Alemania obliga a los extranjeros a posicionarse a favor de Israel para conseguir la nacionalidad

El estado de Sajonia-Anhalt es el primero que va a requerir que todo el que quiera obtener el pasaporte alemán reconozca la existencia de Israel, algo que han pedido desde el gobierno central


Todo aquel que desee obtener el pasaporte alemán en el estado alemán de Sajonia-Anhalt, gobernado por una gran coalición de cristianodemócratas de la CDU, socialdemócratas del SPD y liberales del FDP, deberá realizar a partir de ahora una declaración en la cual reconozca «el derecho de existencia de Israel y condene cualquier esfuerzo dirigido contra la existencia del Estado de Israel». Así lo expresó la Ministra del Interior, Tamara Zieschang, perteneciente a la CDU. La ministra también animó al resto de estados federales a adoptar su modelo, que ya ha sido comunicado oficialmente a todos los municipios de la región.

Cualquier persona que desee obtener la ciudadanía y haya mostrado actitudes «antisemitas» podría ver de ese modo a partir de ahora denegada su solicitud. Hasta el momento, los ciudadanos extranjeros que recibían la nacionalidad alemana debían declarar su respeto al sistema político vigente, la llamada «democracia social de mercado», según lo establecido en la constitución. Además, debían comprometerse a evitar cualquier acción que pudiera perjudicar al país.

A finales de noviembre, el líder del partido de la oposición CDU, Friedrich Merz, declaró, en medio de la guerra de Israel que ha provocado miles de víctimas inocentes en Gaza, que cualquier persona que desee ser ciudadano alemán debería reconocer el estado de Israel. «A quienes no lo firmen, no se les ha perdido nada en Alemania», afirmó en una entrevista con la cadena de televisión pública ZDF. También, al parecer, se está considerando la posibilidad de solicitar a los jugadores de fútbol que compiten en Alemania que firmen una declaración similar, después de que una asociación deportiva judíaabogara por ello.

A principios de noviembre, el presidente alemán, Frank Walter-Steinmeier, se dirigía a todos los ciudadanos «con raíces árabes y palestinas» residentes en el país y les pedía que no se dejasen «instrumentalizar» por el grupo armado Hamas y que se distanciaran de sus actos. Es la nueva forma de poner a todos bajo sospecha de ser terroristas, todos los extranjeros con aspecto musulmán, explica el periodista y experto en islam Fabian Goldmann. «Que se tenga que recordar a un ministro verde la problemático que son tales generalizaciones en tiempos de agresiones diarias contra los musulmanes, muestra cuánto ha cambiado el discurso en las últimas semanas», escribía Goldmann al respecto de un discurso del Ministro verde de energía Robert Habeck sobre «Israel y el antisemitismo» en el que Habeck había hecho lo mismo una semana antes que Steinmeier.

Piden a los periodistas firmar una declaración pro-Israel

Sin embargo, la criminalización hacia cualquiera sospechoso de poner en duda la existencia del Estado de Israel no se limita a los extranjeros. El político del partido verde Die Grünen, Jürgen Trittin, solicitó en una entrevista con el semanario Die Zeit que todos los medios de comunicación alemanes y todos los partidos se comprometan a apoyar a Israel. Trittin, quien fue Ministro de Medio Ambiente durante el gobierno de socialdemócratas y verdes durante el cual Alemania volvió a participar en una guerra en suelo europeo después de la Segunda Guerra Mundial, menciona como ejemplo al grupo editorial Springer. Este es el grupo editorial que edita el periódico sensacionalista Bild y el diario Die Welt, cuyo redactor jefe Ulf Poschardt se alegró en un comentario de la victoria en Argentina de Javier Milei.

«La tarea de la política no es lograr que las armas se silencien», llegó a afirmar la Ministra verde Baerbock

En concreto, lo que el verde Trittin elogia del grupo Springer y de tan exquisitos medios, es la obligación impuesta a sus trabajadores de firmar una declaración en la que se comprometen a apoyar «al pueblo judío» y «al derecho de existencia de Israel». En la entrevista, llega a admitir que «no quería darme cuenta de la magnitud del antisemitismo musulmán que vemos ahora» en Alemania, a pesar de que está demostrado que la gran mayoría de agresiones antisemitas contra judíos en el país son perpetradas por neonazis.

Los crímenes de guerra de Israel contra Palestina no han parado, pero Alemania y sus políticos persisten en su postura negacionista. Incluso mientras figuras como el jefe de la diplomacia europea o el portavoz de la Casa Blanca, aliados acérrimos de Israel que, de hecho, han cerrado los ojos ante el asesinato de miles de menores en la Franja de Gaza durante semanas, en los últimos días han llamado la atención al gobierno israelí. El gobierno alemán, y especialmente su Ministra de Asuntos Exteriores del partido verde Die Grünen, Annalena Baerbock, tan solo han llamado a «cumplir con la legalidad internacional» y han sido protagonistas de uno de los momentos más infames desde que comenzó la guerra. «La tarea de la política no es lograr que las armas se silencien», llegó a afirmar la Ministra verde Baerbock en una entrevista con el canal internacional alemán Deutsche Welle a finales de noviembre, cuando ya se contaban más de diez mil asesinatos.


Fotografía: Carmela Negrete

Berlín-

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión