Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Lujuria

Oscar Sancho (Lujuria): «Pregunto cuántos somos en total los que estamos dispuestos a pelear»

Entrevistamos a Óscar Sancho, líder y cantante de Lujuria, con motivo del lanzamiento de su nuevo álbum ¿»Cuántos Somos En Total»? Una obra inspirada en Víctor Jara llena de libertad y justicia.


Antes de nada, hacía tiempo que no hablábamos… ¿cómo estás?, después de pandemias, crisis, guerras, nuevo disco…

Cierto, aunque las redes nos juntan casi cada día defendiendo causas justas ante injustos sin causa y sabemos el uno del otro. Estoy bien, me siento fuerte, con la conciencia intacta y con más ganas, si cabe, de darlo todo por lo que creo que debe darse. Ni la pandemia nos hizo mejores, ni la crisis ha despertado como debiera la conciencia de clase ni las guerras han movido conciencias, de ahí el nuevo disco del que imagino que vamos a hablar ahora con calma. 

Lujuria aparece de la mano de Víctor Jara en su nuevo disco llamado “¿Cuantos Somos En Total?”. ¿Cómo surge la idea de este maravilloso proyecto?

Precisamente por lo que acabamos de esbozar. Este disco lo empecé a madurar durante la pandemia. Ya percibí que no íbamos a salir mejores, que el individualismo, el egoísmo, el capitalismo y la hipocresía iban a ser los cuatro jinetes del apocalipsis que cabalgarían ahora junto a la guerra, el hambre, la peste y la muerte y que este siglo XXI iba a tener más jinetes que una convención de Vox y había que despertar conciencias.

Vayamos con Víctor Jara. Veamos lo último que escribió, de manera precipitada, y que fue sacado del Estadio Chile camuflado en un paquete de tabaco. Boris Navia, superviviente de la masacre del estadio, nos cuenta cómo pudieron sacar ese escrito. Navia y sus compañeros hicieron dos copias más que entregaron a detenidos que iban a ser liberados. Uno es descubierto y mediante la tortura logran que señale a Boris Navia a quien le quitan el poema de puño y letra de Jara y lo torturan durante horas. “Yo sabía que cada minuto que soportara las flagelaciones en mi cuerpo, era el tiempo necesario para que el poema de Víctor atravesara las barreras del fascismo. Y con orgullo debo decir que los torturadores no lograron lo que querían. Y una de las copias atravesó las alambradas y voló a la libertad y aquí están los versos de Víctor, de su último poema”.

Ese último poema de Víctor lanza una pregunta al mundo ¿cuántos somos en total? Él sabía que en el estadio eran 5000 que iban a ser asesinados:

“Somos aquí diez mil manos

que siembran y hacen andar las fábricas”.

Y se pregunta: 

“¿Cuántos somos en total

en las ciudades y en todo el país?”

También se pregunta:

“¿Y Méjico, Cuba, y el mundo?

¡Que griten esta ignominia!”

Y eso me hizo pensar… ¿y el mundo? ¿No va a gritar el mundo ante esa ignominia? ¿Y ante lo que está pasando? Y me decidí a llamar al disco “¿Cuántos somos en total?” para traer a la actualidad la pregunta del querido Víctor. ¿Cuántos somos en total dispuestos a plantar cara al fascismo que está despertando de nuevo? ¿Cuántos somos en total dispuestos, de verdad, a que cese el genocidio en Palestina? ¿Cuántos somos en total dispuestos a que la injusticia no de un solo paso más hacia adelante? Tenía esperanza… unos militares españoles habían contestado a mi pregunta a finales del 2020: “me encantaría fusilar a 26 millones de hijos de puta” ¡Somos 26 millones en España!, pensé. Ahora no creo que seamos tantas y tantos la verdad, ves lo que ha pasado en Galicia y piensas, ¿están votando a quienes les fusilarían? Y te respondes: Lo están haciendo, ¿y a quienes les roban y a quienes se hacen fotos con los narcos que acabaron con la vida de sus hijas y sus hijos, y a quienes les quitan la sanidad pública, la educación pública y todo lo que durante generaciones les costó ganar a otros “hijos de puta” que claman justicia de las cunetas de España? Y entonces decides que hay que poner la pregunta de Víctor de nuevo sobre la mesa: ¿Cuántos somos en total? Y no busco como respuesta cuanto somos en total los que seríamos fusilados si les dejamos, pregunto cuántos somos en total los que estamos dispuestos a pelear para que esto cambie de una vez por todas. Es hora ya de hacerlo, sinceramente, creo que mañana mismo ya empieza a ser tarde… 

La edición “librinilo” del disco es sencillamente increíble. ¿Cuánto tiempo os llevo montar todo el poemario, canciones, arreglos, fotos?

Una vez me dijo un colega ¿tú crees que un minuto es siempre el mismo tiempo? Claro, le dije. Pues yo te aseguro que no, me contestó, no es lo mismo un minuto en la cola del dentista que en un concierto de los Judas. Eso me pasó a mí. Decidí, antes de nada, documentarme bien, leer todo lo que cayese en mis manos sobre Víctor Jara. De ahí pasé a la historia de Chile para entender por qué habían llegado a bombardear La Moneda, la casa de todas las chilenas y todos los chilenos bombardeada por el ejército chileno, de ahí a investigar la Operación Cóndor y empezar a entender las distintas dictaduras que en aquellos años se instauraron en Latinoamérica, de ahí a entender por qué las tropas aliadas dejan colgada a España tras liberar Europa del fascismo en la segunda guerra mundial… y se pasaban horas que me parecían segundos y lo único que notaba es que la indignación y la repugnancia que iba sintiendo no me iba a caber en el pecho y a estar cada vez más seguro de que solo una clase obrera, unida, internacionalizada, concienciada y bien informada podrá cambiar las cosas y que todo lo demás son putos espejismos.  ¿Cuánto tiempo me llevó eso? Elije, cerca de tres años o un minuto, para mí fue un minuto, estaba realmente enfrascado, pero por el año en el que empecé y el año en el que ha salido el disco igual más de 3 años… tiempo que doy por bien empleado.

¿Por qué debemos reivindicar la figura de Víctor Jara en estos tiempos?

Han pasado 51 años desde su vil asesinato. En esos años triunfaba Johan Cruyff en el fútbol, Michael Jackson en la canción, Sylvester Stallone (aunque algunos le llamen Rocky) o Bo Derek en el cine… Si tú, hoy día preguntas a cualquier adolescente quienes fueron Johan Cruyff, o Michael Jackson, o Rocky o Bo Derek creo que más del 90 % lo sabe, si les preguntas quien fue Víctor Jara no sé si lo acertarían el 10 % y, sin embargo, el legado de Víctor Jara es superior al que nos han dejado todos los demás que he citado, sin duda.

No solo por eso, creo que hoy día hay mucha peña joven que ve al fascismo como algo hasta “amable” si me permites la palabra y a Hitler como algo muy lejano, pero si se les cuenta cómo fue la tortura y asesinato de Víctor Jara tan solo hace 51 años tal vez vean la verdadera cara de algo tan monstruoso como es el fascismo.

Lo intentaron todo contra él, su memoria y su honorabilidad. Si lees el libro que acompaña al vinilo (de ahí el nombre de librinilo) donde plasmo las conclusiones de esos años de investigación que te he contado y parte de su historia, verás que las malditas “fake news” no son un invento de ahora precisamente, ya las padeció Víctor Jara.

Hay muchas más razones para reivindicar su figura, por ejemplo, que quede patente que el arte siempre debe estar comprometido con el género humano, eso dota de alma a una obra artística, de lo contrario es solo algo más o menos bello, pero sin vida y a eso lo gana cualquier flor, para eso no necesitaríamos el arte.

Queda claro que sois ciudadanos del mundo por el nivel internacional de las personas que han colaborado en el disco. Cuéntanos cómo ha sido colaborar con ellos y cómo fue el proceso de llegar a proponerles este proyecto.

El nacionalismo es contrario a la izquierda per se. Aunque ahora haya partidos nacionalistas de izquierdas que respeto, el simple hecho de buscar lo que buscan (que lo comparto) solo para unos pocos (los de su nación) a mí me hace sentir que les falta algo. Claro que somos ciudadanos del mundo. Y más nos vale a todas y a todos tomar conciencia de eso y más pronto que tarde porque mientras estamos a nuestras pequeñas peleas estamos matando a la Pachamama y cuando ella muera las fronteras solo servirán para separar cadáveres. Creo que lo que más nos indigna del género humano es el racismo y a aquellas y aquellos que lo propagan solo les diré que si en su querida España expulsaran mañana a todas y a todos los migrantes, pasado mañana se arruinaría su sistema de pensiones. Ahora mismo creo que son el 13% de las afiliadas y afiliados a la seguridad social, pues así de idiotas son los racistas. No nos quitan el trabajo, sostienen nuestra sociedad, aunque solo sea por egoísmo, dadlo una vuelta… Dicho esto, fue una delicia trabajar con Chris Bertoncelli (Argentina, su grupo Renacer) y Pascual Meza (México, su grupo Khafra). También teníamos en el proyecto a Paul Gillman (su grupo lleva su nombre, Gillman, Venezuela) pero su agenda no se lo permitió y me consta que lo lamentó profundamente (yo también, le tengo una admiración y un respeto absoluto) Ellos son amigos de verdad de hace tiempo, compartimos la idea de unir el rock latino y el español en lo que hemos llamado La Nueva Ola del Metal Latino y siempre estamos los unos dispuestos a colaborar con los otros. No es aquello de invitar a alguien que ni conoces pero que puede dar prestigio a tu proyecto, esto fue invitar a unos amigos de verdad a estar en ésta, en preguntar al mundo ¿Cuántos somos en total?

Me han sonado los temas a una mezcla de las canciones de Jara y por otro lado vuestra aportación metalera. La mano de César Frutos se ha notado… ¿cómo ha sido este proceso de creación?

Te cuento como ha sido el proceso de crear las canciones. Lo primero, como bien dices, César de Frutos “El Oso” ha sido el productor, compositor y arreglista del proyecto y su mano no es que se note, es que es la mano creadora. “El Oso” es el primer batería de Lujuria. Su inquietud musical y su talento le llevó, primero, a estudiar música, composición y armonía y después a acabar en los coros del Teatro Real de Madrid como tenor, es un gran tenor y un gran músico. Y siempre ha seguido amando el Heavy Metal. Dejó Lujuria porque era incompatible con su trabajo en el Teatro Real, pero seguimos en contacto. Ya compuso el disco “Y la Yesca arderá” que dedicamos a la rebelión comunera y supe que tenía que hacer este nuevo disco con él. De hecho, de alguna manera, este disco lo veo como una continuación de “Y la yesca arderá” en su espíritu.

Bien, ya teníamos el equipo formado, en este caso “El Oso” y yo. Puse sobre la mesa la idea. Partíamos de plantearnos qué escribiría ahora Víctor Jara si no le hubiesen asesinado. Con eso en la cabeza, cogíamos una canción de Víctor Jara y escribíamos una letra que, como premisa, debía llevar alguna frase de la canción que nos había inspirado. Por ejemplo “Eres el canto del barrio” está inspirada en “Manifiesto” donde Víctor Jara dejó claro que “su canto no es para ricos, ni cosa que se parezca, su canto es de los andamios que llegan a las estrellas” Nosotros escribimos “eres el canto del barrio” para dejar claro que el Heavy Metal tampoco es un canto para ricos ni cosa que se parezca, que nació en los barrios y tiene sus raíces en la clase obrera, algo que (por ejemplo viendo los precios de las entradas de AC/DC en Sevilla) creemos que se está olvidando. Así hicimos con prácticamente todos los temas a excepción de “Fuego, fuerza y alma (Te recuerdo Víctor)” que está inspirada en “Te recuerdo Amanda”, pero no nos planteamos qué escribiría Víctor Jara, nos planteamos hacer un homenaje a Víctor Jara y de la canción que abre el disco que está basada en el último escrito de Víctor Jara pero que nunca fue canción (no le dieron tiempo) ni nadie había hecho canción hasta ahora, queríamos saldar esa deuda. Salvo esas dos, todas las demás fueron como te he contado, elegir un tema de Víctor Jara y, basándonos en él, escribir una letra actual.

¿Qué temas crees que ha quedado mejor adaptado y por qué?

Pues destacaría dos. El primero “¿Cuántos somos en total?” el que te acabo de contar, el que abre el disco. ¿Por qué? Porque no nació para ser canción, fue un escrito desesperado y creemos que si Víctor no hubiese muerto habría pulido y convertido en canción. Era realmente difícil, no tenía la estructura de canción, de hecho, nadie lo había hecho canción hasta ahora, tan solo León Gieco se enfrentó al escrito y lo que hizo fue recitarlo con música de fondo. Hace poco, y con motivo del 50 aniversario del asesinato de Víctor Jara, se hizo una canción con ese escrito y con inteligencia artificial, buscadla y entenderéis por qué los músicos estamos tranquilos en cuanto a la competencia que la IA podría plantear… no nos gusta nada. Estamos muy orgullosos del resultado nuestro y de que por fin sea una canción.

El otro tema que destacaría es “15 rostros de mujer” que está basado en el tema “El derecho de vivir en paz” y es un homenaje al mural feminista que vandalizaron los fascistas, estamos seguros de que Víctor Jara hubiera hecho esta canción.

La lucha contra el fascismo todavía sigue en lo más alto. Aunque hay gente que niega su existencia… ¿cómo ves esta problemática?

Es lo que te contaba cuando me has preguntado por qué homenajear a Víctor Jara. A la peña se le ha transmitido que el fascismo no existe, que eso es cosa del pasado y que lo que nosotros llamamos fascismo ellos aseguran que es patriotismo. Los partidos fascistas se han envuelto en banderas de sus países y han hurgado en la frustración de la gente. Es fácil ver crecer el fascismo en épocas de crisis y la actual no es solo una época de crisis económica fuerte, es también una época de crisis de valores. El egoísmo ha derrotado a la solidaridad. Los partidos fascistas han buscado enemigos ficticios (los migrantes) les han acusado de ser los causantes de todos los problemas y tras todo esto han hecho el último golpe a la lógica, se han apropiado de la palabra libertad, es alucinante, pero ha pasado… y todo esto hay que desmentirlo. Y para esto nace este disco, para contarles a quien lo escuche que de libertad nada, que su objetivo es encerrar en grandes estadios a quienes de verdad la defienden, torturarlos y matarlos. Hay que transmitir mensajes de hermandad en el género humano (el género humano es la internacional) y señalar que el racismo es una lacra para el mundo, y hay que quitarles las banderas que les arropan para que veamos su ropa interior donde aparecen cruces gamadas y “pollos” inconstitucionales.

Pero el problema no es solo la aparición de este fascismo “amable”, a eso se ha unido la desmovilización de la izquierda. Yo sostengo que la derecha jamás ha ganado unas elecciones en España. En España las elecciones o las gana la izquierda, o las pierde la izquierda y como ejemplos recientes tenemos las elecciones generales de este país y las gallegas. Si nos movilizamos, ganamos, si nos quedamos en casa, perdemos. Y con esto último tiene que ver hasta la música. Cuando impera una música con valores la juventud tiene valores, cuando crecen “músicas” (permíteme que lo ponga entre comillas) que transmite el más rancio de los machismos (vamos nena, ponte a cuatro, déjame que pase el rato) y el capitalismo más salvaje (en m cuello todo es oro, en mi garaje hay dos lambos, he robado sin decoro mientras tú te comes fango) y nadie hace saltar una sola alarma. Mientras, quien canta verdades es encarcelado (¡libertad Pablo Hasel!) juzgado o exiliado ante la insolidaridad del mundo musical. Todo esto empezó cuando se estigmatizó a S.A. y casi nadie movió un dedo. Eso fue para mí una gran decepción. Mucho “rojo de postal” veo yo en el Heavy Metal, y de ahí su decadencia, si pierde sus valores solo es pop acelerado…

Eres uno de los motores de la asociación “Rock contra el fascismo”. ¿Cómo va el desarrollo de la misma? ¿Cuáles son las principales trabas que os habéis encontrado desde su fundación?

Afortunadamente somos un motor de muchas válvulas. Esto ni hubiese arrancado de no ser por Mariano Muniesa (periodista) Fernando Madina (Reincidentes) Marilu (Alma Culter) Elisa C. Martín (ahora mismo en plena gira con una banda que lleva su nombre), Aurora Beltrán (Tahúres Zurdos), Carlos del Río (Motores) Podri (Ratzinger) Chema Gallego (La Central de Comunicación) y Guille (Ángelus Apátrida) y a todo eso suma 1.394 bandas que actualmente son firmantes de nuestro manifiesto.

¿Trabas? Algunas de esas que no se notan, como que nos costase casi un año legalizarla, pero claro, es que hicimos los papeles en Castilla y León, el primer laboratorio de un gobierno donde el fascismo ocupa cargos…

Una vez publicado el manifiesto y legalizada la asociación abrimos la inscripción individual con una cuota anual de 5 pavos porque si algo tenemos claro es que no vamos a pedir una sola subvención a nadie, nadie nos va a poder acusar de ser un “chiringuito” sin mentir al decirlo y ya que me preguntas, hago un llamamiento a todo el que se considere antifascista para unirse a nosotras y nosotros, nuestro mail es [email protected] y vamos algo lentos, somos 100 socios y, sinceramente, pensaba que con 1.394 bandas firmantes que menos que 1.394 socios, lo que nos permitiría organizar actividades desde ya pero bueno, tendremos paciencia. Mientras, hicimos un concierto en Burgos muy revelador, fue sintomático que un compañero de uno de los grupos que ahí tocamos (Motores, Zirrosis, Deshonra y Lujuria) me dijese “Si eso lo hacemos sin que fuese un festival de rock contra el fascismo agotamos entradas”. Hay miedo, y es una pena, pero es así. El Ayuntamiento de Burgos está gobernado por una coalición PP /Vox y tocábamos en una sala de gestión municipal. Por cierto, nuestro eterno agradecimiento a la gente de la sala que, a pesar de las presiones que sufrieron, mantuvieron el concierto. Mi banda, Lujuria, también sufrió una campaña de desprestigio y ataques acusándonos hasta de lo que llevamos 33 años combatiendo y si te fijas en los festivales de verano de heavy de este país, Lujuria no está en ninguno, que será casualidad… por los cojones, pero que es algo que tenemos asumido, sabíamos que el precio a pagar por nuestro mensaje era caro pero estamos homenajeando a Víctor Jara que pagó con su vida, que son dos festivales más o menos ante eso… lo damos por bien empleado todo si con eso se pone sobre la mesa que el rock es antifascista, que los fascistas sobran en el rock y que el fascismo no es una opción para la sociedad y debe ser combatido desde todos los frentes. Cueste lo que cueste.

¿Qué opinas de los artistas que dicen que mezclar política y música es un error?

El arte debe tener alma o no será arte. Y el alma debe tener valores o no será alma. Todo artista es libre de expresar eso de la manera que considere. Ten en cuenta que un artista que ensalce la belleza de la naturaleza, aunque no lo sepa, está haciendo política y comprometiéndose con la ecología, por ejemplo. Y el que le canta al amor está combatiendo la violencia de género. Dicho esto, vayamos con la música. La música es el idioma de la juventud por antonomasia y todo lo que la música haga es política. Porque si ahora tenemos una música imperante (el reguetón) que dice “pasar de la política” y cantarle a “las mujeres y al dinero” están haciendo el juego al capitalismo, a la derecha más rancia y a un modelo social repugnante. Aun diría más, “pasar de la política” es hacer política y en ese sentido estamos bastante mal ahora mismo. No era así cuando yo era adolescente, el rock, el punk, el heavy, todos esos estilos tenían claro de donde venían, qué eran y qué combatían… por eso partidos como Vox ahora acoge con los brazos abiertos a los renegados que caen en sus redes y tienen “al negro de Vox” “al heavy de Vox” “al rapero de Vox” y si se descuida acaban adoptando a Sabina que es otro que últimamente abre la boca y sube el pan.

Y no digamos ya el rock. Vale que algunas músicas como el pop puedan cantarle a la banalidad (de hecho, el pop, por su propia definición, no es arte, es un producto) pero el rock no solo es política, es que, ideológicamente, es de izquierdas. Esto escuece mucho a peña que le gusta el rock, pero son de Vox y me atacan siempre que pueden ignorando que ese ataque ya me está dando la razón, porque si les duele es que es cierto, y se revuelven cuando afirmo esto, pero es una verdad meridiana, lo siento por ellas y ellos, pero no, no son rockeras o rockeros, les gusta el rock, vale, pero no son rock.

¿Cómo estás viviendo la irrupción de las plataformas digitales tipo TikTok para el mundo de la música?

Ni las conozco ni me interesan, la verdad. Creo que debemos volver la vista atrás. Ahora vuelve a estar de moda el vinilo. Cuando ya nos hemos cansado de tener millones de canciones sin sentido en una plataforma digital queremos la obra completa, tangible… Nuestro disco “¿Cuántos somos en total?” solo se entiende bien con el librinilo en las manos, no oyendo canciones sueltas en una plataforma digital. Las plataformas digitales son a la música lo que una cita literaria es a un libro. No se puede sustituir a un libro, no se puede sustituir a un vinilo, ni tan siquiera un Cd lo consigue del todo.

Fíjate que gran obra el David de Miguel Ángel. Insustituible por una foto y menos por un fragmento de una foto, que si es de la cabeza lo más que podríamos comentar es que hay quien hace bustos mejores y que no entiendo que Miguel Ángel sea tan reconocido y si es el fragmento de sus genitales acabaremos por decir que era un pervertido, y querer censurarle (de hecho, ha pasado varias veces, poned en Google David de Miguel Ángel censurado que vais a flipar)

Lo sé, voy a contracorriente, pero me resisto como puedo, para muchas cosas ya soy “vieja escuela” y así quiero seguir.

Veo al mundo del metal muy adormilado en aspectos sociales, nos han adelantado por la derecha otros géneros que se están erigiendo en más reivindicativos, ¿qué ha pasado?

Nos han adelantado por la izquierda, la derecha nos la han dejado a nosotros. El metal no ha sabido cumplir años. A medida que pasan los años debería haber ido dando relevos, pero no ha sido así y han envejecido público y grupos. Los grupos ahora son grandes empresas que repiten fórmulas musicales que les dieron éxito en el pasado, pero ya no hay alma en sus canciones y el público es ahora cincuentón, casado o divorciado, con hijos, con un curro que ellos consideran estable porque les permite ir a un concierto de 150 euros para ver en una pantalla a esos grupos que admiraron de jóvenes… y se creen “clase media”. Al día siguiente al curro a enseñar las fotos del móvil… patético. Necesitamos que a las bandas jóvenes se las reconozca y se las de oportunidades, que las tenemos y muy buenas, que la peña joven llegue al rock y disfrute y para eso necesitamos conciertos a 10 pavos no a 150 pero amigo, el rock ha caído en manos de fondos de inversión que lo van a exprimir hasta la última gota para después arrojar la cáscara a la basura y exprimir al siguiente.  El mensaje ahora lo tiene el punk, el rock urbano y parte del rap (¡grandes los Chikos del Maíz!) y el rock necesita volver al under, alejarnos de los fondos de inversión, conectar de nuevo con la calle y el barrio y renacer desde ahí. Hay peña que pregunta, cuando ya no estén (dales 5 años como mucho) esas bandas que llenan estadios ¿Quién llenará estadios? Ignorando que el rock nació sin llenar estadios, creció sin llenar estadios y como se descuide va a morir por llenar estadios. También te diré que pertenezco a un club de Heavy Metal, el Pounding Metal Union que apuesta por el under, por la juventud, por ese Heavy Metal que será el relevo al verdadero Heavy Metal y me hace muy feliz estar ahí, veo conciertazos, juventud, relevo… hay esperanza.

El rock no está muerto, ni morirá, pero ¿cómo ves su futuro?

El rock es eterno, el rock nunca muere. Eso cantamos y eso creemos. Su futuro lo veo como te he contado, caminando hacia una catarsis que se va a producir en unos 5 años, desapareciendo del rock esas bandas que están haciendo tapón a los siguientes y entonces llegará el torrente de bandas que han crecido en el under y volverán a empuñar la bandera negra del Heavy Metal, mientras, disfrutad malditos bastardos, disfrutad que os queda poco…

Por cierto, salas vacías… festivales llenos. ¿Está desapareciendo el circuito underground? ¿Por qué la gente prefiere gastarse un pastizal en un festival y no soltar 5 míseros euros por ver una banda de rock ante sus narices?

