Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Brian Cahn / Zuma Press / ContactoPhoto

Biden sube en una última encuesta y recorta distancias con Trump

El actual presidente tomaría impulso en seis estados claves. Biden intenta persuadir al electorado indeciso a través de impuestos a los ricos y propuestas sobre la atención médica, pero su gestión sobre el genocidio en Gaza le sigue afectando negativamente


Biden reduce significativamente distancia electoral con Trump en hasta seis estados clave, en dos de ellos de manera significativa, quedándose a tan solo un 3% del magnate. Así lo revela una última encuesta realizada por Morning Consult para Bloomberg News, que se centró en siete estados indecisos y a su vez claves en las próximas elecciones de noviembre: Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Carolina del Norte, Pensilvania y Wisconsin.

En líneas generales, la encuesta muestra que Trump todavía lidera en los siete estados indecisos, con un 47% de los votantes. Además, la mayoría de los votantes que tienen buena opinión sobre Nikki Haley —la última candidata para liderar el partido republicano antes de su reciente abandono— dijeron que votarán a Trump en noviembre.

Sin embargo, también se observa como Biden está ganando terreno sobre el republicano en estos estados clave. El actual presidente de los Estados Unidos sigue de cerca a Trump, con el 43% del electorado que le votaría.

En Wisconsin el demócrata está por delante del magnate aunque por poco (46% para el demócrata y 45%), pero ha significado un gran aumento después de que estuviera cuatro puntos por detrás el mes pasado. Además, ambos candidatos están empatados con un 45% en Pensilvania y Michigan.

Aunque cabe también apuntar que en otros estados, Trump está algo más alejado de Biden, como los estados de Nevada (46% frente al 44%), Arizona (48% frente al 43%), North Carolina (49% frente al 43%) y Georgia (49% frente al 42%).

Pero Biden no parece darse por vencido e intenta revertir las encuestas en estos estados. Precisamente este martes Biden visitó North Carolina junto a su vicepresidenta Kamala Harris para lograr convencer a los votantes más indecisos.

Tax the rich: una baza electoral que puede reforzar la candidatura de Biden

Otro punto que esta encuesta también recoge es que hasta el 69% de los votantes registrados en siete estados indecisos están a favor de imponer impuestos más altos a los multimillonarios.

Imponer impuestos a los ricos ha sido siempre una postura propia del electorado más progresista, pero paradójicamente tiene también un gran apoyo entre aquellos que prefieren a Trump.

Pero el que parece que ya ha tomado nota ha sido Biden, quien ya adelantó en el discurso sobre el estado de la Unión su propuesta de gravar con impuestos adicionales a grandes corporaciones y personas con altos ingresos en los próximos diez años para conseguir hasta 5 billones de dólares.

Concretamente, el presidente estadounidense propuso aumentar la tasa del impuesto corporativo del 21% al 28%, mientras que para los multimillonarios abogaba por impuesto mínimo del 25%. No obstante, esto no se podría llevar a cabo si el Congreso sigue en manos de los republicanos: «igual no puedo hacerlo, pero si me dais el Congreso lo haré», afirmó hace unas semanas Biden.

Entre todas sus propuestas, otra cuestión que el equipo de Biden busca que sea uno de los temas estrella de la campaña es la atención médica. En su visita a North Carolina, el dúo Biden y Harris aprovecharon para poner sobre la mesa diferentes planes para reducir el coste de la atención sanitaria y medicamentos, así como para sacar pecho del ‘Obamacare’, poco después de que Trump amenazara con derogarlo.

Genocidio en Gaza y el ‘voto castigo’

Pese al empujón de esta última encuesta y las iniciativas anunciadas, Biden se enfrenta aún a una campaña marcada por la crispación política y el ‘voto castigo’, tal y como se pudo observar en el supermartes, donde en numerosos estados hubo un gran porcentaje de votos ‘sin compromiso’ —un equivalente al voto en blanco— por su falta acción ante el genocidio perpetuado en Gaza.

Hace unas semanas, anunció la construcción de un puerto temporal de ayuda humanitaria en Gaza. Una decisión que para muchos aún no deja de ser suficiente, ya que precisamente en su visita a North Carolina donde habló sobre sanidad, un grupo de manifestantes interrumpieron al presidente para exigir el alto al fuego, algo nada nuevo en los mítines de Biden.

Ante los gritos “¿Qué pasa con la atención sanitaria en Gaza?” y “¡Está siendo cómplice de un genocidio!”, el presidente de los Estados Unidos se limitó a contestar “Sed pacientes, tienen razón, tenemos que prestar mucha más atención a Gaza”.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Puede haber un gobierno sin el PNV en Euskadi?

    La receta para conseguirlo ya la conocemos: resistir la violencia política y mediática y obligar al PSOE a aceptar la correlación de fuerzas parlamentaria emanada de las urnas. De momento, solamente los morados lo están diciendo