El debate de la TVG lo gana el PP (en sus informativos)

El Comité Intercentros denuncia que el tratamiento post-debate realizado en el telexornal de la TVG coincidía de manera descarada con el argumentario del Partido Popular de Galicia


Los sindicatos del Comité Intercentros de la corporación de medios públicos de Galicia han alertado por enésima vez, en plena campaña electoral, sobre “la grave manipulación informativa que amordaza a la CRTVG”.

Estas serias acusaciones vienen dadas como consecuencia del tratamiento en los informativos del ente público acerca del debate entre los candidatos y candidatas a presidir la Xunta, que se celebró en la TVG el pasado lunes 5 de febrero.

El Comité Intercentros denuncia que el tratamiento post-debate realizado en el telexornal de la TVG coincidía de manera descarada con el argumentario del Partido Popular de Galicia, afirmando que “lejos de informar sobre este importante evento con rigor e imparcialidad arroparon sin disimulo alguno al candidato del PP”. El marco utilizado, según los sindicatos “no dejaba lugar a dudas sobre el posicionamiento de los responsables editoriales de los medios públicos gallegos, que otra vez calcaron el argumentario del PP”.

Lo que debería de haber sido una cuña informativa se convirtió en un instrumento de propaganda, con un titular de apertura tendencioso donde los haya, “Alianza de la oposición contra Alfonso Rueda”. Curiosamente es el marco al que se ha aferrado Rueda para negarse a acudir a más debates, solicitando a los partidos de la oposición la ingeniosa ocurrencia de que designen a un portavoz único que los represente a todos.

El titular de apertura de la cuña que supuestamente debía informar objetivamente sobre el debate no fue lo peor. Los cortes elegidos parecían seleccionados por el secretario de comunicación del PP. Conexión BNG-Bildu-ETA e imposición del monolingüismo, con reiteración de los mensajes de Rueda y aportación casi testimonial de la versión de las fuerzas de la oposición.

La televisión que pagamos entre todas no puede ser un burdo ejecutor del argumentario del Partido Popular de Galicia; esta campaña electoral, en la que a Rueda le empiezan a temblar las piernas, al ver como plausible una derrota electoral, solo ha agravado una situación que viene de lejos.

El director general de la RTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, en funciones desde 2016 y procesado por acoso laboral, sabe que se juega el sueldo en esta campaña electoral y parece dispuesto a poner toda la carne en el asador para impedir como sea un gobierno alternativo en Galicia. No por habitual puede normalizarse esta perversión obscena del juego democrático y menos en un medio público.

El Partido Popular de Galicia solo puede ganar los debates manipulando, porque su proyecto político está agotado y es una rémora para el progreso de Galicia. Las gallegas y los gallegos nos merecemos unos medios públicos de calidad, que proporcionen información veraz y objetiva. El 18 de febrero tenemos una oportunidad de conseguirlos.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión