Condena histórica de la CIJ a Israel por genocidio en Gaza: Un llamado a la justicia mundial liderado por Sudáfrica

La Corte Internacional de Justicia emite medidas contra Israel tras apreciar presuntas intenciones genocidas del ejecutivo israelí; Estados Unidos escéptico ante la resolución


En un fallo sin precedentes, la Corte Internacional de Justicia (CIJ), máximo tribunal de la ONU, ha anunciado su competencia para investigar la demanda de Sudáfrica contra Israel por posibles actos de genocidio en la Franja de Gaza. Además de ordenar a Israel tomar medidas cautelares, la CIJ ha expresado su profunda preocupación por la «tragedia humana» y «devastación», particularmente impactante para los niños y niñas de Gaza.

Esta decisión marca un hito histórico, ya que es la primera vez que Israel se enfrenta a una investigación internacional por genocidio. La CIJ ha señalado directamente a altos funcionarios del gobierno de Netanyahu como posibles instigadores del genocidio, citando declaraciones del Presidente, el Primer Ministro y el Ministro de Defensa. La resolución invoca el artículo III de la Convención sobre Genocidio, sosteniendo la posibilidad de complicidad con el Estado genocida para aquellos que respalden a Israel.

A pesar de la contundencia de la resolución, el proceso que sigue puede prolongarse durante uno, dos o incluso tres años. Aunque las sentencias de la CIJ son vinculantes, la corte carece de herramientas propias para garantizar el cumplimiento, dependiendo de la comunidad internacional y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Estados Unidos, con poder de veto en el Consejo de Seguridad, no parece que vaya a impulsar la resolución. Recordemos que John Kirby, Portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, ya negó la existencia de un genocidio en Gaza, a pesar de las más de 26,000 muertes palestinas, 10,000 desaparecidos y al menos 1.8 millones de desplazados internos.

La CIJ ha sido criticada por no abordar la demanda de Sudáfrica de un alto al fuego inmediato en su resolución. Naledi Pandor, ministra de exteriores sudafricana, ha cuestionado cómo se garantizará la seguridad de los civiles y la llegada de ayuda humanitaria sin un cese al fuego.

Analistas como Jesús Núñez apuntan que “la CIJ evitó cuestionar el derecho a la legítima defensa de Israel al no incluir el cese de operaciones militares en su resolución”. Esto podría haber sido aprovechado por Israel, haciéndose responsable de cualquier violencia ejercida por Hamás y utilizando a la CIJ como chivo expiatorio.

Israel ha rechazado vehementemente la resolución de la CIJ, calificándola de «falsa e indignante». Netanyahu se ha aferrado al derecho a la autodefensa, asegurando que el tribunal de La Haya rechazó «con razón» la «escandalosa exigencia» de privar a Israel de este derecho. El Ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, tildó el fallo de antisemita y afirmó que las Fuerzas de Defensa de Israel seguirán operando en la Franja.

La intensificación de los bombardeos en los alrededores de Khan Younis, con acusaciones de asedio a hospitales locales por parte de las autoridades sanitarias palestinas, son prueba de que Israel no tiene intención de cesar sus ataques. La resolución de la CIJ desencadena un nuevo capítulo en la tensa situación en Gaza, con un llamado a la justicia mundial liderado por Sudáfrica.


Puedes ver el episodio completo de La Base por Canal Red aquí:

Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión