Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Canal Red en Palestina: “Hemos informado a los servicios de socorro de no traer aquí los heridos, no podemos atenderlos”

Las imágenes del hospital indonesio muestran a personas heridas en los alrededores de las instalaciones y tendidas en el suelo en medio de charcos de sangre


17 de noviembre. Día 42.

El centro de salud en el norte de Gaza ha dejado de operar completamente y el abrumador número de pacientes —que abarrotan del edificio— ya no pueden ser atendidos. Según el director del hospital, Atef al-Kahlout, la falta de recursos y de suministros ha llevado a la interrupción en los servicios médicos, “hemos informado a los servicios de socorro de no traer aquí los heridos, no podemos atenderlos”.

Las imágenes del hospital en Beit Lahiya, ubicado en el norte de la Franja de Gaza, muestran a personas heridas rodeando los alrededores de las instalaciones y tendidas en el suelo en medio de charcos de sangre.

Alrededor de 30.000 palestinos han resultado heridos desde el inicio de las hostilidades en Gaza el 7 de octubre, murieron 1.200 personas, entre militares y civiles a razi de los ataques de Hamás según fuentes israelíes.

Según las autoridades sanitarias de Gaza, más de 11.400 personas, incluidos más de 4.600 niños, han perdido la vida por la ofensiva israelí en la Franja. Además, de los heridos y los asesinados, Israel ha impuesto severas restricciones al suministro de agua, alimentos, electricidad y combustible, lo que configuraría un genocidio con “métodos del siglo XXI” como ha declarado ayer la ONU.

Las fuerzas militares israelí llevaron a cabo una operación en el hospital Al-Shifa ayer jueves, alegando haber encontrado municiones, armas y equipo militar. Según el Ministerio de Salud de la Franja, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) utilizaron bulldozers —máquinas topadoras— durante la operación.

Israel afirmó que el hospital albergaba un centro de mando de Hamás, escondido en túneles excavados bajo el complejo hospitalario. Según las FDI, Hamas utilizaría el hospital y los túneles para llevar a cabo operaciones militares de manera clandestina y retener rehenes.

A pesar de las afirmaciones de Israel sobre la presencia de un centro de mando de Hamás, no se han proporcionado pruebas para respaldar esta afirmación.

El jueves, Human Rights Watch declaró que Israel no ha proporcionado pruebas suficientes para justificar la revocación del estatus protegido del hospital según las leyes internacionales de guerra. Según el director de Human Rights Watch para la ONU, Louis Charbonneau, “los hospitales solo pierden esas protecciones si se demuestra que se han llevado a cabo actos militares desde el lugar”.

Aunque Israel ha afirmado durante mucho tiempo que Hamás utiliza el hospital como centro de mando, Human Rights Watch ha cuestionado la falta de pruebas suficientes para respaldar esta afirmación. El ejército israelí sostiene que la incursión le ha permitido encontrar pruebas que respaldan su posición.

Varios observadores han cuestionado la validez de lo presentado como evidencia, expresando temores de que las fuerzas israelíes, al tener control exclusivo de la operación, podrían fabricar pruebas para respaldar sus acusaciones

Las fuerzas israelíes difundieron imágenes de vídeo desde el interior de un edificio no revelado dentro del complejo médico. En el video se mostraban tres bolsas de lona encontradas en un laboratorio de resonancia magnética, cada una contenía un rifle de asalto, granadas, uniformes de Hamás y chalecos antibalas, según los militares.
Además, se exhibieron rifles de asalto sin cargadores de munición que, según el portavoz militar israelí Jonathan Conricus, también fueron encontrados en el hospital. Conricus afirmó que estas armas no deberían estar dentro de un hospital y sugirió que las pruebas presentadas eran solo la «punta del iceberg».

Sin embargo, varios observadores han cuestionado la validez de lo presentado como evidencia, expresando temores de que las fuerzas israelíes, al tener control exclusivo de la operación, podrían fabricar pruebas para respaldar sus acusaciones.

Philippe Lazzarini, comisario general de la Agencia de Refugiados Palestinos de las Naciones Unidas (UNRWA en sus siglas en inglés), ha advertido sobre un intento deliberado de estrangular las operaciones en la Franja de Gaza, forzando el cierre de toda la labor humanitaria debido a la falta de combustible. Israel se ha negado a permitir envíos de combustible al enclave, alegando el posible uso militar por parte de Hamás.

El comisario general insistió en una conferencia de prensa en Ginebra que percibe un intento deliberado de obstaculizar la operación y de paralizar las actividades de la UNRWA.

Cómo creer a Israel, todas las pruebas presentadas se han refutado como a muy tardar en las 24 horas sucesivas. Cómo creerle cuando han ejecutado un hombre de 71 años con dos golpes en la nuca después de haber difundido imágenes de un soldado que le ayudaba a refugiarse de los ataques. Cómo creerle sobre el traslado de los bebés en las incubadoras si han muerto 3 por una bomba que han lanzado sobre la maternidad del hospotal. Cómo creerle si han justificado el horrible ataque al hospital Al Shifa por acoger un centro militar de Hamás y a la vez han forzado la evacuación del hospital Ibn Sina en Jenin, en la Cisjordania ocupada donde a Hamás ni se le espera. Como creer a Israel después de 75 o más años de opresión de la población palestina.

Durante el asalto al hospital al-Shifa, las fuerzas aéreas israelí lanzaron folletos sobre Khan Younis, ordenando a los residentes evacuar la zona.

Residentes de varias localidades en el este de Khan Younis, la ciudad más grande del sur de Gaza, informaron que aviones israelíes arrojaron numerosos folletos durante la noche y la madrugada del jueves, instándoles a abandonar la ciudad.

No estaba claro a dónde se suponía que debían dirigirse los residentes de Khan Younis, ya que Israel sigue bombardeando áreas del sur donde previamente se había instruido a los palestinos reubicarse por seguridad.

Desde el pasado martes, estamos en el sur de Líbano para informar sobre los acontecimientos en otro de los frentes abiertos por Israel, además de los de Gaza y Cisjordania. Ayer llegamos a la zona sureste en la Gobernación de Nabatiye, una de las ocho gobernaciones del Líbano y un bastión estratégico de Hezbollah. En esta región, Hezbollah desempeña un papel crucial no solo en la «resistencia», sino también a nivel político y social.

En el distrito electoral de Nabatieh, Bint Jbeil, Marjayoun y Hasbaya, en las recientes elecciones de 2002, las primeras después de 9 años, Hezbollah obtuvo el 65% de los votos y 9 de los 11 escaños en coalición con los aliados del Movimiento Amal, un partido chií moderado. A nivel nacional, Hezbollah logró obtener 13 escaños y hoy forma parte del gobierno libanés en una coalición de 16 partidos conocida como la Alianza del 8 de marzo. Esta coalición incluye, entre otros, a cristianos maronitas y al partido comunista, destacando la representación del partido liderado por Hassan Nasrallah.

Hezbollah no solo es una fuerza armada, sino también una estructura política y social arraigada en el territorio, con miles de militantes, escuelas y pequeños hospitales dispersos por toda la provincia, financiados por la organización liderada por Nasrallah.

Ayer, se informó que se llevaron a cabo múltiples operaciones dirigidas contra territorios ocupados por Israel en Líbano y Palestina, según anunció Hezbollah. Estas acciones fueron realizadas en apoyo “al pueblo palestino en la Franja de Gaza».
Hezbollah anunció el jueves que llevó a cabo un ataque contra fuerzas de infantería del ejercito israelí en las inmediaciones de Hadab Yaroun. Y que también se atacó a un grupo de fuerzas de ocupación israelíes en Shtoula.

Cuando llegamos a la zona de Marjayoun en busca de un lugar desde donde transmitir, nos encontramos con algunos periodistas de medios orientales como Al Jazeera, Al Mayadeen, la televisión iraní y otros medios libaneses. Al entablar conversación, expresan sorpresa al descubrir que somos el único medio occidental en la zona. Uno de los corresponsales nos recomienda evitar el uso del coche después de las 4 de la tarde, ya que la presencia de drones israelíes a lo largo del día es una amenaza constante desde al aire.

Ellos conocen bien la situación y los riesgos que conlleva. Hace tres días, fueron atacados por dos drones israelíes en la ciudad de Yaroun mientras estaban grabando. Un cámara de Al-Jazeera resultó herido, y los vehículos sufrieron daños. Un periodista de MTV logró capturar el segundo misil en el aire mientras informaba sobre el primer ataque.

No era el primer ataque contra los periodistas que cubren las noticia en Líbano desde el 7 de octubre. A principios de este mes, los ataques israelíes golpearon a un grupo de periodistas en el sur del Líbano, causando la muerte del cámara Issam Abdallah de Reuters y dejando a seis periodistas de Reuters, AFP y Al-Jazeera heridos, a pesar de estar claramente identificados como prensa.

Al fin, ayer nos llegaba una buena noticia desde España. 135 palestinos con nacionalidad española han vuelto. 135 vidas rescatadas.


Fotografías: Álex Zapico

Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Parar el genocidio, evitar la guerra

    Si hoy asistimos a una preocupante escalada bélica en Oriente Medio es porque Israel se ha embarcado en uno de los más pavorosos genocidios de las últimas décadas, pero también porque EEUU y la UE no han hecho nada para evitarlo