Lo hemos hablado un poco antes, porque al rock le ha envejecido el público. La chavalería, esos que se gastan los 5 pavos, se los gastan en otras músicas y el público que ahora va al rock, va por puro postureo y porque como he llegado a leer en una página que dice “informar” de rock en sus comentarios “si me lo puedo permitir, tú te jodes”.

Permíteme un poco de optimismo que también lo hay, no todo el público es así, hay peña que ha cumplido años manteniendo los valores, hay peña joven llegando al rock y hay músicos de rock mantienen la llama. Las salas, últimamente, están anunciando sold out incluso ¿eh? creo que empiezan a verse detalles que nos invitan a ese optimismo.

¿Qué hacemos con la cultural en general? ¿Cómo podría la clase política arreglar lo maltrecha que está?

Muy fácil, entendiendo que no son ellos quienes deben gestionarla, su misión debe ser coordinarla y para ello deben reunirse, de manera habitual con todos los colectivos de la cultura. El problema no es que no sepan lo que hay que hacer, es que no quieren hacer lo que hay que hacer, quieren controlarla para sus propios intereses. Los romanos ya dijeron “pan y circo”, el capitalismo lo ha pulido a su interés y ahora es “de pan lo justo y circo el que diga yo”

¿Crees que la cultura es solo patrimonio de la izquierda?

¡No! Es patrimonio de la humanidad.  El problema es que la derecha quiere hacer pasar como cultura cosas tan aberrantes como asesinar toros entre aplausos y obvia otras muestras culturales porque transmiten unos valores que a la derecha no le interesan. Así pues, la CULTURA (con mayúsculas) es patrimonio de la humanidad pero solo la fomenta, defiende y apoya la izquierda, la derecha solo trata de utilizarla para interés propio o extinguirá si no se pliega a ese deseo.

¿Qué crees que diría Víctor Jara si viera en lo que se está convirtiendo nuestra sociedad?

Ya lo dejó dicho, Víctor dejó muchas cosas ya dichas, leed esta letra:

Levántate y mira la montaña
De donde viene el viento, el sol y el agua
Tú que manejas el curso de los ríos
Tú que sembraste el vuelo de tu alma

Levántate y mírate las manos
Para crecer, estréchala a tu hermano
Juntos iremos unidos en la sangre
Hoy es el tiempo que puede ser mañana

Líbranos de aquel que nos domina en la miseria
Tráenos tu reino de justicia e igualdad
Sopla como el viento la flor de la quebrada
Limpia como el fuego el cañón de mi fusil

Hágase por fin la voluntad aquí en la tierra
Danos tu fuerza y tu valor al combatir
Sopla como el viento la flor de la quebrada
Limpia como el fuego el cañón de mi fusil

Levántate y mírate las manos
Para crecer, estréchala a tu hermano
Juntos iremos unidos en la sangre
Ahora y en la hora de nuestra muerte, amén

Amén

Para ir cerrando… ¿cuántos somos en total, Óscar?

Siempre que alguien me pregunta eso al final de una charla como la que acabamos de mantener, le digo lo mismo, contigo uno más, y a eso debemos aspirar, a que al final de cada día hayamos hablado con alguien, respondido una entrevista, hecho algo que dé como resultado que seamos uno más hasta que llegue el momento que, sin darnos cuenta, seamos marabunta. Una hormiga sola es uno de los animales más vulnerables de la tierra, una marabunta devora un elefante en segundos y a su paso solo deja el esqueleto. Unidos somos invencibles.

Para los seguidores de Diario Red, ¿por qué deberían escuchar vuestro nuevo álbum “¿Cuántos Somos En Total?”

Si son lectores habituales de Diario Red ya están concienciadas y concienciados, que lo escuchen para llenarse de esperanza, reafirmarse en sus convicciones y creer más que nunca que por supuesto que se puede, si se quiere, se puede. Hoy, 50 años después del asesinato de Víctor Jara, él es el héroe y Pinochet un vampiro en una peli. La historia siempre nos da la razón y tenemos que luchar para que la actualidad también nos la de, ¡ánimo, compañeras y compañeros, nuestra lucha es justa y el único resultado posible es la victoria!


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno