Diario Red
Menu
Menu
Diario Red
Free Julian Assange

Joao Daniel Pereira / Zuma Press / ContactoPhoto

La Justicia británica frena la extradición de Assange y pide garantías a EEUU por el riesgo de aplicar la pena de muerte

La esposa del fundador de Wikileaks critica el dictamen y reclama el archivo completo de los cargos


El Tribunal Superior de Londres ha abierto este martes una nueva vía para que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, pueda tener una nueva revisión completa de su potencial extradición a Estados Unidos, a la espera no obstante de una serie de garantías requeridas a las autoridades estadounidenses.

Los dos jueces han entendido que los argumentos presentados por los abogados de Assange tenían fundamento, por lo que han anunciado una futura vista el 20 de mayo si antes Estados Unidos no puede acreditar una serie de requisitos, como que el acusado no será condenado a la pena de muerte o que se respetará la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, que consagra la libertad de prensa, informa la BBC.

Assange recibe un balón de oxígeno parcial, en la medida en que un rechazo frontal a sus argumentos tras las vistas de febrero en el Tribunal Superior ya habrían implicado dar por bueno el aval político a la extradición. En este caso, al fundador de Wikileaks sólo le quedaría dirigirse al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

El Gobierno de Reino Unido dio luz verde al traslado en junio de 2022, pero Assange, que llegó a permanecer cerca de siete años refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, ha tratado de bloquearlo por todas las vías posibles. Sobre él pesan cargos por violar la Ley de Espionaje estadounidense y se arriesga a una condena de hasta 175 años de cárcel por la filtración de miles de documentos secretos.

No es un perseguido político

En las vistas, los abogados del fundador de Wikileaks pusieron en duda que pudiese recibir un juicio justo en Estados Unidos y reivindicaron que en este proceso están en juego libertades fundamentales, ya que las actuaciones de Assange entrarían dentro del ámbito del periodismo y merecerían especial protección.

Asimismo, alegaron que a su cliente se le imputaban «delitos políticos» y que, por tanto, en su caso no era aplicable el tratado de extradición entre Estados Unidos y Reino Unido. Los jueces, sin embargo, han rechazado en su dictamen de este martes que el procesamiento derive de la expresión de opiniones políticas.

Para la parte estadounidense, se trata de hechos de especial gravedad y durante las vistas hicieron hincapié en las «profundas consecuencias» de las filtraciones, especialmente para las fuentes que aparecían identificadas en los documentos publicados por Wikileaks y relativos a situaciones de conflicto.

La esposa pide archivo del «vergonzozo caso»

La mujer del fundador de Wikileaks, Stella Assange, se ha confesado «espantada» por el dictamen de este martes, ya que a su juicio da pie a que todo se resuelva con una «intervención política» de Estados Unidos. Por eso, y dado que mantiene que su marido es «un preso político», ha emplazado a la Administración de Joe Biden a sustituir las garantías requeridas por el archivo de este «vergonzoso» caso.

Para Amnistía Internacional, la decisión del Tribunal Superior «deja a Julian Assange y a todos los defensores de la libertad de prensa en el limbo», aunque el asesor legal Simon Crowther ha prometido en un comunicado que «la lucha continúa». Por este motivo, también ha pedido a Estados Unidos que renuncie a la «segunda oportunidad» brindada por la Justicia británica y retire todos los cargos.

«Aunque Estados Unidos ya ha asegurado supuestamente a Reino Unido que no violará los derechos de Assange, sabemos por otros casos que estas ‘garantías’ tienen múltiples defectos y que los compromisos diplomáticos anunciados hasta ahora en este caso están plagados de vacíos legales», ha advertido.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Puede haber un gobierno sin el PNV en Euskadi?

    La receta para conseguirlo ya la conocemos: resistir la violencia política y mediática y obligar al PSOE a aceptar la correlación de fuerzas parlamentaria emanada de las urnas. De momento, solamente los morados lo están diciendo