Bayona posa con el premio Goya a Mejor Dirección por ‘La Sociedad de la Nieve’ — Raúl Terrel / Europa Press / ContactoPhoto

Premios Goya: otra interminable gala en la que arrasó J. A. Bayona

‘La sociedad de la nieve’, solo superada por ‘Mar adentro’ y ‘¡Ay, Carmela!’, logra 12 Premios Goya en una edición de casi 4 horas


Este año los Premios Goya han coincidido con la taquilla. O lo que es lo mismo: con el cine que ve la gente. La gran triunfadora, La sociedad de la nieve, es una de las 10 películas más taquilleras junto a películas insultantemente malas como Campeonex, Ocho apellidos marroquís o Vaya vacaciones. La película de Bayona, que ya comentamos en Diario Red, fue producida por la todopoderosa Netflix y la han visto más de 150 millones de espectadores en todo el mundo.

No hubo mucho que celebrar en los Goya porque el mercado del cine está completamente saturado. Según datos del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), en España se produjeron 328 largometrajes y sigue creciendo la producción de documentales y sobre todo de cortometrajes. En un análisis rápido se podría decir que hoy rodar cine es más fácil que nunca pero también el mercado está más saturado que nunca. Cada año crecen las posibilidades de rodar una película…  que no verá nadie. Y todo ello sin olvidar que el público se ha pasado a las series.

Antes de la gala, no faltó la polémica creada por el facha de turno. Nada menos que por el vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, que escupió: “Los señoritos no son los agricultores y ganaderos, son los que quieren vivir de producir obras cinematográficas que luego no ve nadie a costa de millones y millones de euros que pagan con mucho esfuerzo los contribuyentes españoles”. No hay mucho que comentar sobre semejante rebuzno, al que contestó Pedro Almodóvar al final de la gala. Pero mejor estuvo Tristán Ulloa en X: “Un tipo que cobra del erario y del que no se conocen competencias reales dando clases de señoritos y subvenciones a los demás y pretendiendo enfrentarnos a trabajadores de distintos sectores. Cuando quiera nos medimos las vidas laborales, currante”.

La 38º edición de los Premios Goya se celebró en Valladolid. Como es sabido, la ceremonia (que pueden ver en RTVE Play) solía celebrarse en Madrid, pero desde 2019 se ha celebrado en Sevilla, Málaga o Valencia. Entre los que entregaron los premios destacaron Pedro Almódovar, Penélope Cruz, Marisa Paredes, Elena Anaya, José Sacristán, Gael García Bernal o Eduard Fernández. Las actuaciones musicales, bastante vulgares, fueron de Amaia Romero, David Bisbal, Estopa, María José Llergo, India Martínez, Niña Pastori, Silvia Pérez Cruz y Salvador Sobral.

Los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrossi) apostaron por implicarse personal y emocionalmente en lo que, para ellos, suponen las galas de los Goya y llegaron a plasmar, con un sofá en el escenario, lo que fantaseaban viendo los Goyas hace años, cuando no eran los Javis. Y ese sofá se convirtió en el de Todo sobre mi madre con Almodóvar, Penélope Cruz, Marisa Paredes, Antonia San Juan y Cecilia Roth en ese escenario, grupo que se encargó de cerrar la gala con el Goya a la Mejor película.

Por desgracia, y aunque la gala empezó con muy buen ritmo, sigue haciéndose eterna e infumable. Desde el momento en el que la copresentadora Ana Belén homenajeó a Concha Velasco cantado ¡Mamá, quiero ser artista! (de forma innecesaria, bastaba con un vídeo bien montado) y entraron los áridos premios a los cortometrajes, la gala se volvió agonizante y la asesinó un eterno y anticlimático discurso de Fernando Méndez Leite, Presidente de la Academia.

El Goya a la Mejor película, con justicia, fue para La sociedad de la nieve. El premio a la Mejor actriz protagonista fue para Malena Alterio por Que nadie duerma y el de Mejor actor recayó en David Verdaguer, por Saben aquell. Su trabajo (que comentamos en Diario Red) era, sin duda, el más difícil de los nominados porque en la película de David Trueba logró algo muy jodido: no imitar a Eugenio y apoderase del personaje, de su esencia. En fin, Verdaguer interpretó, no calcó. Y lo bordó, su Goya es merecidísimo.

