Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Una víctima de la dictadura de Videla se hace viral por su discurso en el metro pidiendo frenar a Milei

La nieta de Esther Ballestrino e hija de Ana María Careaga irrumpe en un vagón del metro y narra la historia de su familia como ejemplo de lo que no quiere que vuelva a pasar en Argentina


Una mujer lanza un discurso pidiendo que no se vote a Milei en un vagón del metro (subte) de Argentina y alguien le graba. Hoy el video es viral y se mueve por todas las redes sociales. “Mi mamá tenía 16 años cuando la secuestraron embarazada de mí. Fue a un campo de concentración, donde la despojaron de todo, incluso su nombre: pasó a tener una letra y un número. Fue brutalmente torturada. Cumplió 17 años en ese campo de concentración», dice la protagonista.

Se trata de Ana Fernández, una mujer argentina que nació en Suecia tras exiliarse su madre, Ana María Careaga, secuestrada en 1977 cuando estaba embarazada de “Anita”. Durante el secuestro su madre fue torturada. Tres meses más tarde recuperó su libertad y logró exiliarse junto a algunos de sus familiares en Suecia, tras solicitar refugio en la ONU.

La abuela de Ana Fernández, Esther Ballestrino, también fue una víctima de Videla. Es una de las decenas de miles de personas asesinadas durante la dictadura. «Mi abuela salió a buscarla y se encontró con otras madres que hoy se conocen como Madres de Plaza de Mayo (…) la llevaron a la ESMA y fue arrojada con vida al mar», expresa emocionada Fernández en el vídeo.

Ballestrino fue una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo e integrante de «Los 12 de la Santa Cruz». Tal y como cuenta Diego Castro en Página12, el vuelo que tomó Ana María Careaga con destino a Suecia cuando todavía estaba embarazada de Anita “partió de Río de Janeiro, Brasil, a donde Ana María viajó junto a su compañero y a su hermana Mabel. Un día antes de que saliera el avión, su madre, Esther Ballestrino de Careaga —quien durante el secuestro de Ana María había fundado Madres de Plaza de Mayo junto a otras mujeres que buscaban a sus hijos— se trasladó a Brasil para llevarles a Carlitos, el hijo de pocos meses de Mabel. En ese momento, no hubo manera de convencerla para que también se exiliara, según contó Ana María años atrás en una entrevista. «Mi mamá viene a Brasil con mi sobrino y después vuelve a la Argentina. Vuelve a la Plaza, las Madres le dicen: ‘¿qué haces vos acá si ya recuperaste a tu hija?’ Y ella dice: ‘Yo voy a seguir hasta que aparezcan todos, porque todos los desaparecidos son mis hijos”.

Señala Ana Fernández en su discurso que en la ESMA cometió delitos de lesa humanidad el exmilitar argentino Jorge «el Tigre» Acosta, «un genocida que hoy pide que voten a Javier Milei», algo por lo que se muestra “muy preocupada”. «Amo este país, quiero vivir acá, quiero que todos podamos vivir teniendo diferencias, diciendo nuestras diferencias y sin miedo a que nos secuestren, a que nos torturen, y a que nos arrojen con vida al mar», concluye Fernández, que pide no votar a Milei.

El video se enmarca en las “micromilitancias” que están teniendo lugar en Argentina con motivo de la campaña electoral de la segunda vuelta, donde desde diferentes ámbitos y por personas anónimas se busca cómo impactar de cara la votación que enfrenta a Massa con Milei el domingo 19 de noviembre.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística