Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Conferencia de prensa el viernes por la mañana con Wieland Hoban, de la Asociación Voz Judía por una Paz Justa en Oriente Medio

Alemania prohíbe un congreso sobre Palestina y no es noticia

Impiden la entrada a la corresponsal de Diario Red en una acción inusitada, en la que forzaron la entrada de medios no acreditados. La televisión pública calla mientras la prensa descalifica al congreso. Nueva demanda contra Alemania por apoyo al genocidio


En el Telediario alemán, el Tagesschau, no hubo ni congreso, ni prohibición del mismo ni nada. En la televisión local de Berlín sí, eso si, para informar de que el evento se había prohibido porque en el mismo «se conectó con un orador que tiene una prohibición de actividad política» que «en el pasado se ha expresado públicamente de manera antisemita o glorificando la violencia», como explicaron las autoridades. El médico palestino-británico y rector de la Universidad de Glasgow Salman Abu Sitta, que trabajó con los Médicos Sin Fronteras en el hospital Al-Shifa en la Franja de Gaza, que fue destruido por completo, tuvo que volverse a casa, ya que no le dejaron entrar en el país y le rechazaron ya en el aeropuerto. Bajo el lema «¡Acusamos!» el encuentro pretendía en primera línea denunciar la responsabilidad alemana en el genocidio de Gaza.

La policía interrumpe la Conferencia, corta la luz y finalmente disuelve a los presentes porque han recibido órdenes de que la conferencia ha sido prohibida.

«Lo más importante de este congreso es que queremos enviar un mensaje muy claro de que hay un genocidio y una participación alemana en el mismo», explicaba a Diario Red Wieland Hoban, presidente de la Asociación Voz Judía por una Paz Justa en Oriente Medio, lo cual no fue transmitido en la mayoría de medios alemanes, que se limitaron a criticar el evento sin entrar en detalles. «Ese genocidio no es un hecho repentino, sino que hay una larga lista de acontecimientos de opresión desde 1948 o incluso antes en los que el tema Palestina no desaparecerá hasta que haya justicia». Hoban presentaba la conferencia junto ala candidata al parlamento europeo de Diem25 Karin de Rigo. El jefe del partido, Yanis Varoufakis, también debía haber dado un discurso. «Es muy importante recalcar que todas nuestras acusaciones  tienen una base legal», explicaba Hoban al anunciar que la abogada Nadija Samour, que ha demandado al estado alemán por complicidad en el genocidio de Israel, hablaría en la conferencia.

Diario Red no pudo atender el Congreso sobre Palestina en el que acusaban a Alemania de cooperación en el genocidio en Gaza, mientras la policía obligaba a los organizadores a admitir prensa que no estaba acreditada.

Excluyen a Diario Red y la policía mete al diario Bild, entre otros

A la entrada del congreso, los ánimos estaban más que caldeados. Como explicó a Diario Red uno de los organizadores, Xavi Ferrer, al parecer la policía les comunicó en el último momento que cabían muchas menos personas de las que se había permitido en un principio. Esa fue la justificación oficial para dejar a Diario Red fuera de la conferencia, a pesar de que la propia policía obligó a los organizadores a dejar entrar a otros medios que no estaban en la lista de invitados a la cita, como el diario amarillista Bild que tituló que «la policía les corta la electricidad a los odiadores de Israel» y que había tildado la cita de «maratón del odio». La policía obligó a los presentes, que habían comprado entradas en su mayoría, a marcharse del lugar mientras Diario Red permanecía en un rincón esperando hasta que después de unas dos horas se nos permitió entrar, justo cuando las autoridades decidieron acabar con el acto.

Xavi Ferrer, al parecer la policía les comunicó en el último momento que cabían muchas menos personas de las que se había permitido en un principio. Esa fue la justificación oficial para excluir a buena parte de los asistentes.

El jefe de la sección de prensa del sindicato Verdi, Jörg Reichel, se encontraba en el lugar. A pesar de que la periodista que escribe estas líneas, que además de periodista es afiliada, le contó que había sido excluida de la conferencia por la policía a pesar de estar en la lista, éste no tuvo a bien de informar en su Twitter sobre ello. Por el contrario, dejaba verse el plumero una vez más, y sí se indignaba el sindicato de que «los organizadores niegan el acceso a la reunión pública a ciertos periodistas». Para adicionar que «la policía de Berlín garantiza la libertad de prensa y permite que aproximadamente 40 periodistas y equipos de televisión accedan al congreso».

Tweet del sindicato Verdi denunciando que no permitiesen entrar al diario Bild y a otros medios, y alabando a la policía por obligar a los organizadores a permitirles entrar. El derecho de admisión es algo que tienen los organizadores y, además, había un video en directo y en abierto para el público fuera del congreso.

Lo cierto es que es algo común que en eventos se decida invitar a unos periodistas y a otros se les deje fuera. Sin ir más lejos, en enero varios periodistas del canal público RBB no pudieron asistir a un «diálogo ciudadano» organizado por la AfD porque el partido les negó la entrada. Y entonces la policía no obligó a los ultras a admitir a los periodistas. Más allá de la opinión que se pueda tener sobre excluir a determinados medios de un acto, lo que no es posible y es claramente ilegal es no permitir entrar a alguien que los organizadores han invitado, como era el caso de Diario Red, ya que las autoridades no pueden inmiscuirse de ese modo en un acto, dejando fuera a periodistas invitados y permitiendo entrar a otros.

Denuncian detenciones arbitrarias

Gabriele Schulte-Kurteshi de la asociación EuropaUnion vino desde Sauerland y tuvo que quedarse fuera.

Fuera del congreso se quedaron personas como Gabriele Schulte-Kurteshi, presidenta de la asociación EuropaUnion y que había venido desde Sauerland y tuvo que quedarse fuera. Tras pasar varias horas de pie, la permitieron sentarse y contó a Diario Red que para ella, todo lo que estaba sucediendo era en su opinión «el intento de criminalizar la conferencia». Asimismo contó que había mantenido una charla sobre el tema a la que acudieron 50 personas, que «en una ciudad pequeña son muchas». Según ella, algunos asistentes le comunicaron que no estaban de acuerdo con el gobierno alemán. «Y eso que la mayoría eran más bien burgueses“, añadía. Gabriele asegura que «está claro que estamos ante un genocidio» y que había venido a Berlín porque no quiere  «ser cómplice“ del mismo. Mientras Diario Red hablaba con esta mujer fuera, la policía llevó a cabo varias detenciones durante el congreso. Uno de ellos fue el activista judío Uri Raz de la Asociación «Voz judía por una paz justa en Oriente Medio», que declaró al diario junge Welt que la justificación para su detención fue, al parecer, haber dicho a la policía que estaba actuando de forma antisemita.

Detención del activista judío Uri Raz de la Asociación «Voz judía por una paz justa en Oriente Medio».

Tras cancelar el congreso y de camino a casa, esta periodista se encontró una escena en la que, según los presentes, la policía había detenido a un estudiante y lo había llevado a otro lugar en una furgoneta. Otra estudiante permanecía asimismo detenida. El grupo venía de Austria y forma parte de la asociación «Estudiantes por la causa palestina en Austria». Según su versión, las detenciones fueron arbitrarias. La policía no quiso hacer comentarios y remitió a esta periodista al departamento de prensa. Cuando, después de un rato, permitieron a la joven seguir su camino, tres furgonetas de la policía continuaron conduciendo despacio junto al grupo de jóvenes. Al llegar a la parada del metro, otra joven fue detenida. Según un testigo llamado Willy, un hombre alemán ya mayor, la joven había dicho adiós con la mano a los policías. Éstos, de nuevo, no quisieron hacer declaraciones y volvieron a remitir al departamento de prensa, mientras retenían más tiempo a la joven, que no opuso resistencia.

La policía abre por la fuerza la habitación donde se encuentran los fusibles para cortar la electricidad mientras le dicen que hay llaves y no necesitan abrir así, lo cual ignoran.

Nueva demanda por apoyo al genocidio contra Alemania

Tras la demanda de Nicaragua contra Alemania por apoyo al genocidio ante la Corte Penal Internacional, se presentaba un nuevo pleito contra Alemania ante la fiscalía del país por vender armas a Israel. El Centro Europeo para los Derechos Humanos (ECCHR)y Constitucionales ayudaba a cinco palestinos de la Franja de Gaza a denunciar al gobierno alemán porque las «armas alemanas se utilizan para violar el derecho internacional, como son el delito de genocidio y los crímenes de guerra». El objetivo primero de la denuncia es parar la venta de armas a Israel. Colaboran en la denuncia el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR) en Gaza, el Centro Al Mezan para los Derechos Humanos en Gaza y la organización Al Haq en Ramala. Además, 600 empleados federales han pedido al gobierno federal en una misiva a no seguir entregando armas a Israel. La noticia se publicaba el día que comenzaba el congreso, que durante meses ha sido vilipendiado en la prensa.

Por otro lado, el miércoles el Tribunal de Distrito de Duisburgo celebraba el primer juicio contra activistas pro Palestina por supuestamente «apología de delitos». A Leon W. Le acusaban de gritar «Desde Duisburgo hasta Gaza, Yallah Intifada» y «Del río al mar, Palestina será libre». En su defensa, Leon explicó que el término «Intifada» significa «levantamiento popular», pero también como «conciencia» o «liberación» y el lema «Del río al mar» no fue inventado por Hamás. El Tribunal lo condenó a 60 días de multa de 15 euros cada uno.


Fotografías: Carmela Negrete

Nota de redacción: La autoría del vídeo publicado ayer en la red social X, con declaraciones cedidas gentilmente por Xavi Ferrer, es de nuestra corresponsal en Alemania, Carmela Negrete.

Berlín –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística