Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

El presidente de los Estados Unidos interviene en la asamblea de la ONU

Estados Unidos, Israel y Ucrania se quedan solos en Naciones Unidas apoyando el bloqueo contra Cuba

El voto en contra de ambos países y la abstención ucraniana se enfrentan a una abrumadora mayoría favorable a levantar el bloqueo en su trigésima votación 


El jueves 2 de noviembre la Asamblea General de Naciones Unidas ha votado la resolución sobre la «Necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba», que se ha resuelto con una abrumadora mayoría de 187 votos a favor, y solo dos en contra, los de Estados Unidos e Israel, así como una simbólica abstención, la de Ucrania.

De esta forma, se aprobó por trigesimo primera vez la resolución que pide a Estados Unidos acabar con el bloqueo, una solicitud compartida por toda la comunidad internacional. «El bloqueo es un acto de guerra económica en tiempos de paz, dirigido a anular la capacidad del gobierno para atender las necesidades de la población, crear una situación de ingobernabilidad y destruir el orden constitucional», en palabras del canciller cubano, Bruno Rodríguez, en la tribuna.

La resolución votada reitera el principio de la «igualdad de los Estados, la no intervención y la no injerencia en asuntos internos y la libertad de comercio y navegación internacional» y manifiesta en el texto «su preocupación sobre la promulgación y la aplicación continuadas» de leyes como la estadounidense Helms-Burton (vigente desde 1996), que tiene efectos extraterritoriales para personas y empresas que hagan negocios con Cuba.

El 80% de la población cubana ya nació bajo el bloqueo impuesto por Kennedy, que cumple 61 años en 2023

Esta votación deja claro la firme alianza de Estados Unidos e Israel en asuntos clave de su política internacional durante las últimas décadas, así como lo que muchos han dado en definir como el papel subalterno que Ucrania juega, dependiente de Estados Unidos en sus posicionamientos internacionales. Esta es la segunda abstención del país en la que se coloca del lado norteamericano, tras su sonada abstención del pasado viernes en la Asamblea extraordinaria donde se votaba una tregua humanitaria en Gaza para proteger a la población civil. Con su dependencia de Washington, Ucrania parece ponerse de perfil ante violaciones de Derechos Humanos muy similares a las que sufre su propio país en su guerra con Rusia. En esta ocasión, como recordaba el exdiputado Pedro Honrubia: «Cuba fue el único país que nunca dejó tirada a Ucrania tras la tragedia de Chernobyl. Puso su sistema de salud al servicio de los niños y niñ Las de Ucrania de varias generaciones que sufrieron las consecuencias de aquel desastre. Hasta en los tiempos más duros de los 90, Cuba no abandonó su solidaridad con ellos y ellas.»

Año tras año desde 1992, el máximo órgano de deliberación de las Naciones Unidas ha solicitado a Estados Unidos que levante las sanciones a la isla caribeña sin éxito hasta la fecha. De hecho, la administración Biden ha mantenido sin cambios las posiciones heredadas de la legislatura de Trump sobre Cuba, tras los tímidos intentos de deshielo durante los años de gobierno de Barack Obama. Las consecuencias económicas del mismo se calculan en la pérdida de 159.000 millones de dólares según calcula el gobierno cubano, un lastre que año tras año arrastra el PIB de Cuba, donde el 80% de su población ya nació bajo el bloqueo impuesto por Kennedy, que cumple 61 años en 2023.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística