Pancarta en una manifestación a favor de Palestina, Barcelona — Lorena Sopena / Europa Press / ContactoPhoto

Eurovisión: artistas de diferentes países presionan para que Israel no participe en el festival

Numerosos cantantes de Finlandia, Suecia e Islandia han firmado peticiones para que Israel no participe por el genocidio de Gaza, al igual que hicieron con Rusia por la guerra con Ucrania


La presión sobre la participación de Israel en Eurovisión cada vez es mayor. Los últimos en sumarse al boicot a Israel en el festival han sido cantantes de Finlandia, Suecia e Islandia, quienes han recogido firmas para exigir que no participe.

Más concretamente, en Suecia, país que acoge la edición de este año, miles de cantantes han firmado una carta abierta en la que reclaman que Israel sea vetado del festival de Eurovisión. Según informa Público, en el comunicado que fue publicado en el diario Aftonbladet, los músicos denuncian que Eurovisión “trivializa las violaciones del derecho internacional y vuelve invisible el sufrimiento de las víctimas”. Entre los que han firmado esta carta se encuentran la cantante Robyn, el grupo Fever Ray y anteriores representantes de Suecia en Eurovisión como Eric Saade y Malena Ernman.

En Finlandia e Islandia también han sido varios los artistas que han pedido a sus gobiernos que insten a la UER (Unión Europea de Radiodifusión) para que expulse a Israel. Cabe destacar que, en el caso de Islandia, sus representantes ya fueron sancionados por mostrar una bandera de palestina durante los resultados de las votaciones, precisamente en la edición que se llevó a cabo en Tel Aviv.

El argumento que sostienen todos estos artistas para exigir este veto es que hace tan solo dos años, en 2022, la UER vetó a Rusia del certamen tras el inicio de la guerra con Ucrania. Sin embargo, pese a los ataques de Israel sobre la población en Gaza, con más de 27.000 palestinos asesinados, la organización del festival ha decidido no expulsarlo de la competición.

Eurovisión es un gran escaparate al mundo, siendo uno de los mayores espectáculos televisivos cuyas actuaciones son vistas hasta por 100 millones de espectadores. A pesar de esta exposición, la UER ha insistido en que Eurovisión es un evento “apolítico”, una justificación que entra en contradicción con el veto a Rusia, pero no a Israel.

Pero los músicos no son los únicos que han pedido la expulsión de Israel de Eurovisión. A esta demanda se suman otros rostros mediáticos y políticos.

En España, la propia presentadora del Benidorm Fest —festival que elige el representante del país en Eurovisión— Inés Hernand, ya dejó clara su posición: “Condeno los ataques de Israel a la población gazatí”, sentenció la presentadora. Otras voces del periodismo como Miquel Ramos, Maruja Torres o Rosa María Artal llamaban al boicot a Eurovisión a través de sus redes sociales por la participación de Israel.

En el ámbito político, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, también ha exigido el veto a Israel del festival. “Israel no puede seguir lavando su imagen a nivel internacional mientras comete un genocidio en Palestina. Hoy, junto a varios europarlamentarios, pedimos excluir a Israel del Festival de Eurovisión. Los organismos públicos europeos no pueden seguir maquillando la barbarie” ha dicho en X la líder de la formación morada.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

Opinión