Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Barcos mercantes en el Mar Rojo — Mustafa Kaya / Xinhua News / ContactoPhoto

EEUU y sus aliados garantizan la continuidad del genocidio en Gaza

Nada hizo EEUU ni los países europeos para detener el exterminio organizado de seres humanos más pavoroso en lo que va de siglo, pero rápidamente han movilizado buques de guerra, efectivos y todos los medios materiales que sean necesarios para evitar el aumento de los costes en el tráfico marítimo


Mientras Sudáfrica, uno de los países del Sur Global y el que sufrió los horrores del apartheid en su máxima expresión, se convierte en el faro planetario de los derechos humanos al llevar a Israel ante la Corte Penal Internacional acusado de genocidio, EEUU, Reino Unido y otros países de la OTAN hacen todo lo posible para que el genocidio —que ya incluye el asesinato de más de 10.000 niños y niñas— pueda seguir su cauce sin impedimentos.

En estas últimas semanas, hemos pasado de la más absoluta de las inacciones, negándose los países ricos a tomar absolutamente ninguna medida material contra Israel —a diferencia de lo hecho contra Vladimir Putin— y circunscribiendo su acción diplomática a tímidas exhortaciones verbales cuando no directamente expresiones de apoyo, a la acción positiva en el Mar Rojo cuando los intereses comerciales de occidente se han visto amenazados.

Nada hizo EEUU ni los países europeos para detener el exterminio organizado de seres humanos más pavoroso en lo que va de siglo, pero rápidamente han movilizado buques de guerra, efectivos y todos los medios materiales que sean necesarios para evitar el aumento de los costes en el tráfico marítimo que estaban provocando los ataques hutíes a los barcos mercantes que atraviesan el estrecho de Bab-el-Mandeb, por donde pasa buena parte del comercio mundial de contenedores.

En las últimas horas, buques, aviones y drones de EEUU y Reino Unido, con apoyo operativo de los Países Bajos, han pasado a la siguiente fase y han atacado numerosos objetivos hutíes en suelo yemení, causando varios muertos y aumentando significativamente la probabilidad de que la matanza en Palestina se convierta en un conflicto de ámbito regional y ya veremos si también mundial.

Los que hoy buscamos un referente de defensa de la decencia y la justicia, ya solamente podemos mirar hacia Sudáfrica y hacia algunos países valientes de América Latina, como Colombia, Chile y Honduras

Con esta última acción, EEUU y sus aliados no solamente están mandando el clarísimo mensaje de que no van a mover un dedo para detener el genocidio de un país amigo, rico y con uno de los ejércitos más poderosos del mundo sobre una de las poblaciones más pobres del planeta y que lleva más de medio siglo sometida al bloqueo, al hostigamiento, al apartheid y a la violencia, pero que, por el contrario, están dispuestos a movilizar todas las tropas y todo el dinero que haga falta para proteger sus intereses comerciales. Además, vuelven a demostrar un doble rasero que no admite justificación al utilizar exactamente los argumentos contrarios para justificar su acción militar y diplomática en Ucrania y su inacción en Palestina.

«Si un país enemigo invade a otro país, por supuesto nos vamos a poner del lado del país invadido y vamos a hacer todo lo que haga falta para defenderlo; pero, si el país que lleva a cabo un genocidio es un país aliado, entonces no vamos a hacer absolutamente nada para defender al pueblo masacrado.» Este es el repugnante y clarísimo mensaje que ha lanzado tanto EEUU como la Unión Europea y eso les inhabilita de forma absoluta para presentarse como los defensores de la libertad, la democracia y los derechos humanos a nivel planetario. Los que hoy buscamos un referente de defensa de la decencia y la justicia, ya solamente podemos mirar hacia Sudáfrica y hacia algunos países valientes de América Latina, como Colombia, Chile y Honduras.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Florentino Pérez, ministro de Vivienda

    El problema de la vivienda en España es gravísimo y es urgente en términos sociales y económicos abordarlo de forma valiente. Pero habría que ser muy inocente para llevarse a engaño. Es obvio que el PSOE no va a hacer absolutamente nada significativo en esta materia