Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Joe Biden, Donald Trump — La Nacion / Zuma Press / ContactoPhoto

Las últimas declaraciones de Trump que le pueden dar un pequeño empujón a Biden

Las palabras de Trump sobre la OTAN han desviado el foco sobre Biden, de quien se ha cuestionado su capacidad mental para ser reelegido como presidente


A veces en política los fallos comunicativos de un candidato puede ser un empujón de gran ayuda para otro. Este puede ser el caso de Trump y Biden.

Durante su mitin de campaña en Conway (Carolina del Sur), Trump realizó unas polémicas declaraciones, ya que aseguró que no protegería a los aliados de la OTAN que no invirtiesen lo suficiente. Pero el magnate fue más allá y prometió que “alentaría” a Rusia a “hacer lo que demonios quiera” con los miembros que no aportaran lo necesario.

Estas declaraciones han sido objeto de numerosas críticas justo cuando se cumplen dos años de la invasión rusa sobre Ucrania. Una situación que puede ser aprovechada por el actual presidente, Joe Biden.

Y es que si bien en las últimas semanas la edad de Biden ha estado en el foco, sobre todo después del demoledor informe en el que el fiscal lo describe como un anciano bienintencionado pero con problemas de memoria, las palabras de Trump le pueden servir para desviar la atención sobre si está en sus facultades plenas o no para gobernar.

De hecho, Biden aprovechó estas declaraciones y arremetió contra Trump. “Ningún otro presidente en la historia ha claudicado de esta manera ante un dictador ruso. Déjenme decir esto lo más claro posible. Yo nunca haré algo así. Por el amor de Dios, es estúpido, vergonzoso, peligroso e indigno de un estadounidense”, dijo desde la Casa Blanca, donde aspira estar cuatro años más.

Alex Conant, un estratega que trabajó en la campaña presidencial de Marco Rubio, uno de los candidatos republicanos que se enfrentó a Trump en 2016, ha dicho para The New York Times que “como dice el dicho, el enemigo de tu enemigo es tu amigo”, en referencia a Trump y Biden. Conant afirma al medio estadounidense que “como Trump es su propio peor enemigo, podría decirse que es el mejor amigo de Biden”.

No hay que olvidar que el público también cree que Trump es mayor. Un reciente sondeo de ABC News/Ipsos apuntaba que hasta el 59% de los encuestados creían que tanto Joe Biden, de 81 años, como Donald Trump, de 77 años, son demasiado mayores, y solo el 27% piensa que únicamente Biden es demasiado mayor.

Así pues, la visión que el público puede tener es que Biden es mayor y tiene mala memoria, pero Trump también lo es y además puede llegar a realizar declaraciones y promesas que desestabilicen el panorama político, tanto a nivel nacional como internacional, tal y como ha demostrado esta vez respecto a la OTAN.

Además de Biden, la otra candidata republicana para las presidenciales, Nikki Haley, también ha querido aprovechar estas controvertidas palabras del magnate sobre la OTAN, las cuales ha calificado como “escalofriantes”.

“Cuando escuchas a Donald Trump decir en Carolina del Sur hace una semana que alentaría a Putin a invadir a nuestros aliados si no estuvieran poniendo de su parte, eso es escalofriante porque todo lo que hizo en ese momento fue dar poder a Putin”, aseguró en la cadena ABC.

Además, Haley acusó a Trump de “ponerse del lado de un tipo que mata a sus oponentes políticos” y que “detiene a periodistas estadounidenses y los retiene como rehenes”.

Si bien la agresiva estrategia de Trump le está haciendo liderar encuestas, también puede que declaraciones como estas jueguen a favor de sus contrincantes políticos, especialmente de Biden. Con una baja popularidad, el equipo del actual presidente utilizará cada polémica de Trump para poder arremeter contra él y ganar posiciones de cara a las elecciones de noviembre.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • «Estamos en unos costes de defensa que son bajos»

    Es mentira que España presente un gasto militar bajo con respecto a otros países. Es una afirmación falaz basada en que la mayor parte del gasto militar en España es opaco. Pero este no es el único problema que tienen las palabras de Mónica García