El premio al Mejor director fue para J. A Bayona, un premio también merecido por un buen trabajo y también nominado a los Oscar. Dedicó el premio, con naturalidad porque lleva ya muchos premios ganados, al autor del libro en el que se basa su película. Pero no todo fueron agradecimientos: Bayona se acordó de dos cadenas muy importantes que no creyeron en su proyecto, dos empresas cuyos ejecutivos estaban entre el público.

El Goya al Mejor guion adaptado fue para Pablo Berger por Robot Dreams, adaptación de una novela gráfica de Sara Varon y un texto bastante insulso. Eran más merecedores del premio Albert Espinosa y David Trueba por Saben aquel. El premio al Mejor guion original fue para Estibaliz Urresola, por 20.000 especies de abejas, un texto inteligente y bien entendido por sus actores. Una pena que en montaje la película no acierte tanto y acabe siendo bastante aburrida.

En cuanto al Goya Internacional supongo que es un galardón para lograr publicidad, pero carece de sentido en unos premios dedicados al cine español. Este año la agraciada fue Sigourney Weaver, una altísima mujer que empezó su carrera llegando tarde a un casting en un hotel. Cuando Ridley Scott la vio cruzar el umbral de la habitación se le pasó el mosqueo y supo que tenía delante a la protagonista de Alien. Weaver, que dio un discurso muy simpático y chapurreando castellano, tiene cierta ligazón con nuestro país: fue Isabel la Católica en 1942: La conquista del paraíso, también de Scott, rodó en Galicia (con Roman Polanski) La muerte y la doncella y ha trabajado a las órdenes de Rodrigo Cortés (Luces rojas) y J. A. Bayona (Un monstruo viene a verle).

Otro de los momentos fundamentales en los Goya es el homenaje a los veteranos. Y no hay más veterano que Juan Mariné, un hombre sabio y bueno que tiene 103 años. Fue el que recibió (sin estar presente) el Goya de Honor, premio que se entrega desde la primera edición y ha sido otorgado a cineastas como Rafael Azcona, Juan Antonio Bardem, Mario Camus o Carlos Saura. Mariné empezó a trabajar en el cine desde crío, rodó el entierro del líder anarquista Buenaventura Durruti y fotografió, además de otras 140 más, la primera película española rodada en Technicolor.

Postdata: me gustó ver a dos amigos en el vídeo de recuerdo a los que se fueron: Carlos Pumares, mítico presentador del programa de radio Polvo de estrellas, y Rafa Fernández, jefe de prensa y jefazo en general.

Listado de ganadores:

Mejor película: La sociedad de la nieve
Mejor dirección: J. A. Bayona (La sociedad de la nieve)
Mejor dirección novel: Estibaliz Urresola (20.000 especies de abejas)
Mejor actor: David Verdaguer (Saben aquell)
Mejor actriz: Malena Alterio (Que nadie duerma)
Mejor actor de reparto: Jose Coronado (Cerrar los ojos)
Mejor actriz de reparto: Ane Gabarain (20.000 especies de abejas)
Mejor actor revelación: Matías Recalt (La sociedad de la nieve)
Mejor actriz revelación: Janet Novás (O corno)
Mejor guion original: Estibaliz Urresola (20.000 especies de abejas)
Mejor guion adaptado: Pablo Berger (Robot Dreams)
Mejor dirección de fotografía: La sociedad de la nieve
Mejor montaje: La sociedad de la nieve
Mejor dirección de arte: La sociedad de la nieve
Mejor diseño de vestuario: La sociedad de la nieve
Mejor maquillaje y peluquería: La sociedad de la nieve
Mejor dirección de producción: La sociedad de la nieve
Mejores efectos especiales: La sociedad de la nieve
Mejor sonido: La sociedad de la nieve
Mejor música original: La sociedad de la nieve
Mejor canción original: Yo solo quiero amor (Te estoy amando locamente)
Mejor película documental: Mientras seas tú, el aquí y ahora de Carme Elias
Mejor película de animación: Robot Dreams
Mejor película europea: Anatomía de una caída (Francia)
Mejor película iberoamericana: La memoria infinita (Chile)
Mejor cortometraje de ficción: Aunque es de noche
Mejor cortometraje documental: Ava
Mejor cortometraje de animación: To bird or not to bird

Europa Press / Europa Press / ContactoPhoto

Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión