONU y hasta la OEA manejada por la derecha política del continente pidieron a la Corte Suprema avanzar rápido en dicho proceso para brindar estabilidad jurídica a Colombia. Es que nunca habíamos tenido una terna decente con tres mujeres preparadas, con trayectoria inmejorable y que ni conocen al presidente Petro personalmente. Todos los presidentes enviaban los nombres de sus propios funcionarios o amigos porque necesitaban garantizar la impunidad de los poderes colombianos, que hoy se están moviendo para evitar el cambio de Fiscalía. Es más, los que hoy defienden a la Corte son los mismos que durante el gobierno de Uribe persiguieron, amenazaron, chuzaron e intimidaron magistrados; llegaron a pedir investigar a todos los togados y eliminar las Cortes.

La cosa no es de poca monta. Sin embargo, la extrema derecha argumenta que “siempre la Corte se ha demorado muchos meses en la elección de los fiscales”, esto tratando de legitimar el hecho que Martha Mancera quede en interinidad, si es posible, por años mientras ellos mueven cargos, plata y poder por debajo de la mesa dentro del tribunal. Resulta que el profesor y abogado Rodrigo Uprimny dejó por el piso esa supuesta “realidad” de tiempos porque resulta que en las elecciones anteriores el máximo registro que se tiene es de una demora de 82 días con Néstor Humberto Martínez. Por lo general se demoran 15 días, 9 días, 20 días, entre otros. Su mejor promedio fue de 19 días y el peor de 45 días. ¿Qué creen? Con Gustavo Petro llevan al momento de escribir este artículo 146 días. Algo insólito, nunca antes visto y tiene una explicación: con todas las ternas anteriores los poderes se sentían tranquilos, pero las mujeres que el Presidente presentó no hacen parte de esa corrupción y por eso vemos la mano oscura que maneja el país actuando con celeridad. Mientras tanto la oposición al jefe de Estado se va a Estados Unidos a manifestar que en Colombia no hay “ninguna ruptura institucional”, que todo lo que dice el Gobierno es “invento”, pero los hechos dicen lo contrario.

Esta es la tabla que el profesor presenta para entender los términos de elección y las ínfimas demoras en comparación con Petro:

“Vino entonces la crisis de 2009-2010 debido al agudo enfrentamiento entre el presidente Uribe y la Corte. Recordemos que la Corte ya sabía que Uribe la había espiado ilegalmente. Además, Uribe había increpado públicamente a los magistrados por — supuestamente — ser tolerantes y negligentes con la guerrilla. Todo porque la Corte investigó la parapolítica, que salpicaba a su gobierno. En ese contexto crispado, la Corte no seleccionó de la terna que le presentó Uribe en julio de 2009, por considerar que sus integrantes no tenían experticia en investigación criminal, eran demasiado cercanos al gobierno y tenían cuestionamientos éticos, como su exministro de defensa, Camilo Ospina, autor de la resolución que estimuló los falsos positivos. Por primera vez, la Fiscalía estuvo en interinidad, que además duró 16 meses, a cargo de Mendoza Diago”, explicó Uprimny en la columna que prendió a los periodistas “vendidos” que salieron a increpar con su acostumbrada manipulación, pero al final no lograron refutarlo y se acabó el argumento de “la demora es normal”.

El país no puede esperar más el cambio de fiscal teniendo en cuenta que estamos nadando en impunidad. Por ejemplo, desde el 2010 registramos un 94 % de impunidad sobre las denuncias de corrupción. La Fiscalía no actúa contra políticos o funcionarios que han gobernado a Colombia. Todo esto no es “presión” a los magistrados, sino la necesidad de vivir en un país decente sin mafiosos al mando.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • «Estamos en unos costes de defensa que son bajos»

    Es mentira que España presente un gasto militar bajo con respecto a otros países. Es una afirmación falaz basada en que la mayor parte del gasto militar en España es opaco. Pero este no es el único problema que tienen las palabras de Mónica García