Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

UNRWA — Twitter (X)

La UNRWA advierte: la entrada de ayuda por mar es insuficiente, lenta y costosa

Una nota de prensa emitida el viernes por la agencia considera que la ayuda a Gaza por vía aérea o marítima no es alternativa a la terrestre, bloqueada por Israel


Este sábado concluía la entrega del primer lote de ayuda humanitaria en Gaza brindada por dos ONGs, Open Arms y World Central Kitchen. Ambas organizaciones han accedido a través de un improvisado corredor marítimo construido por Israel en la costa gazatí para entregar allí 200 toneladas de alimentos destinados a la población civil víctima del genocidio israelí. La ayuda se ha distribuido bajo la atenta mirada del ejército de Israel, que ocupaba la plaza de la ciudad de Gaza desde el espigón provisional que han fabricado para supervisar el acceso de los barcos. De este modo, Israel, que bloquea la ayuda de camiones por vía terrestre, se ha convertido, en un retorcido giro de los acontecimientos, en el supervisor del acceso de estos paquetes de arroz, legumbres o cereales que llegan desde el mar. Así lo apuntaba Raquel Martí, Directora Ejecutiva de UNRWA.

Pero la misión, que ha obtenido el aplauso unánime de los medios y autoridades en occidente, revela una realidad más allá de simbólico envío, ya que la cantidad estimada de ayuda que necesitaría Gaza es muy superior a la que han brindado ambas ONG y un corredor marítimo dificulta su acceso y distribución. Por otro lado, la ayuda aérea -de la que presumía hace poco Emmanuel Macron en sus redes sociales- tampoco es una alternativa real para distribuir alimentos al medio millón de personas que en la práctica ya sufren hambruna según la ONU. Es más: los repartos de ayuda aérea han causado la muerte de varias personas, mientras que la escasez de entregas por carretera han convertido los repartos en momentos de altísimo riesgo por la alta concentración de personas, que Israel a menudo aprovecha para atacar. Sin ir más lejos, el pasado viernes se producía una nueva masacre en un ataque previo a un reparto de ayuda humanitaria donde al menos 20 gazatíes fallecieron y alrededor de 155 resultaron heridos en un ataque aéreo israelí.

Ante la situación actual, la UNRWA, perseguida y criminalizada por Israel, ha emitido un comunicado en el que exigen el acceso de camiones por tierra: «actores humanitarios han declarado que las entregas por mar y aire son mucho más costosas e ineficientes que enviar camiones por tierra para hacer llegar las enormes cantidades de ayuda que necesita la gente».

Asimismo la agencia señala que “Se necesita la voluntad política para permitir la entrada diaria y a escala de convoyes con ayuda humanitaria por los cruces. Las entregas aéreas podrían ser una ayuda adicional pero no van a paliar la situación”, afirmaba Philippe Lazzarini, Comisionado General de UNRWA.

«Se necesita la voluntad política para permitir la entrada diaria y a escala de convoyes con ayuda humanitaria por los cruces. Las entregas aéreas podrían ser una ayuda adicional pero no van a paliar la situación»

La UNRWA señala que durante los primeros 11 días de marzo, un promedio de 169 camiones de ayuda por día cruzaron a la franja de Gaza. «Esto sigue estando muy por debajo de la capacidad operativa de ambos cruces y del objetivo de 500 camiones por día, con importantes dificultades tanto en Karem Abu Salem (Kerem Shalom) como en Rafah».

En ocasiones, afirma la agencia, los camiones de UNRWA han tenido dificultades para entrar en la Franja debido a las limitaciones de seguridad y a los cierres temporales en ambos cruces, encontrando también dificultades para la descarga de suministros por motivos de seguridad. De hecho, varios policías palestinos han sido asesinados en ataques aéreos israelíes cerca de los cruces a principios de febrero.

El bloqueo que denuncia la UNRWA queda retratado en las imágenes de camiones esperando a entrar en la Franja llenos de comida y recursos vitales, algo que pudo comprobar directamente Diario Red durante la misión de varios europarlamentarios de la izquierda europea a la fontera gazatí. «Se estima que los camiones transportan alrededor de 20 toneladas de ayuda cada uno, suficiente para alimentar a más de dos millones de personas en el enclave asediado. La hambruna esta siendo inducida por Israel».

Queda abierta ahora la incógnita sobre el corredor marítimo abierto para la misión de Open Arms y el chef José Andrés, en suelo gazatí pero bajo control israelí.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Estados Unidos avala una matanza en Rafah

    EEUU parece haber dado su OK a una matanza en el superpoblado enclave de Rafah a cambio de que Netanyahu no responda a un ataque de Irán que no mató a nadie y que fue la respuesta a un atentado ordenado por el propio Netanyahu que asesinó a siete iraníes (o eso parecía hasta ayer)